Cómo terminar una conversación con elegancia y sin insultar a nadie

Las conversaciones rara vez se cierran solas. Aquí te mostramos cómo hacer salidas elegantes con confianza y encanto.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Estás hablando con alguien en una conferencia cuando sucede: te das cuenta de que la conversación ha terminado. Ambos siguen contribuyendo al diálogo, pero solo están llenando el tiempo con bromas sin sentido.

Depositphotos.com

En este punto, tienes un par de opciones. Podrías quedarte y permitir que la otra persona monopolice tu tiempo, pero eso sería contraproducente, porque no podrás conectarte con nadie más. Estás ahí para expandir tus contactos para hacer una red más grande, como tener acceso a líderes de opinión y fuentes de referencia. También puedes terminar la conversación rápidamente. Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo: después de todo, no quieres herir los sentimientos de la otra persona o parecer tonto en el proceso.

Este es uno de esos momentos incómodos con los que se topa todo profesional, incluidos los extrovertidos que parecen poder hablar con cualquiera. Cuanto más te rodees de personas, es más probable que tengas que iniciar una salida de la conversación. Tampoco creas que un encuentro con Zoom te salva. Puede ser igualmente difícil saber cuándo presionar el botón "Salir de la reunión".

La buena noticia es que no es necesario ser un experto en networking para aprender el arte de cerrar una discusión. Cualquiera puede aprender y aplicar las siguientes técnicas. Siéntete libre de aplicar alguno o todos a los diálogos que merecen un final respetable y no incómodo.

Ten algunas frases finales para salir

Los jugadores de ajedrez experimentados memorizan una letanía de movimientos preferidos que utilizan en diferentes circunstancias. Estos movimientos se convierten en parte de sus conjuntos de herramientas generales y les permiten navegar por las coincidencias. Debes tener una alineación similar de finalizadores de conversación que sean discretos y confiables.

Por ejemplo, supongamos que estás en un evento de networking y has caído en una "trampa de conversación". Una forma de liberarte con gracia podría ser decir: "Ha sido un placer conocerte. Sin embargo, le prometí a mi familia/cliente/compañero de trabajo que los vería, así que debo retirarme". Tiene tacto, es fácil de recordar ... y es difícil refutarlo para la otra persona.

Solo asegúrate de no usar tus frases finales con las mismas personas una y otra vez. ¿No puedes descifrar una frase final? Escucha las conversaciones de los demás. Enocntrarás maravillosos finales de conversación que puedes agregar a tu colección. Solo recuerda que quieres que cada final deje una impresión positiva y duradera.

Presenta a tu interlocutor a otra persona

Este método probado y verdadero para terminar cualquier conversación funciona de maravilla, especialmente en conferencias. Si ves a alguien más que conoces, hazle señas. Luego, presénteles a la persona con la que has estado hablando. Aunque tienes que quedarte un poco, puedes dejar la nueva conversación sin problemas después de unos minutos.

Para llevar este consejo al nivel de los maestros, haz que la introducción sea lo más personalizada posible. “Jacobo, quiero que conozcas a María. Ella una ávida patinadora, como tú y tu prometida. Estoy segura de que ustedes dos podrían intercambiar recomendaciones maravillosos de pistas".

Una ventaja secundaria de este tipo de cerrador es que le brinda algo de qué hablar con cualquiera de las partes más adelante. Nunca se sabe: María o Jacobo pueden agradecerte algún día por presentarlos porque descubrieron que se podían recomendar clientes.

Solicita la información de contacto de la otra persona

“Disfruté de nuestra charla, pero tengo que irme. ¿Me podrías da tu correo electrónico para mantenernos en contacto?"

Es una excelente manera de concluir una conversación, especialmente si se ha estancado. Solo saca tu celular y puedes anotar todo antes de irte.

Este "acercamiento" te permite cerrar con una nota muy activa. También te brinda la oportunidad de intercambiar información. Incluso si no estás seguro de volver a ponerse en contacto con la otra persona, ya hiciste "tu tarea". Además, evitas un adiós largo.

Sin duda, tu interlocutor podría dudar en entregar información clave. En ese caso, comienza con algo como, “No hay problema. Intercambiaremos correos electrónicos en otro momento. Fue genial hablar". Simplemente sigue la corriente, porque no todo el mundo quiere dar información de contacto, incluso si estás en un evento social.

Termine con una transparencia completa e inesperada

Cuando todo lo demás falla, siempre prevalece la autenticidad. Es decir, puedes ser perfectamente honesto a la hora de cerrar algunas conversaciones. "No soy muy bueno para terminar las conversaciones, especialmente cuando las disfruto. Pero quiero asegurarme de saludar a un par de personas esta noche. Así que platiquemos más al rato".

No todos los interlocutores captarán la pista inicialmente, aunque tú no estés realmente dando pistas. Es posible que tengas que repetirte para dar a entender el punto. Sin embargo, estar abierto te mantiene en el asiento del conductor y también mostrar un poco de humildad, personalidad y encanto.

Una advertencia: si prueba esta estrategia, asegúrate de sonreír. Poner una cara seria puede hacer que parezca que estás ansioso o molesto. En última instancia, deseas que la gente sepa que eres una persona agradable y sincera. No puedes quedarte para más charlas, eso es todo.

No puedes evitar las conversaciones. Hacen que el mundo gire y te brindan la oportunidad de construir tu red, potencialmente aumentan tu sueldo e impulsan tu credibilidad social. Sin embargo, no estás condenado a encerrarte en diálogos largos y aburridos cada vez que sales. Guarda estos cierres de conversación en tu bolsillo y utilízalos en consecuencia. Saldrás de cada evento sintiéndote más seguro.

Ingresa Ahora
John Rampton

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network VIP

John Rampton is an entrepreneur, investor and startup enthusiast. He is the founder of the calendar productivity tool Calendar.