Ellen, por el amor de Dios, ¡discúlpate ya!

Su silencio no es bueno para su negocio, y tampoco lo sería para el tuyo.
Ellen, por el amor de Dios, ¡discúlpate ya!
Crédito: Laura Cavanaugh | Getty Images

Free Book Preview Ultimate Guide to Social Media Marketing

This book takes readers through a 360-degree perspective of social media marketing in businesses.
Entrepreneur Leadership Network VIP
President of The Marks Group
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Desde que publicamos esta historia, Hollywood Reporter obtuvo una carta de disculpa que Ellen DeGeneres compartió con su personal. Puedes verla aquí.

Probablemente ya esté familiarizado con la controversia de Ellen DeGeneres.

En caso de que no, aquí hay un resumen rápido. Según algunos reportes, al menos un miembro actual y hasta 10 exmiembros del personal de su popular programa de entrevistas dicen que fueron víctimas de "acoso y racismo". Durante la pandemia, la productora del programa fue acusada de pagar menos a ciertos empleados. Incluso antes de eso, circulaban rumores de que el comediante era "notoriamente una de las personas más malas del mundo".

¿Real? ¿Mentira? ¿Injusto? No importa. ¡Es 2020!

Las acusaciones han alcanzado un nivel tal que la compañía matriz del programa, Warner Media, ha lanzado una investigación interna sobre el asunto. Mientras tanto, muchos altos ejecutivos asociados con el programa niegan haber actuado mal. "En el transcurso de casi dos décadas, 3,000 episodios y empleando a más de 1,000 personas, nos hemos esforzado por crear un ambiente de trabajo abierto, seguro e inclusivo", dijeron los productores ejecutivos del programa en un comunicado conjunto. "Estamos realmente desconsolados y lamentamos saber que incluso una persona de nuestra familia de producción ha tenido una experiencia negativa. No es lo que somos y no es lo que nos esforzamos por ser, y no la misión que Ellen nos ha establecido".

En este momento, el problema no se trata del presunto maltrato a los empleados. El problema tiene que ver con Ellen DeGeneres. Claro, ella puede ser solo la presentadora del programa, pero ella es el programa. Su nombre está en el título. Ella tiene propiedad en la producción. Ella es la dueña del negocio y la cara de la marca. Entonces, ¿dónde está? ¿Por qué no ha dicho nada públicamente sobre esto? ¿Debería hacerlo? ¿Tú lo harías?

Ella debería. Presten atención, dueños de negocios.

Ellen necesita hacer una disculpa pública. Debería decir cuán serio es el asunto y que respalda completamente la investigación. También debe indicar que si se ha encontrado alguna mala acción, se tomarán medidas. Ella también debería declarar públicamente que no tenía conocimiento de ningún acto ilícito (suponiendo que este sea el caso) pero que asume toda la responsabilidad como propietaria del programa. Ella debe hacer esto en un mensaje de video, no por escrito, porque el video puede transmitir mejor su sentimiento. Habrá una marejada mediática que tendrá que soportar. Y luego la ola pasará.

En esta época, donde las personas y las marcas son juzgadas y condenadas en el tribunal de opinión pública mucho antes de llegar al tribunal de derecho público, solo hay una estrategia comprobada para las empresas, grandes y pequeñas, para solucionar un problema de relaciones públicas: una disculpa.

Las aerolíneas lo hacen. Los hospitales lo hacen. Los fabricantes de automóviles lo hacen. Los minoristas lo hacen. Incluso Kanye West lo hizo. No importa cuáles fueron las circunstancias. En 2020, a la gente no le importan los hechos. Hemos aprendido que los hechos pueden manipularse para cumplir con casi cualquier punto de vista. El público simplemente quiere percibir a sus líderes empresariales y modelos a seguir como humanos, y no hay nada más humano que equivocarse y luego disculparse por ello. En cuanto a las repercusiones financieras, dejaremos que las compañías de seguros se ocupen de eso.

Entonces Ellen: discúlpate. Sobreviviste a esa controversia ridícula e injusta de "tu salida del clóset" a finales de los años 90. Sobrevivirás a esta también. Y también lo hará tu negocio.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur