¿Quieres modernizarte? Conoce 9 formas de reconectar tu cerebro para ser creativo

La creatividad es como la fuerza, entre más la ejercites más tienes.
¿Quieres modernizarte? Conoce 9 formas de reconectar tu cerebro para ser creativo
Crédito: Kris Chin vía Unsplash
VIP Contributor
Serial Entrepreneur
10 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La creatividad no es necesariamente una cualidad con la que naces, sino una característica que puede pulirse a través de buenos hábitos. Con la práctica correcta y algo de perseverancia puedes reconectar tu cerebro para sacarle el mayor provecho a tu habilidad inherente para generar ideas originales.

La mejor forma de construir una mente creativa es a través de la práctica. Elige tus aventuras creativas favoritas y hazlas de manera regular, si puedes incluso diario. Entre más ejercites tu músculo creativo más fácil le será a tu mente innovar de manera natural. Estudios recientes muestran que las prácticas creativas reducen el estrés y mejorar la habilidad para resolver problemas.

Empieza a reconectar tu cerebro con estos 9 hábitos que cambiarán tu vida y pronto estarás inundado de ideas creativas e innovadoras.

1. Observación consciente

Nuestra habilidad para crear empieza con observar el mundo que nos rodea. La forma en la que percibimos nuestro entorno alimenta nuestra creatividad. Esto empieza por hacer una observación consciente o por notar y apreciar los detalles de lo que tienes alrededor.

Al mejorar tus habilidades de observación despertarás tu energía creativa y descubrirás diferentes tonalidades y detalles que no habías notado antes. Esto abrirá tu mente a nuevas posibilidades y te ayudará a construir un repertorio de experiencias que puedan dar como resultado un proceso innovador. Ser observador implica prestar atención al mundo que te rodea.

Es fácil sentirte abrumado por la cantidad de información visual que tenemos alrededor. Empieza por enfocarte en áreas en las que quieras hacer mejoras. El mundo está lleno de patrones y conexiones interesantes. Intenta encontrar las relaciones entre las cosas. Busca lo que hace que algo se una y la forma en la que la gente y las cosas interactúan. Estas conexiones pueden ser el combustible perfecto para las ideas y pueden desencadenar tu proceso creativo.

2. Cambia tu entorno

Tu ordinario entorno puede estar matando tu inspiración. Un truco sencillo para reavivar tu creatividad es intentar cambiar lo que te rodea. En ocasiones una atmósfera animada puede ser la diferencia, así que intenta irte a trabajar a un restaurante, a un café o a un parque durante un tiempo.

Además arregla tu espacio de trabajo de forma que incentive tus procesos creativos. Esto estará altamente basado en tus preferencias, pero asegúrate de tener un espacio especial en el que puedas crear y sólo crear, ya sea en casa o en la oficina.

Haz que tu espacio sea cómodo, asegurándote de que tu escritorio y tu silla tienen la altura correcta y están bien apoyados. Piensa en los colores que vas a usar para decorar… El azul suele ser bueno para incentivar el pensamiento creativo, pero tú te conoces mejor que nadie. Y piensa en el desorden. Hay gente que cree que el desorden incentiva la creatividad al promover un proceso de pensamiento no convencional, pero hay quien se concentra mejor en un espacio bien ordenado.

3. Da un paseo creativo

Todos sabemos que la vida sedentaria es mala para tu salud, y resulta que el ejercicio es muy bueno para tu pensamiento creativo. El simple hecho de levantarte y salir a caminar mejorará el funcionamiento de tu cerebro y mejorará tu creatividad. Un estudio encontró que las caminatas benefician la lluvia de ideas creativas y mejoran el pensamiento no convencional o divergente.

También puedes convertir ese paseo en una oportunidad para practicar la observación consciente. Observa a las personas en un área concurrida. Toma una nota mental de las cosas que te llamen la atención y haz un boceto rápido cuando llegues a casa. O toma fotos en el camino y crea un collage semanal de las cosas que ves. Intenta dar un paseo pensando en los sonidos, enfocándote en lo que escuchas y en el lugar del que provienen estos sonidos.

4. Recarga tu curiosidad

La creatividad se alimenta de la curiosidad. Nuestra habilidad para preguntarnos cosas, para investigar y buscar respuestas da paso a nuestra creatividad y alimenta nuestros pensamientos innovadores. Pero nuestra sed de conocimiento puede decaer con el tiempo. Dejamos de hacernos preguntas y empezamos a aceptar las cosas como son. Provoca tu imaginación y creatividad haciéndote preguntas.

Empieza por vivir una vida motivada por la curiosidad. ¿Qué te parece interesante? Investígalo, examínalo… Ve a dónde te lleva tu línea de pensamiento. Puede que descubras lo que te motiva en el proceso de descubrimiento. Entre más sepas, más despierta está tu mente y más quieres aprender. Esto abrirá tu mente a nuevas posibilidades que otros simplemente no pueden ver.

