Los 10 mandamientos para no ser impuntual

Llegar tarde a las citas da el mensaje a las personas de que no te tomas las cosas en serio y que eres poco organizado.

Por
Nota original publicada en Premo

Ser impuntual al hacer negocios y en los compromisos en general es mal visto, pues dice que no te tomas las cosas en serio y que eres poco organizado. Asimismo tiene que ver con el respeto que tienes por el tiempo de los demás.  

Depositphotos.com

Los mexicanos tienen fama de ser impuntuales. Una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica indica que el 60% de los encuestados afirmó ser impuntuales. Pero a la vez el 44.6% está dispuesto a esperar hasta media hora a alguien cuando está retrasado.

Y este hay quienes creen que el tiempo es oro, y que la pérdida de éste implica la perdida de dinero. Jeff Conte de la Universidad de San Diego realizó en el 2003 un estudio en el que determinó que hay dos tipos de personas, aquellas que tienen una percepción casi exacta del tiempo, mientras que hay otra que perciben más lentamente el tiempo, esto los hace ser impuntual.

Sin embargo, lo anterior no es un pretexto para llegar tarde. Si eres de las personas cuya percepción del tiempo es más lenta. A continuación te presentamos el decálogo para comenzar a llegar a tiempo a tus citas de negocios y al resto de tus compromisos.

  1. Reconocer que tienes un problema de puntualidad y trabaja al respecto.
  2. Identificar las razones de tu impuntualidad y contrarresta
  3. Utilizar un reloj, aunque suene algo simplista te permitirá saber con exactitud la hora que es y tomar previsiones para llegar a tus compromisos con tiempo.
  4. Agendar solo el número de compromisos que puedas atender. No satures tu agenda con muchos compromisos, esto te ayudará a no ser impuntual, primero porque quizá en alguno de ellos te tome más tiempo del que has planificado y segundo porque al final del día estarás agotado tanto física como mentalmente.
  5. Agendar los compromisos de negocio temprano. Un consejo es iniciar el día con aquellas cuestiones más complejas para ir liberando tu agenda hacia otros compromisos menos importantes.
  6. Planear un día antes la ruta para ir a tu compromiso, esto te permitirá saber con más exactitud el tiempo que te tomará el traslado. Considera 10 minutos más por cualquier contratiempo.
  7. Preparar todo lo que vayas a necesitar para tu reunión un día antes, esto es vestuario, material y documentos.
  8. Si ya vas tarde, comunícate con la persona con la que tendrás el compromiso, para disculparte por la demora e indicar el tiempo de retraso.
  9. Procurar llegar 10 minutos antes a tus compromisos y reuniones.
  10. Utilizar una alarma que te indique que debes salir a tu reunión.

Ser puntal es una cosa de principios y es un reflejo de lo que somos y de lo que nos parece importante o no. Así que la siguiente vez que vayas tarde recuerda que ese gran negocio que estás planeando puede verse arruinado por no llegar a tiempo.

Ingresa Ahora