Esto es lo que debes saber sobre el 'futuro híbrido' de la industria del fitness

El COVID-19 transformó varias cosas, pero la industria del ejercicio experimentó uno de los cambios más importantes.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los entrenamientos en casa no son exactamente una nueva moda. Jane Fonda hizo que los videos de ejercicios fueran tremendamente populares hace décadas, e innumerables marcas han seguido su ejemplo a lo largo de los años al lanzar servicios de transmisión destinados a ayudar a las personas ocupadas a realizar rápidamente sus rutinas del día en sus propios hogares u oficinas. Pero para muchos, tener un gimnasio o un estudio al que ir los mantiene bajo control.

Depositphotos.com

La industria mundial de los clubes de salud recaudó casi 98 mil millones de dólares en 2019, mostrando pocos o ningún signo de desaceleración. Eso es, por supuesto, hasta que la pandemia de COVID-19 obligó a millones y millones de empresas a cerrar sus puertas a principios de 2020. Con más de uno de cada cinco estadounidenses perteneciendo al menos a un gimnasio o estudio en Estados Unidos (EEUU), solo puedes imaginar la devastación que sintió la industria del fitness cuando los estudios ya no podían albergar entrenamientos en persona.

Sin ningún lugar adonde ir, tanto los entusiastas del fitness como los aspirantes encontraron nuevas formas de obtener su dosis. La industria del fitness de casi 100,000 millones de dólares se transformó rápidamente en un mundo virtual, y es posible que los estudios que no pudieron hacer esa transición nunca puedan recuperarse fiscalmente.

El resurgimiento del entrenamiento en casa

El verano pasado, Peloton anunció que generó 607 millones de dólares en ingresos en solo unos meses. La compañía absurdamente moderna duplicó su base de miembros, inspirando a otras marcas a ofrecer sus propios servicios de transmisión. Barry's Bootcamp ahora ofrece clases en casa que comienzan cada 15 minutos, y gimnasios como Equinox ofrecen sus propias clases de transmisión en línea para los miembros.

Alo Moves of Alo Yoga, un servicio de transmisión de ejercicios en el hogar, se lanzó hace casi una década. En solo unas semanas, Alo vio un aumento del 300% en la participación en su plataforma paga, así como en su canal de YouTube, donde ofrece clases gratuitas para la comunidad de Alo. Karena Dawn y Katrina Scott lanzaron la aplicación Tone It Up en 2018 y, desde la cuarentena, las descargas han aumentado en un 950 por ciento. 

Entonces, ahora que los gimnasios y estudios están abriendo sus puertas nuevamente, ¿los entrenamientos en casa volverán a ser cosa del pasado? Todas las señales apuntan a que NO. Es posible que las personas estén regresando a sus oficinas y regresando a un estilo de vida más normal antes de la pandemia. Aún así, han visto lo beneficioso que es tener flexibilidad en sus horarios.

Un enfoque híbrido

Si bien los entrenamientos virtuales parecieron ganar popularidad durante la pandemia, casi la mitad de los consumidores optaron por no transmitir sus entrenamientos. Ahora, además de ofrecer sus servicios en persona, los gimnasios, estudios y entrenadores deberán considerar seriamente las opciones en el hogar para sus miembros. La conveniencia y la flexibilidad de la actividad física en línea ya no pueden ignorarse mientras las personas se esfuerzan por mantener altos los niveles de actividad física, incluso cuando regresan a la oficina ya sea a tiempo completo o parcial.

Si bien muchos estadounidenses invirtieron en varios servicios de transmisión durante la crisis de salud, la demanda parece estar disminuyendo. Las búsquedas en línea de "gimnasio cerca de mí" se aceleraron en mayo en relación con abril, volviendo a niveles máximos históricos que se remontan a enero de 2020. Esto no significa que la locura del ejercicio en casa esté terminando; muchos están optando por estudios que ofrecen sesiones tanto en casa como en persona.

"Creemos que la gente empleará un enfoque híbrido, utilizando la sobreabundancia de conceptos digitales y la experiencia tradicional en el gimnasio", dijo el analista de Jefferies Randy Konik. "Los gimnasios que defiendan este modelo emergerán como ganadores en los próximos años".

El entrenador de salud y acondicionamiento físico Ariel Belgrave dice: "De hecho, creo que el futuro del acondicionamiento físico será una combinación de entrenamientos en persona y virtuales". Belgrave continúa explicando que muchas personas todavía trabajan de forma remota. Si bien disfrutan de la flexibilidad de los entrenamientos en casa, eso no significa que no quieran ir a un gimnasio o estudio físico una o dos veces por semana. “Muchos gimnasios tradicionales ya están descubriendo que los miembros prefieren una experiencia híbrida de poder asistir a clases en persona y virtualmente”, dijo.

Los empleadores también deben hacer cambios

Ahora que tanta gente ha visto los beneficios de un estilo de vida remoto, los empleadores deberán adaptarse. Muchas empresas simplemente no pueden ofrecer un estilo de vida a distancia, pero eso no significa que no puedan encontrar formas de apoyar el deseo de sus empleados de mantenerse activos y saludables.

Hallazgos recientes mostraron que el 51,5% dice que sus empleadores no ofrecen actualmente beneficios de acondicionamiento físico y el 63,4% desearía que lo hicieran. Dado que la aptitud física es fundamental no solo para la salud de las personas sino también para la productividad general, los empleadores deben invertir en las herramientas y los recursos adecuados.

Cuando utilizas los recursos de la empresa para promover comportamientos saludables, inviertes en tu activo más importante: tus empleados. Además de abordar los problemas de salud, estas iniciativas mejoran la cultura laboral y la moral de los trabajadores. Cuando se implementan correctamente, los programas de salud en el lugar de trabajo pueden contribuir a una reducción del 25% en los costos de atención médica. Esto se suma a las reducciones equivalentes en los gastos de compensación para trabajadores y gestión de la discapacidad.

Si bien la pandemia obligó a muchos estudios de fitness y gimnasios a cerrar sus puertas de forma permanente, aquellos que han podido adaptarse a los cambios están cosechando los beneficios. La transformación de la industria del fitness solo significa más opciones, ya sea en persona o en casa, para las personas que buscan mantenerse en forma y saludables incluso en sus días más ocupados, y esa tendencia llegó para quedarse.

Ingresa Ahora
Richard Maize

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Richard Maize is a real-estate entrepreneur who has built a well-respected reputation for making astute business investments. Before the age of 30, Maize had already accumulated 1,000 apartment units, and he now owns property in 20 states. Additionally, Maize invests in TV and film and philanthropy.