5. Intenta el blue sky thinking

El concepto de blue sky thinking significa liberar completamente tu mente y hacer una lluvia de ideas sin limitaciones. Significa ir más allá de las barreras, de los estándares y de lo que hemos construido para nosotros y generar ideas que no estén limitadas por costos, esfuerzo, tiempo, tecnología o recursos. Significa liberarte de ataduras, prejuicios o creencias limitantes. Es una gran forma de encender tu motor creativo y de alimentar los pensamientos innovadores.

Empieza con una pregunta clara sobre un objetivo específico. Recuerda, no hay malas ideas, así que no te preocupes si tienes un pensamiento que pudiera parecer tonto. Esto te da la habilidad de pensar fuera de la caja y de explorar ideas sin desecharlas tan rápido.

La idea es quitarte la carga que representan las ataduras que pueden limitar tu pensamiento, así que ponte creativo, entre más loca la idea, mejor. Cuando termines, analiza las ideas. Puedes desechar las ideas que no son prácticas o las que no estén enfocadas a lograr tu objetivo, pero puede haber pedazos de pensamiento que te ayuden a lograr conceptos pertinentes y alcanzables sobre los que puedes construir a futuro.

6. Incorpora el design thinking en tu proceso creativo

Design thinking es una perspectiva práctica y creativa para la resolución de problemas. Empieza con la empatía, con entender lo que el usuario final quiere, sus deseos y limitaciones. Como el design thinking se enfoca en humanos y en entender las necesidades de las personas, y luego obtener soluciones efectivas para satisfacer esas necesidades, soluciones que pueden ser aplicadas a casi cualquier campo.

El proceso de design thinking consiste de 5 etapas: empatizar, definir, idear, hacer un prototipo y ponerlo a prueba. Es la unión de la creatividad con habilidades de pensamiento crítico. Y requiere de diseñadores para generar cientos de ideas y hacer prototipos con ellas, de forma que se eventualmente se sientan cómodos con el fracaso.

Te obliga a mantener abierta tu mente, a intentar muchas ideas en sus primeras etapas para que no involucres demasiado en una sola. El proceso fomenta la creatividad a través de la investigación. En su núcleo es una forma estructurada y sistemática de resolver problemas.

7. Practica creando

La creatividad es una habilidad y requiere de práctica para refinarla. El acto de crear algo que realmente ponga tu mente en el estado óptimo para ser más creativo. Incluso para la gente más creativa e innovadora, sólo 10 por ciento es talento natural y 90 por ciento es trabajo.

Puedes cultivar tu creatividad retándote a crear algo todos los días, de la forma que más te guste, ya sea escribiendo, dibujando, tomando fotografías, pintando, bailando, cantando o componiendo música. Ve más allá de tu idea original, porque en ocasiones nos enfocamos más en los conceptos que ya conocemos.

No te auto edites, pero date la libertad de ir en diferentes direcciones. Deja que tus ideas fluyan y luego analízalas de manera crítica. La creatividad es un proceso que toma tiempo y esfuerzo.

8. Date tiempo para soñar despierto

Darte tiempo para “desconectarte” y dejar que tu mente divague fomenta la creatividad. Los investigadores han encontrado que soñar despierto puede llevarte a una resolución de problemas creativa. Cuando tu mente divaga entra al terreno de las memorias, las emociones y a pedazos aleatorios de conocimiento almacenado. La clave para usar esta divagación mental de manera efectiva es dirigirla hacia el área en la que necesitas inspiración.

Soñar despierto de manera enfocada requiere que primero investigues y explores el problema que esperas resolver. Tener una base de conocimientos de la que tirar es importante para que tu subconsciente pueda sopesarla. Luego necesitas encontrar la forma de “apagar” esa parte y dejar que tu mente divague libremente.

Pon atención a cualquier idea que se te ocurra y escríbela. Algunas formas de incentivar la divagación o el hecho de soñar despierto incluyen los paseos caminando, bañarte, andar en bicicleta o quedarte quieto contemplando algo durante la noche o la mañana.

9. Ten un portafolio creativo que te inspire

Reflexiona sobre lo que mejor despierta tu ser creativo, ¿qué te ayuda a incentivar esas ideas y pensamientos innovadores? ¿Hay blogs, libros o videos que sacudan tu pensamiento y hagan que las ideas surjan? ¿Hay actividades que te ayuden a relajar tu mente y te ayuden a ver las cosas desde otra perspectiva? Esto podría ir desde escribir un diario o meditar hasta salir a correr.

Construye un portafolio de cosas que te ayuden a entrar en esta energía creativa y que motiven tu pensamiento original. Si disfrutas dibujar, entonces ten un cuaderno a la mano. Si te gusta escribir, ten lista la pluma para que puedas anotar tus pensamientos.

Date tiempo para escribir todos los días. Si la naturaleza te inspira, entonces intenta tener una colección de objetos de la naturaleza, o toma fotos de escenas con las que te topes y que te parezcan estimulantes o interesantes. Acomoda estos objetos en imágenes o en un collage. Lo que sea que encuentres interesante, motivador o inspirador, úsalo para ayudarte a reconectar tu cerebro y a despertar tu creatividad todos los días.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur