10 actitudes tóxicas que impiden tu crecimiento laboral

Te decimos cómo puedes regular estas acciones para evitar dañar a las personas que te rodean y te ayudamos a combatirlas.
10 actitudes tóxicas que impiden tu crecimiento laboral
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Puedes ser un colaborador sumamente experimentado y contar con las aptitudes necesarias para desempeñar un puesto muy importante, sin embargo, si tu comportamiento dentro de la institución es decadente y tus acciones o actitudes con tus compañeros rayan en lo grosero o tóxico podrías estar perdiendo la oportunidad de catapultarte al éxito.

Diversos estudios han demostrado que el estado de ánimo de los colaboradores en las organizaciones puede afectar de manera positiva o negativa su productividad y con ello su posible crecimiento dentro de la empresa, por ejemplo, el estudio Effect of Mood on Workplace Productivity realizado por académicos de la Universidad de Northwestern, reveló que el 68% de las personas con un estado de ánimo positivo presentan una mejor actitud y productividad hacia su trabajo que aquellas  que se muestran negativas.

Por ello, a continuación te mencionaré algunas estrategias a implementar para reducir los conflictos dentro de tu empresa y con tu equipo de trabajo, para que logres un cambio positivo a nivel laboral y por supuesto, personal.

Debes tener en cuenta que todo lo que sucede a nivel cognitivo (ver, oír, sentir, oler y degustar), detona pensamientos que si no son controlados a tiempo pueden desatar emociones para las cuales tal vez no estás preparado, dando como resultado una acción ya sea a través de pensamientos, palabras, hasta acciones que al repetirlas de manera constante definirán tu estilo de vida de manera positiva o negativa.

En esta ocasión nos enfocaremos directamente en 10 acciones tóxicas que puedes regular  para evitar dañar a las personas que te rodean así como la mejor forma de combatirlas:

  1. Matar. Cualquier ser vivo que puede ser desde una planta o insecto.
  2. Robar. Ya sean ideas, objetos y proyectos, etc.
  3. Conducta sexual no adecuada. Dañar a terceras personas por tu comportamiento.
  4. Mentir. Ocultar información, tejer una historia para ocultar tu incomodidad con algo o alguien en la oficina, caer en la exageración de algo para hacerte notar.
  5. Generar chismes. Plática inerte que no nutre ni aporta nada al equipo o que perjudica a alguien del trabajo.
  6. Decir groserías. Ofender a alguien debido al tono o manera en que dices una palabra altisonante aunque tu intención no sea la de lastimar de manera directa a alguien, el simple hecho de causar incomodidad es suficiente para caer en lo tóxico.
  7. Intrigas. Hablar con el fin de dividir al equipo, es decir manipular información para generar un conflicto del cual tú saldrías beneficiado (reconocimiento, posicionamiento, etc).
  8. Codicia. Tiene que ver con la envidia, desear algo que el otro tiene aunque no sea indispensable para ti.
  9. Malicia. Desear que le vaya mal a alguien de tu equipo sin que te haya hecho algo.
  10. Entendimiento equivocado de la realidad.  Creer que todo es permanente, como tu estadía en la empresa, creer que las cosas son sólidas e inherentes y finalmente creer que las cosas son autónomas, es decir que existen por sí solas, cuando en realidad todo está interconectado por las circunstancias y condiciones, por ejemplo, las empresas no serían empresas si no tuvieran a sus colaboradores o líder.

Teniendo en cuenta lo anterior, se debe generar el hábito de observar cuántas veces y en qué momento se comente alguna de estas acciones tóxicas o no virtuosas, con el fin de tomar cartas en el asunto para aminorar los factores de riesgo psicosocial y con ello construir un entorno organizacional favorable, por ello:

  • Recapitula. Al finalizar el día, anota en una libreta las actividades que llevaste a cabo e identifica las emociones aflictivas o negativas que sentiste, estas pueden ser miedo, tristeza, frustración, culpa o celos, así como las emociones que te hicieron sentir feliz, la introspección constante te ayudará a saber qué tipo de situaciones alteran tus sentimientos por lo que será más fácil controlar la situación de manera inteligente. Para lograrlo, el este ebook gratuito te ayudará35 indicadores de acciones negativas a monitorear diariamente
  • Medita. No es necesario salir de la oficina para hacerlo,  algunas técnicas de relajación se pueden llevar a cabo en tu lugar de trabajo: siéntate en la orilla de tu silla, con la espalda recta, cierra los ojos y recuerda algo que te haga sonreír por dentro, observar cómo tu cuerpo respira solo, no tienes que modificar nada, sólo poner atención al respirar, cómo se expande y se contrae el abdomen… al cabo de unos minutos notarás el cambio en tu estado de ánimo.
  • Masaje express. La nuca, el cuello y los hombros son lugares donde más se concentra la tensión, por ello un masaje express puede mejorar el rendimiento, incrementar la motivación y mejorar tu buen humor en menos de 20 minutos.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur