Elon Musk es atrevido e innovador. Pero, ¿deberías ser como él?

Dos expertos en negocios comentan por qué Musk es (y no es) un ejemplo a seguir.
Elon Musk es atrevido e innovador. Pero, ¿deberías ser como él?
Crédito: Art Streiber
Entrepreneur Staff
5 min read

La crisis en la empresa automotriz eléctrica Tesla es una muy publicitada: está atrasada en la producción, sus ejecutivos están abandonando el barco y está envuelta en una investigación de las autoridades financieras de Estados Unidos. Su fundador Elon Musk también a menudo parece ser un desastre, publicando cada vez mensajes más erráticos en Twitter y saltando de una crisis de relaciones públicas a otra. Pero en 2018, su compañía SpaceX lanzó un cohete gigante y luego reservó al primer pasajero comercial para un viaje alrededor de la Luna; su firma tecnológica Hyperloop consiguió un contrato con la ciudad de Chicago y su compañía Gigafactory alcanzó nuevos avances en baterías.

Entonces, ¿Musk es o no es un modelo a seguir? Dos expertos nos dieron su punto de vista.  

¡Él es una inspiración!

Por Leonard Sherman, profesor de negocios de la Universidad de Columbia

Los emprendedores son soñadores: para tener éxito a pesar de los muchos obstáculos que enfrentan no solo deben tener una visión única, sino que también deben dedicarse sin descanso a ella. Esto es lo que hace que Musk valga la pena seguir como modelo. Sí, a veces puede ser autodestructivo, ególatra y quijotesco, pero también está en el panteón de los más grandes innovadores de todos los tiempos. Ojalá todos fuéramos tan audaces.

Steve Jobs, otro genio imperfecto, bien podría haber estado escribiendo sobre Musk cuando escribió el guion de la voz en off del icónico programa de televisión Think Different que se emitió en 1997. En ese texto se leía: “Aquí están los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los alborotadores". Y su audaz conclusión lo remarca más: "Porque las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo son las que de hecho lo hacen".

Ningún empresario de nuestro tiempo ha mostrado tanta ambición, agallas, tenacidad y pasión para cambiar el mundo como lo ha hecho Musk. Y no lo olvidemos, sus predecesores fueron igualmente desafiantes. Thomas Edison fue expulsado por su maestro de primer grado después de solo tres meses por un comportamiento perturbador y habitualmente confundido. Nikola Tesla fue diagnosticada con trastorno obsesivo compulsivo, manía y esquizofrenia alucinógena. Henry Ford, Leonardo Da Vinci y Albert Einstein fueron diagnosticados póstumamente con déficit de atención e hiperactividad. No pretendo romantizar la enfermedad mental; en cambio, estoy señalando cómo las personas han tenido éxito a pesar de ello.

Más allá del indiscutible genio y la agilidad de Musk, se necesita una gran dosis de arrogancia para dedicar la vida a tecnologías pioneras que promueven la sostenibilidad de la Tierra, al mismo tiempo que se crea una escotilla de escape intergaláctica si colectivamente no salvamos el planeta. En consonancia con la ambición impresionante de su búsqueda, Musk ciertamente ha sufrido muchos contratiempos personales y técnicos en el camino. Pero a pesar de todo, los emprendedores deben recordar las palabras de Steve Jobs: el emprendimiento audaz y atrevido es desordenado. Es complejo, pero los locos van a hacer la diferencia.

¡Es un cuento de advertencia!

Por Peter Cohan, profesor de estrategia del Babson College

Las lecciones que los emprendedores deberían aprender de Elon Musk son claras: concede la máxima prioridad a lo que es mejor para los clientes, empleados, socios e inversionistas de tu empresa. Para hacer eso, debes mirar tus fortalezas y debilidades objetivamente. Si no eres bueno en una capacidad que es fundamental para lograr lo que los interesados ​​esperan, ahora y en el futuro, debes asociarse con un ejecutivo que si lo sea.

Pese a toda la ambición y los logros de Musk, parece que no puede o no está dispuesto a hacer esto. Él es un visionario del producto que no debe ser CEO de una empresa pública. Dado su control de la junta de Tesla, parece que no dejará el trabajo, pero si la junta fuera independiente, ya lo hubiera sacado.  

Para su crédito, Musk ha podido diseñar, construir y entregar algunos vehículos eléctricos de aspecto elegante y lo que parecen ser cohetes reutilizables muy efectivos. Pero Tesla necesita un adulto, alguien como el exejecutivo de Boeing y CEO de Ford, Alan Mulally, para asumir el cargo de CEO. Y Musk necesita aceptar lo que es bueno para su producto y visión. Sus compañías, sus empleados y todos los que se beneficien de sus inventos estarían mejor si Musk pudiera aceptar sus propias limitaciones.

Si tú eres es excelente en ventas y gestión de personal, debes asociarte con un ejecutivo que sea buenísimo en innovación de productos y viceversa. Si eres bueno para crear un producto y conquistar los primeros clientes para una empresa, pero no tienes la paciencia o el interés de crear una organización que pueda ofrecer excelencia en repetidas ocasiones a medida que crece, debes reemplazarte con un CEO que sí pueda. Así es como debe de ser el emprendimiento audaz: no se trata de asumir cada carga uno solo, sino q de maximizar el valor de todo, incluido tu mismo.
 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur