Alternativas ante la prohibición de plásticos desechables en la CDMX

Este 1 de enero de 2021 entró en vigor la segunda fase de la ley contra los plásticos de un solo uso. Estas son algunas opciones para pedir y entregar comida 'para llevar'.
Alternativas ante la prohibición de plásticos desechables en la CDMX
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
5 min read

A partir de este viernes, los comercios capitalinos ya no podrán entregar platos, vasos y cubiertos desechables, entre otros. Esto por la entrada en vigor de la segunda etapa de la ley que prohíbe los plásticos de un solo uso en la Ciudad de México.

La primera fase de esta legislación se implementó el 1 de enero de 2020, cuando se prohibió la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico a los consumidores.

Este año, la ley se hace extensiva a otros productos de plástico y unicel desechables:

  • Platos
  • Vasos
  • Tapas
  • Popotes
  • Tenedores, cucharas y cuchillos
  • Palitos mezcladores
  • Charolas para alimentos
  • Cápsulas de café
  • Globos y varillas para globos
  • Bastoncillos para hisopos de algodón
  • Aplicadores de tampones, fabricados total o parcialmente de plásticos
  • Productos que contengan microplásticos añadidos intencionalmente (por ejemplo, cremas de exfoliación facial y corporal, protectores solares, geles de ducha, pasta de dientes, jabones y otros productos de higiene personal).

Quedaron fuera de la prohibición las bolsas de basura (por cuestiones de higiene, hasta que haya compostables) y todo el plástico que se utilice en el ramo de la salud y medicina.

 

 

¿Qué pasa con la comida y bebidas ‘para llevar’?

Los más preocupados ante las reformas a la Ley de Residuos Sólidos de la CDMX, son los comerciantes. Muchos vendedores, en especial los de alimentos preparados, deberán buscar alternativas más ecológicas para entregar sus productos, más allá del plástico y el unicel.

El veto a las bolsas de plástico hizo que buena parte de los capitalinos se acostumbraran a usar bolsos de tela para hacer compras y a llevar sus propios contenedores al comprar comida y bebidas. Reforzar este hábito sería la mejor opción para clientes y comerciantes, pero no siempre es posible cargar con tus ‘tuppers’.

De acuerdo a la legislación, el gobierno capitalino solo permitirá la venta, consumo y distribución de productos de un solo uso si son fabricados con materiales compostables. Es decir, que sean susceptibles de biodegradarse como mínimo al 90%, en un periodo de seis meses, si son sometidos a un ambiente rico en oxígeno o en contacto con materiales orgánicos.

Para muchos, lo más factible sería cambiar a platos, vasos y charolas de cartón, o bien, envolver los alimentos en papel. También están aquellos que son biodegradables por estar elaborados a partir de fibras naturales como almidón de maíz, bambú o hueso de aguacate, entre otros. Otra posibilidad es rescatar la costumbre de servir los alimentos en empaques comestibles, como los conos o canastillas de galleta para el helado. 

Sin embargo, estas alternativas (plástico compostable, papel y cartón, o materiales naturales/comestibles), representan un gasto extra para los comerciantes. Ellos decidirán si absorben el costo, reduciendo sus ganancias, o si aumentan el precio de sus productos, para compensar. Otra opción sería cobrar por los contenedores y utensilios solo a los compradores que no lleven los suyos.

 

Requisitos para poder usar plásticos compostables

Los negocios deben obtener un registro en la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) para poder comercializar, distribuir o entregar plásticos compostables. Para obtener este registro, los interesados deben presentar un plan de manejo que señale el proceso que seguirá el producto para que, una vez terminada su vida útil, se asegure su disposición en plantas para formar composta o para reciclaje.

La Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA) otorgará al interesado un registro alfanumérico. Todos los productos que queden registrados ante la DGEIRA contarán con una leyenda de ‘compostable’ o ‘producto compostable’ y un logotipo de la empresa certificadora y la norma cumplida.

 

Las multas

El Gobierno de la Ciudad de México contempla aplicar sanciones económicas a quienes continúen entregando plásticos de un solo uso. Estas van de 500 a 2,000 veces la Unidad de Medida y Actualización de la CDMX, es decir, de 43,440 a 173,600 pesos, según establece la Ley de Residuos Sólidos.

Para resolver dudas sobre la prohibición de desechables, la Sedema puso a disposición el número 5278-9931, ext. 5470, así como el correo electrónico basuracero@sedema.cdmx.gob.mx. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur