¿Deberías renegociar los sueldos de tus empleados ahora que trabajan de forma remota?

El concepto de "compensación localizada" puede ser algo que desees considerar para tu negocio.
¿Deberías renegociar los sueldos de tus empleados ahora que trabajan de forma remota?
Crédito: AJ_Watt | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network Contributor
CEO of InspiredConsumer
4 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La pandemia ha cambiado la forma en la que vivimos y trabajamos, en algunos casos de forma permanente. Muchos empleadores han decidido mantener el trabajo a distancia como una opción para algunos trabajadores. Como era de esperar, muchos de ellos se han dado cuenta de la bendición para sus finanzas al tomar los salarios de las grandes ciudades y reubicarlos en lugares más baratos.

Esta tendencia pone a los empleadores en un aprieto. Los trabajadores remotos que se reubican aprovechan los salarios que pretenden ser competitivos en función de los costos de vivienda regionales alrededor de la sede. Sus salarios ahora tienen mayor valor debido a su reubicación. Mientras tanto, los empleados que deben trabajar en la sede deben seguir pagando mayores costos de vivienda con los mismos salarios. Muchas empresas están respondiendo renegociando los salarios de sus teletrabajadores reubicados.

Ha surgido un nuevo término: compensación localizada. Los empleadores deben tener en cuenta las cuestiones prácticas y éticas al negociar los salarios en función, en parte, del lugar donde vive el trabajador. Estas preguntas son aún más urgentes para los empleados existentes que se trasladaron.

Preguntas de privacidad

Los empleadores tienen derecho a saber dónde viven sus trabajadores, pero ¿tienen derecho a conocer los pagos de alquiler o hipoteca de sus empleados? La compensación localizada intenta abordar esta intrusión estableciendo salarios basados en los precios regionales de la vivienda en lugar de los costos reales de vivienda pagados por los trabajadores. Afortunadamente, existen algunas herramientas útiles que tu departamento de recursos humanos puede utilizar para determinar los costos de vivienda para los trabajadores reubicados. El índice de asequibilidad de la vivienda de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios en Estados Unidos desglosa los costos de la vivienda en los niveles del condado y el área estadística metropolitana. Hay otras herramientas similares ofrecidas por empresas privadas y agencias públicas, como la Encuesta Estadounidense de Vivienda de la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Una vez que conozcas la diferencia relativa en los costos de vivienda entre tu sede y el trabajador reubicado, puedes ajustar los salarios de manera justa. Al menos esa es la simple expectativa. La realidad puede ser mucho más problemática.

¿Qué pasa con los viajeros?

Por supuesto, no todos los que trabajan en la sede viven cerca de la sede. ¿Qué pasa con los viajeros de larga distancia que ya se han beneficiado de las diferencias salariales en el costo de la vivienda? ¿Deberían sus salarios ser sometidos repentinamente a evaluaciones de compensación localizadas? Muchos de ellos se mudaron a los "suburbios" distantes para aprovechar los menores costos de vivienda cuando comenzaron a formar sus familias. ¿Deberían ser sancionados por no vivir con sus nuevas familias en un apartamento caro y estrecho en la ciudad?

Estas son preguntas que todo empleador deberá considerar desde una perspectiva ética. Un buen argumento en contra de ajustar los salarios de los viajeros es que el viaje en sí mismo representa una penalización significativa. A diferencia de los trabajadores remotos, los viajeros no utilizan el trabajo remoto para aprovechar el diferencial de costos de vivienda. ¿Qué pasa con los viajeros que ahora trabajan de forma remota? Nuevamente, no se mudaron para maximizar su salario con un costo de vida más bajo. Personalmente, dejaría a mis viajeros tranquilos.

Principios rectores: transparencia y colaboración

La determinación de la compensación localizada plantea una serie de cuestiones éticas, financieras y de gestión. Los empleadores deben trabajar en colaboración con los trabajadores para establecer un sistema salarial que sea coherente y justo. Los empleados deben saber qué métricas se utilizaron para establecer sus salarios. También deben saber cómo podrían cambiar sus salarios si se mudan. Sobre todo, la compensación localizada debe tener en cuenta la realidad de que quienes estén dispuestos a vivir en lugares más baratos siempre obtendrán alguna ventaja salarial. Poner un precio a esa ventaja es el problema que se puede resolver mediante un proceso de compensación localizado transparente y colaborativo.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur