Inteligencia emocional, el secreto del liderazgo en tiempos de crisis

Si bien a menudo pensamos en el coraje, el intelecto o la decisión como señas de identidad de un gran liderazgo, las investigaciones muestran que un conjunto de características se eleva por encima del resto: la inteligencia emocional.
Inteligencia emocional, el secreto del liderazgo en tiempos de crisis
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En medio del caos de los últimos meses, el mundo se ha aferrado a líderes que parecen capaces de enderezar el barco. Algunos podríamos haber esperado, como jefes de estado como la popular Primera Ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, y la Canciller de Alemania, Angela Merkel. Otros fueron quizás menos obvios, incluido el comisionado de la NBA Adam Silver, el director ejecutivo de 3M, Mike Roman, y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Sin embargo, la conexión entre todas estas figuras se puede encontrar en las palabras utilizadas para describir sus estilos de liderazgo. La respuesta de Ardern a la pandemia se ha caracterizado como "empática", la de Silver como "honesta" y la de Cuomo como "tranquilizadora". Cada uno de ellos tiene un enfoque relacional del liderazgo que les permite cultivar un clima emocional positivo y obtener la aceptación de una visión compartida de cómo hacer frente a nuestras crisis actuales. Por ejemplo, después de que Ardern fue rechazada en un café abarrotado debido a las reglas de distanciamiento social, su oficina dijo que "ella simplemente espera como todos los demás", demostrando su voluntad de compartir las mismas dificultades que sus compatriotas neozelandeses.

Todo se reduce a sentimientos

Nuestra investigación durante las últimas dos décadas demuestra que la competencia emocional y social son componentes esenciales de un liderazgo eficaz, en particular el tipo de liderazgo empresarial necesario para navegar por la incertidumbre y la ambigüedad que enfrentamos actualmente. Los líderes emprendedores tienen un enfoque hacia el exterior y una mentalidad de crecimiento que les permite trabajar en colaboración con otros para resolver problemas complejos e indefinidos y generar nuevas oportunidades. Se basan en sus habilidades sociales y emocionales para promover un clima emocional positivo y satisfacer las necesidades de confianza, seguridad y conexión de los empleados y ciudadanos en medio de la confusión.

La competencia emocional y social es fundamental para los líderes emprendedores que atraviesan uno de los momentos más desafiantes de nuestras vidas. En nuestra investigación, cuando pedimos a personas de diferentes culturas y contextos que hablen sobre los líderes en sus vidas, se enfocan constantemente en cómo estos líderes los hacen sentir. Las cualidades tradicionalmente asociadas con el liderazgo, como la inteligencia, la fuerza y la experiencia, rara vez se mencionan. Estos rasgos son importantes, sin duda, pero nuestra investigación muestra que la competencia emocional y social es lo que realmente diferencia a los líderes eficaces de los ineficaces.

Depositphotos.com

El compromiso emocional impulsa el desempeño de los empleados

La investigación también demuestra constantemente que la competencia emocional y social de los líderes produce una serie de resultados comerciales positivos. El compromiso emocional está relacionado con el desempeño y el compromiso de los gerentes, y la emoción positiva impulsa el desempeño laboral de los empleados, reduce la rotación organizacional y ayuda a las personas a prosperar en tiempos de incertidumbre. Al reducir el ruido interno que enfrentan los empleados debido al estrés en el lugar de trabajo y las interacciones negativas, especialmente en tiempos difíciles, los líderes emocionalmente competentes abren el camino a la productividad, la creatividad, la apertura y la colaboración.

Las empresas se enfrentan actualmente a múltiples crisis superpuestas: las consecuencias financieras de la pandemia, el cambio disruptivo al trabajo a distancia y el enfoque renovado en cuestiones de justicia e inclusión racial. Para dirigir sus equipos y organizaciones de manera efectiva en los próximos meses, los líderes empresariales deben prestar atención al clima emocional de sus organizaciones y crear una visión compartida para capear la tormenta. Basándonos en nuestro trabajo en Babson Executive Education entrenando líderes emprendedores y enseñando competencia emocional y social, ofrecemos cinco recomendaciones sobre cómo liderar en el momento actual de crisis.

La comunicación es clave

  1. En tiempos de incertidumbre, los empleados quieren escuchar a sus líderes. Varios de los funcionarios gubernamentales más elogiados, incluidos Ardern y Cuomo, realizaron reuniones informativas diarias sobre el coronavirus para mantener informados a los ciudadanos. Investigaciones anteriores han encontrado que en un momento de crisis, los empleados valoran de manera similar la comunicación continua de los líderes corporativos. Los empleados han criticado duramente a ejecutivos como Mark Zuckerberg, que han guardado silencio sobre la pandemia o sobre cuestiones de justicia racial.
  2. Ten en cuenta que mantenerse conectado desde lejos tiene un costo emocional en los empleados. Los líderes deben estar más comprometidos con los empleados, tanto a través de comunicaciones formales como de registros informales. El contacto frecuente con los empleados puede ayudar a los gerentes a identificar cuándo está bajando la moral y ofrecer técnicas para lidiar con el estrés. Comunícate con empatía para asegurar a los empleados que todos están juntos en la crisis.
  3. Deja espacio para que los empleados procesen su estrés y sus emociones. Los líderes emprendedores eficaces crean contenedores para que los empleados trabajen en sus luchas y alientan a los trabajadores a tomarse un tiempo para sí mismos y hacer lo que necesitan para evitar el agotamiento. Además, deje en claro que las voces de los empleados son importantes. Después de que Starbucks prohibió a los trabajadores usar ropa de Black Lives Matter, la reacción fue rápida y severa. Permitir que los trabajadores se expresen les ayuda a procesar el estrés, fomenta el diálogo transparente con los gerentes y aumenta la confianza de los empleados en sus organizaciones.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur