Los mexicanos que encontraron la fórmula para emprender desde la cárcel

Dentro del penal de Puente Grande, Jalisco, Jorge Cueto – Felgueroso ideó un proyecto que combina el arte de los tatuajes con la moda y, además, transforma vidas. Hoy genera más de 200 empleos y suma 12 tiendas en México y Europa.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Jorge Cueto-Felgueroso vivió preso durante 11 meses en el penal de Puente Grande, Jalisco, entre 2012 y 2013, mientras se aclaraba un caso de demanda por fraude hacia la empresa para la que dejó de laborar tres años atrás.

Su paso por el reclusorio no fue en vano: mientras se investigaba su situación, ideó una manera de ocuparse y a la vez incentivar a sus compañeros a aprovechar sus notorios dotes artísticos.

Jorge no es artista, sino actuario de profesión por la Universidad Anáhuac. Sin embargo, dentro de esa cárcel en la que viven 12,000 presos notó que el tatuaje es una de las actividades con las que mejor se expresan los reclusos. Jorge pidió autorización para ingresar pinturas y materiales, provenientes de su fábrica de pinturas, con el fin de mantenerlos ocupados, lejos de riñas y drogas.

Jorge se apoyó del taller de artesanías dentro del penal para iniciar con un proyecto de tatuaje o cincelado en cuero para crear bolsas y accesorios a cambio de una remuneración económica, que podía llegar hasta los 4,000 pesos al mes. La regla era que el preso entregara el 50% a sus familiares y el restante, que era necesario dentro de la cárcel, no fuera usado para estupefacientes.

Este pago provenía de los ingresos de la fábrica de pinturas, ya que hasta ese momento todos los bolsos terminados permanecían bajo resguardo de Lizbeth Romero, mano derecha de Jorge fuera del penal.

Al declararse su inocencia, Jorge se comprometió con los entonces 30 colaboradores del proyecto a continuar con la labor. A su salida, Jorge tenía más de 700 bolsas que los presos habían elaborado mientras estuvo dentro, así que tomó la decisión de crear un proyecto que enalteciera el trabajo de sus excompañeros.

El verdadero cambio

Tan sólo dos meses después de su liberación Jorge vendió la fábrica de pinturas. Con una inversión de tres millones de pesos, nació en agosto de 2013 la Fundación Proyecto Arte Carcelario y la marca Prison Art, bajo la que se comercializarían las bolsas con los tatuajes en cuero en tiendas exclusivas tipo boutique.

Para lograrlo debían perfeccionar tanto la confección de los bolsos como los diseños, así que periódicamente imparte cursos dentro de los penales para que artistas especializados les enseñen diversas técnicas de pintura como Pop Art o Realismo, y de esta forma tatúen con un nivel profesional y mejoren sus técnicas.

Actualmente trabajan con siete centros penitenciarios del país, alrededor de 200 presos forman parte del programa al interior de las cárceles, así como 34 liberados que continuaron en los talleres externos de Prison Art, de los cuales 27 son mujeres y siete son hombres, además de 34 empleados administrativos.

Con esta iniciativa se busca reducir el nivel de delincuencia en México, fomentando que hombres y mujeres dentro y fuera de las cárceles encuentren en el arte un camino para reintegrarse a la sociedad.

De acuerdo con Jorge, este proyecto no sólo trae beneficios económicos para los presos, sino que además fortalece su autoestima al saber que su diseño fue elegido por alguien y que además pagó por él, o que su tatuaje está en algún exhibidor de una tienda exclusiva. El emprendedor asegura que “cuando una persona sube su autoestima deja de lastimarse a sí mismo y deja de lastimar a los demás y ese es el verdadero cambio”

Al día de hoy Prison Art tiene nueve tiendas en México, ubicadas en zonas comerciales de alto poder adquisitivo: en Playa del Carmen, Cancún, la Ciudad de México y San Miguel de Allende. A nivel internacional, tienen tres tiendas en Ibiza, Barcelona y Berlín, ya que detectaron —de acuerdo a las visitas de su sitio web— que el arte mexicano y esta labor social son de alto valor en Europa. También cuentan una tienda en línea y distribuidores independientes en Canadá, Suiza y Polonia.

El precio de los productos al público oscila entre 3,000 y 15,000 pesos, cada pieza es única y tatuada a mano directamente en cuero. De este precio, el 25% va directamente al programa social, 45% para materia prima y costos de operación, y el 30% restante corresponde al margen de utilidad para abrir nuevas tiendas y emplear a más reclusos, ya que, asegura Jorge, existe lista de espera.

Los trabajadores reciben su paga por los diseños que elaboran cada mes, aún si la bolsa no se vende o no se fabrica, ya que es parte de la labor de la fundación. Actualmente tienen un stock almacenado de 10,000 tatuajes terminados en cuero a la espera de su confección, los cuales ya fueron pagados a los presos.

Durante 2017 Prison Art vendió 33 millones de pesos, equivalentes a aproximadamente 3,000 productos.

200 presos forman parte del proyecto de reinserción de Prison Art al interior de las cárceles / Foto: Cortesía Prison Art

Fórmula contra el delito 

Jorge Cueto-Felgueroso comparte que en México cerca del 90% de las empresas solicitan una carta de antecedentes no penales para contratar, orillando a los liberados a delinquir de nuevo ante la falta de oportunidades. “En el mejor de los casos vuelven a cometer los mismos delitos, pero lo más probable es que se involucren con los grupos de crimen organizado con los que convivieron dentro del penal.”

De acuerdo al Octavo Censo de los Sistemas Penitenciarios Nacionales, sólo en 2016 egresaron de las cárceles cerca de 140,000 personas, que, de acuerdo con Jorge, “no son reinsertados a la sociedad realmente porque se genera una estigmatización y un rechazo que evita que consigan un empleo formal”. La intención de Prison Art es evitar que las personas sean captadas por grupos criminales y vuelvan a ser productivos.

Jorge asegura que una persona que está en proceso delictivo puede delinquir dos veces al día. “Si nosotros llegamos a tener 1,000 personas para los próximos cinco años representaría 2,000 delitos menos al día y casi un millón de delitos menos al año.”

Participar por el Premio Entrepreneur representó para Jorge “una experiencia enriquecedora desde el primer contacto con otros emprendedores. Aquí reconoces que no sólo tu forma de hacer las cosas es la correcta y hay muchas cosas para mejorar”.

Este concurso permitió que el fundador de Prison Art descubriera nuevas oportunidades de hacer crecer su negocio por medio de sinergias, ya que “existen otras empresas que tienen la intención de ayudar y con quienes se puede trabajar en conjunto”.

Otro de los beneficios fue la promoción. “Para nosotros es imposible pagar publicidad, y por medio Facebook y Entrepreneur pudimos dar a conocer nuestra labor a miles de personas.”

Entre los planes a futuro de Prison Art está la apertura de más puntos de venta para lograr que el programa tenga una mayor penetración social. Su plan de expansión para los próximos dos años consiste en abrir unidades propias en Estados Unidos, así como el desarrollo de un modelo de franquicias para Rusia, Alemania, Checoslovaquia, Austria y Canadá.

Para convertirse en una empresa trasnacional, Jorge reconoce que necesitan ayuda, así que está en busca de inversionistas y fondos para que además de sumar capital, ayuden a esta labor con alto potencial de crecimiento, de forma estructural. Para que ningún preso vuelva a delinquir. Para que nunca más regrese a una carcel.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur