Rodrigo Gómez emprendió Legalario, una plataforma para crear contratos y firmarlos digitalmente con toda la legalidad que necesitas

Esta startup mexicana creció porque empresas de diferentes tamaños buscan firmar electrónicamente contratos y documentos legales con plena validez jurídica durante la cuarentena.
Rodrigo Gómez emprendió Legalario, una plataforma para crear contratos y firmarlos digitalmente con toda la legalidad que necesitas
Crédito: Cortesía Legalario

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Uno de los mejores amigos de Rodrigo Gómez es abogado. En una plática salió el tema de una página web de Estados Unidos de contratos legales en línea con plantillas hechas por abogados profesionales. Entonces, Rodrigo dijo: ‘¡Voy a hacer esto mismo en México!

Así nació Legalario en 2016, una plataforma web para crear contratos y documentos legales personalizados. También brinda asesoría de abogados certificados.

Los contratos o documentos pueden ser firmados electrónicamente con plena validez jurídica y cumpliendo el Código de Comercio. A través de inteligencia artificial, biometría, reconocimientos faciales (incluso de iris) y dactilares de voz verifican la identidad y autenticación de los firmantes.

Al principio Legalario tenía 5,000 usuarios por las campañas que hacían en redes sociales. Hoy en día el tráfico mensual de esta startup es de 200,000 personas que necesitan algún contrato o consultoría legal a precios razonables. En el top de los tres documentos más solicitados se encuentran: el contrato de prestación de servicios, el contrato individual de trabajo y el contrato de compra-venta de vehículo.

El fundador de Legalario, Rodrigo Gómez comparte en entrevista para Entrepreneur en español, que han sido tres años de esfuerzo, de ir sobreviviendo y también de estar prácticamente en bancarrota. Recuerda cuando estuvo a punto de cerrar su empresa dos veces por falta de presupuesto.

Lo que hizo para revivir su negocio fue desarrollar una solución que ofrece tres modalidades para firmar: e-firma (FIEL SAT), autógrafa difital y teclado.

“Las firmas electrónicas finalmente repuntarán en México a partir de la crisis sanitaria por el coronavirus”, asegura.  

Y es que a raíz del distanciamiento por el Covid-19, Legalario tuvo su momento más interesante porque aunque los directores generales escuchaban a Rodrigo acerca de los contratos en línea y la firma electrónica. Antes de la pandemia le decían que sí estaba en sus planes incorporar la firma electrónica, pero preferían esperar hasta que fuera más común. Ahora la situación por el coronavirus ha obligado a las empresas de cualquier tamaño a digitalizar sus procesos. “Para muchos sectores el no poder recabar firmas se convierte en un gran problema que puede detener la operación de los negocios”, explica el emprendedor.  

El principal reto y su crecimiento a partir del Covid-19

Actualmente legalario.com está siendo acelerada por MassChallenge y pertenece a una industria que se llama Legaltech que es muy nueva en México y que busca democratizar los servicios legales a través de la tecnología.

“El principal reto al que nos hemos enfrentado es estar en un sector que sigue estando en pañales. La cultura legal en el país es muy pobre. Las personas y las empresas todavía le tienen miedo a la firma electrónica porque no es muy común”.

Sin embargo, la crisis mundial por el coronavirus ha sido un parteaguas para el sector Legaltech en el mercado mexicano -afirma-. “Las empresas un poco a fuerzas por el Covid-19 tuvieron que adoptar la firma digital, que una vez implementada va a ser muy difícil que vuelvan a operar como lo hacían antiguamente”.

Imagen: Cortesía Legalario

Así que el encierro para evitar el contagio del Covid-19 sorprendió a Rodrigo Gómez, fundador de Legalario, porque su mail y celular no paraban de sonar pidiéndole que les explicara cómo funciona su servicio. Pues a las personas y a las compañías les urge firmar electrónicamente contratos de todo tipo con la legalidad que necesitan.  

“Ahora es cuando más he trabajado porque tengo una reunión tras otra por videollamadas. Me la he pasado haciendo presentaciones para diferentes empresas de todo tipo y tamaño, sobre todo grandes. Muchas ya las habíamos visto y otras son nuevas”. 

Rodrigo arrancó este negocio a los 41 años en un momento de su vida en el que se iba a casar y tuvo su primera hija. Considera que normalmente los emprendedores mientras más jóvenes son tienen menos que perder; y por eso, se avientan más. Pero, mientras más grande eres de edad cuentas con más experiencia y los proyectos pueden llegar a funcionar mejor. “De cualquier manera emprender es una montaña rusa (muy cañón) porque a veces ves todo positivo y a veces todo negativo”.

Las claves de éxito y el modelo de negocios

En 2019 el crowfunding Play Business invirtió tres millones de pesos en Legalario, un emprendimiento que da acceso a cualquier persona porque algunos de los contratos son gratuitos.

Cuenta con dos modelos de negocios. Uno es la venta en línea de contratos profesionales que van desde 50, 100, 200 y hasta 400 pesos. También ofrecen consultoría legal por 400 pesos la media hora, ya sea por llamada o videollamada. Y si tienes una duda específica puedes enviar tu pregunta a un abogado certificado y te responderán de manera gratuita en menos de 24 horas.

El segundo modelo de negocios (que es el principal) es por medio de una suscripción de licenciamiento de uso de software para pequeñas, medianas y grandes empresas. Al día de hoy tienen 200 clientes.

“Nos pagan una mensualidad de 500, 2,000 o 4,000 pesos más IVA; depende el volumen de documentos que generen y firmen. Nuestro software as a Service (SaaS) incluye diferentes módulos como el de firmas electrónicas con face recognition, deep learning, entre otras herramientas de tecnología”.

Estás son las dos lecciones de éxito más importantes de Rodrigo Gómez, director general de Legalario, quien tiene dos sueños como empresario: Lograr una empresa sólida y expandirla a Latinoamérica.

1. Validar que tu idea tenga un mercado

Asegúrate de que la gente realmente necesita tu producto o servicio y que lo va a usar.

2. Si es necesario cambia el rumbo de tu empresa sin temor

No te aferres a tu idea pensando en que tiene que ser exitosa. Debes darle un tiempo de prueba; y si no funciona, pivotea y cambia el rumbo de tu negocio sin miedo, pero a tiempo.

Top 10 documentos más buscados

  1. Contrato de prestación de servicios
  2. Contrato individual de trabajo
  3. Contrato de compra-venta de vehículo
  4. Contrato para chofer Uber/Cabify
  5. Carta de renuncia voluntaria
  6. Carta poder
  7. Contrato de arrendamiento de local comercial
  8. Contrato de mutuo
  9. Aviso de privacidad
  10. Contrato de confidencialidad

Keep Reading

Latest on Entrepreneur