Este emprendedor tiene COVID-19. Así es como lidera su compañía

Eric Yaverbaum está en cama, pero aún puede ofrecer tres cosas a su equipo: transparencia, optimismo y realidad.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A fines de marzo, Eric Yaverbaum estaba corriendo cuando de pronto sintió que su cuerpo colapsaba. "Simplemente me sentí mal", dijo en entrevista con Entrepreneur. “Mi respiración se hizo muy laboriosa. Me dio tos, fatiga extrema, dolores corporales como nunca antes había sentido en mi vida". Fue al hospital, donde una prueba confirmó su condición: tenía COVID-19. Los médicos lo enviaron a casa para ponerlo en cuarentena.

Devan Gallagher

Yaverbaum es el presidente de Ericho Communications en la ciudad de Nueva York, y ahora se enfrenta a una pregunta desafiante: ¿cómo liderar su empresa mientras lucha contra una enfermedad aterradora? Es un cuestionamiento que muchos emprendedores probablemente enfrentarán en los próximos meses, pero Yaverbaum estaba más preparado que la mayoría. Su experiencia es en comunicación de crisis.

En momentos difíciles como este, Yaverbaum cree que los líderes deben intensificar la transparencia, la comunicación abierta y una profunda confianza en su equipo. Mientras se recupera del COVID-19, platiqué con él sobre cómo maneja su compañía durante su enfermedad y lo bueno que puede salir de toda esta agitación.

"Haciendo un cambio de dirección hacia una nueva meta: Descansar y recuperarme. #Día7 de mi participación no planeada en la investigación de anticuerpos. Un largo día a la vez. Quédate en casa. ¡Quédate ahí! De la resiliencia nace la fuerza. Estamos juntos en esto" / Imagen: Cortesía Eric Yaverbaum

Entrepreneur (ENT): ¿Dónde estás ahora mismo?

Eric Yaverbaum (EY): Estoy en la misma cama en la que he estado durante los últimos 11 días. Voy de la cama al baño, y no está tan lejos el baño. Eso es lo que hago todos los días.

ENT: Bueno, tengo que decir que te oyes bien... 

EY: Gracias, pero no creerías lo mal que me veo.  

ENT: ¿Cómo han sido los últimos 11 días para ti?

EY: Me costó mucho respirar por las noches. Literalmente jadeaba para jalar aire. Eso ha mejorado considerablemente. Tengo dolores extremos en el cuerpo. No tengo sentido del gusto. No tengo olfato. Es muy, muy extraño. Literalmente puedes sentir la enfermedad moverse en tu cuerpo. Va de una parte a otra. A veces está en la parte inferior de mi cuerpo. A veces es la parte superior. Los dolores del COVID-19, incluso si has tenido un caso de gripe aguda, hacen que esos dolores parezcan simples crudas juveniles. Puedes sentir esto cuando está en tus pulmones, lo que fue aterrador.

ENT: Tu enfermedad podría haber tenido un gran impacto en tu empresa. ¿Cómo decidiste qué hacer una vez que te diagnosticaron?

EY: Tengo empleados en ambas costas. Me comuniqué de inmediato con transparencia y dejé que toda mi empresa supiera exactamente cómo me sentía. Lo que mi compañía sabe de mí personalmente en los últimos 11 días es significativamente más de lo que jamás creí que debía compartir con mis empleados. Me comuniqué con ellos, con todos los que trabajan para mí, con todas las herramientas que tenía, y lo hice de manera transparente, optimista y realista.

Estamos en medio de algo grande en este momento y no sabemos qué va a pasar mañana. Este es un momento en el que los verdaderos líderes se darán a conocer. Vi el 11 de septiembre por la ventana de mi oficina. Vi puentes, con todos en mi oficina cubriendo nuestras bocas, tratando de procesar lo que estábamos viendo. Estaba a cargo de una organización entonces. Tenía que decidir qué hacer, con cero experiencia. No hay un libro de estrategias o trucos. Nadie te dice qué hacer cuando eso sucede. Es instintivo. Y creo que, en esta crisis, verás aparecer a grandes líderes. Nos ayudarán a todos a dar pasos adelante, que es lo que debemos hacer todos los días.

ENT:  Después de enfermarte, ¿pusiste a otras personas a cargo para tomar decisiones en tu ausencia?

EY: Eso fue exactamente lo que hice. Tengo gente inteligente trabajando para mí. Si no están facultados para tomar decisiones cuando no puedo o no estoy disponible, entonces no somos una gran organización o no contraté correctamente.

Mi directora de operaciones tiene un desempeño más allá de sus años. Tengo personas que dirigen negocios para mí que han tomado un liderazgo proactivo. Entonces, sí, le di el volante a varias personas y las dejé conducir. Todavía puedo escribir, así que dejo que cada persona sepa que están haciendo un gran trabajo. Y hago eso todos los días.

ENT: Tu personal se debe haber preocupado por el futuro de la empresa y por sus propios trabajos cuando te contagiaste. Es un momento de incertidumbre masiva. ¿Cómo abordaste eso?

EY: De modo realista. Hablé con toda mi gente y dije: "¿Quién no tendría miedo?" A la gente le gusta saber sobre el mañana. El miedo a lo desconocido existe en la mente de todos. De repente estamos en una era en la que no tenemos idea qué va a pasar. Ahora todo es diferente, y ya sabes, este mundo nuevo está comenzando a establecerse. La ilusión de control finalmente se ha aclarado en lo que siempre fue: una ilusión. No hay tal cosa como el control.

ENT: Una vez que todo esto haya terminado, ¿crees que todo volverá a la normalidad? ¿O habrá un impacto duradero en ti y tu empresa?

EY: Se ha dicho que si quieres descubrir tu vida, averigua cuál fue tu peor día. Tu peor día fue en realidad tu mejor día, porque ese fue el día que te cambió. Y yo creo eso. He tenido muchos malos días en mi carrera. Todos hemos tenido nuestra parte justa. Pero este es diferente. Estamos juntos en esto, todos nosotros.

Todos tenemos menos opciones en este momento. Si te sientes que "No hay manera ...", entonces este sería un muy buen momento para abrirse camino en otro lado. Para mí, todo se reduce a cómo disfrutas el espacio entre donde estamos y donde sea que estemos yendo. Porque si no dices eso con un signo de interrogación, estás siendo engañoso, porque nadie lo sabe.

Puedes comenzar reconociendo que las cosas más importantes en la vida no son cosas. Resulta que lo que pensamos que nunca podría desaparecer mañana ya se ha ido de muchas maneras. Y si antes no era obvio para ti, las personas que necesitan ayuda se parecen mucho a las personas que no necesitan ayuda.

Mi sensación es que cuando la gente pequeña, y yo soy realmente pequeño - soy chaparrito- se siente abrumada por grandes emociones, es el trabajo del lider compartir la calma. No el caos. El caos es fácil de encontrar. Solo enciende las noticias y  encontrarás mucho caos.

Si tu primer pensamiento esta mañana no fue "gracias", es posible que desee reconsiderar qué es lo importante para ti ahora. Parece que todos recibimos algunas cartas nuevas y realmente sorprendentes, y ahora tenemos que aprender a jugar esas cartas nuevas. Y yo digo juega con ellas, caramba.

Ingresa Ahora
Jason Feifer

Escrito por

Entrepreneur Staff

Jason Feifer is the editor in chief of Entrepreneur magazine, and host of two podcasts: Build For Tomorrow, a show about the changes that got us here, and how to thrive in a changing world; and Problem Solvers, about entrepreneurs solving unexpected problems in their business. He writes a newsletter about how to find opportunity in change.

Prior to Entrepreneur, Jason has worked as an editor at Men's Health, Fast Company, Maxim, and Boston magazine, and has written about business and technology for the Washington Post, Slate, New York, and others.

Follow him on Instagram, LinkedIn, and Twitter.