4 lecciones de Julio César Chávez para noquear como emprendedor

El gran campeón mexicano del boxeo se ha mantenido en la escena del deporte después de retirarse de los cuadriláteros: dueño de clubes de box, narrador de peleas estelares y precursor de clínicas de rehabilitación. A los 57 años, el púgil tiene nuevos proyectos.
4 lecciones de Julio César Chávez para noquear como emprendedor
Crédito: Ricardo Dorantes
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Julio César Chávez, 57, ahora lanza más autógrafos que golpes.

El gran campeón del boxeo mexicano no oculta que su físico ya no es lo mismo, que la vida vivida al límite pasa factura y que las articulaciones ya no responden igual.

Chávez así lo reconoce durante una breve entrevista en su gimnasio de la Ciudad de México, hasta donde ha llegado el ex pugilista para apoyar el lanzamiento de Mariguanol, una pomada que ayuda para combatir los dolores de padecimientos como la artritis.

La pasión por el boxeo de Julio César no terminó con su retiro. Chávez logró monetizar su experiencia a través de diferentes proyectos, como las academias de box, las cuales suman cinco sedes en diferentes estados de la República.

Aunado a ello, Chávez es un colaborador habitual de las transmisiones boxísticas en la televisión mexicana, lo que representa una de sus principales actividades en la actualidad.

Por si fuera poco, el próximo 20 de noviembre es la fecha elegida para ver de nuevo a Chávez sobre un ring, pues realizará una pelea de exhibición con el también retirado “Travieso” Arce.

Detrás del gran campeón está el Julio César de carne y hueso, un hombre que ha afrontado a sus propios demonios, adicciones, derrotas importantes de la vida, asesinatos en el círculo familiar más cercano y que, sin embargo, todavía conserva el sentido del humor y la sonrisa de niño.

Después de anunciar que el próximo año estará trabajando de lleno en una película sobre su vida, Chávez le dice a Entrepreneur cuáles son las claves que ha llevado del box al emprendimiento y que le han servido para mantenerse con la vitalidad de un campeón:

La disciplina es la clave

Sin importar quién es el rival, el boxeador define las probabilidades de su éxito de acuerdo con la disciplina con la que sigue su entrenamiento, su alimentación y su descanso.

Lo mismo sucede con aquel que está por iniciar un proyecto de emprendimiento: la atención, la preparación y el rigor con el que realiza sus actividades, de lunes a domingo si es necesario, van definiendo las posibilidades de éxito.

No por nada, Julio César terminó su carrera con 107 victorias y sólo 6 derrotas, con seis títulos mundiales y casi 30 defensas de campeonato. Llegar a ello no es fruto de la casualidad, ni siquiera del talento, sino de una disciplina férrea que asegura no sólo llegar a lo más alto, sino saberse mantener ahí por un buen rato.

Saberse levantar

El 17 de marzo de 1990, JC Chávez enfrentaba al prometedor Meldrick Taylor por el título Superligero del CMB. Se trata de una de las mejores exhibiciones en la historia reciente del boxeo.

Taylor dominó durante prácticamente toda la pelea, entre el round 7 y el 10 asestó importantes combinaciones al rostro de Chávez, que parecía responder a una velocidad menor, mucho menos revolucionado que el estadounidense.

La pelea se definió en un épico round 12, cuando todas las tarjetas de los jueces estaban en contra del mexicano. A 15 segundos del final, Chávez estrelló un derechazo en la mandíbula de Taylor. Tras el conteo, con 3 segundos restantes en la pelea, el réferi terminó la pelea con uno de los nocauts más polémicos, emocionantes e imborrables para la afición boxística.

La lección que Chávez dejó hace 29 años es sencilla: no importa si el entorno es complicado, si la situación nos ha llevado a un punto límite y los golpes vienen de todos los frentes, lo mejor es mantenerse cerebral, planear la respuesta y responder con la mejor versión de cada quien.

Para ganar en la vida, véncete a ti primero

Una de las mayores lecciones que ha dado Julio César Chávez sucedió fuera del ring.

El campeón ha reconocido en entrevistas que, tras una pelea de campeonato frente a Héctor “El Macho” Camacho, comenzó a engancharse de lleno con la cocaína. Su personalidad se vio seriamente afectada, se vio rodeado de amistades peligrosas, y terminó en un anexo en donde vivió algunos de los peores momentos de su vida.

Chávez salió con el tiempo de este problema. Hoy cumple 10 años lejos de alcohol y drogas, y no sólo eso, también abrió un par de centros de rehabilitación para acompañar el proceso de los adictos de forma integral y familiar.

El emprendedor debe reconocer que esta posibilidad existe: a veces el mayor rival no está en la competencia o el mercado, sino al interior del proyecto o de uno mismo, y si no se puede vencer, no hay forma de alcanzar el éxito y la plenitud del emprendimiento.

No pierdas de vista el objetivo

¿Cuál era el verdadero sueño de Julio César Chávez cuando empezó su carrera como boxeador?

“Las ganas de ser alguien en la vida, el sueño de lograr algo con base en la educación, el esfuerzo, la perseverancia y el trabajo. Fue algo que tal vez me faltó al final de mi carrera”, evoca el deportista.

Lo que siempre ha movido al boxeador en realidad está más en la mente que en los puños, y lo mismo debe replicarse en cualquier emprendimiento.

No importa el producto o el servicio, el emprendedor debe mantenerse enfocado en los objetivos que pretendió desde el principio, cuando eligió el camino de la independencia, pero tal vez deba sumar nuevos objetivos conforme avanza el proyecto, para no dejarse arrastrar por la monotonía o llevar el proyecto a un estado de confort.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur