Hacer un 'detox' de suscripciones podría tapar las fugas de dinero y ayudar a tu presupuesto mensual

El exceso de plataformas de streaming, apps, servicios online y demás, le hacen un agujero a tu cartera. Mira cómo hacer un 'detox' de suscripciones para tener un presupuesto mensual más sano y cuidar tu dinero.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Nota original publicada en NerdWallet

Cuando Sarah Pekkanen dejó a su hijo registrarse para una prueba gratuita de una herramienta educativa online, pensó que cancelaría la suscripción antes de que comenzaran los cargos y, mientras tanto, su hijo, ahora de 12 años, aprendería matemáticas. Pero se le olvidó cancelarla y pronto los cargos empezaron a acumularse.

Depositphotos.com

“Pagué por algo que nunca usamos”, dice Pekkanen, novelista en Chevy Chase, Maryland. Cuando finalmente se dio cuenta de los cargos y trató de cancelar, terminó tomando un par de horas durante varios días.

Con la creciente popularidad de las suscripciones para servicios de transmisión, cajas mensuales de productos y más, la experiencia de Pekkanen es cada vez más común. UBS Group, una empresa de servicios financieros, predice que la economía de suscripción dirigida a consumidores y empresas tendrá una tasa de crecimiento del 18% y será una de las industrias de más rápido crecimiento en el mundo para 2025.

Muchas suscripciones se renuevan automáticamente, lo que significa que los consumidores pueden perder cientos de dólares al año en productos o servicios que apenas utilizan.

Prueba un 'detox' de suscripciones

Para detener ese tipo de gasto, considera hacer una desintoxicación: elimina todas las suscripciones de tu presupuesto tan pronto como sea posible para que puedas determinar lo que realmente extrañas.

“Cuando los eliminas todos, puedes escoger y elegir lo que agregas”, dice Allison Baggerly, fundadora del sitio web de ahorro de dinero Inspired Budget y residente de Houston. Ella también sugiere darse tiempo para estar libre de suscripciones, antes de volver a registrarse para cualquier cosa.

A Zina Kumok, una asesora de salud financiera certificada y asesora de dinero con sede en Indianápolis, le gusta realizar ese tipo de limpieza financiera una vez por trimestre.

"La mejor manera de combatir la inercia en torno a la renovación automática, es crear conciencia sobre lo que realmente estás usando y disfrutando", dice. Kumok se inscribió para una suscripción de maquillaje, pero luego se dio cuenta de que apenas usaba los productos, por lo que la canceló.

También vale la pena calcular lo que le cuestan las suscripciones mensuales por año, porque se suma: una suscripción de 200 pesos mexicanos al mes puede no parecer mucho, pero es posible que prefieras tener 1,200 pesos extra en tu cuenta bancaria al final del año.

Un enfoque menos radical también puede funcionar

Si un 'detox' total suena demasiado extremo, puedes probar un método más gradual: revisa cuidadosamente cada suscripción que tengas actualmente y seleccione las que ya no desees.

“Revisa los estados de cuentas de tus tarjetas y averigua cuánto estás gastando realmente”, dice Delia Fernández, planificadora financiera certificada de Los Alamitos, California. También sugiere buscar tus suscripciones en la tienda de aplicaciones de tu teléfono y, si eres cliente de Amazon, buscar suscripciones como Audible o Amazon Music.

El siguiente paso, dice, es verificar manualmente cada suscripción para averiguar cuándo se renueva automáticamente y cuánto cuesta, luego cancelarla si ya no la quiere. Fernández agrega que algunas aplicaciones, como Truebill y TrackMySubs, harán ese trabajo por ti, pero a menudo tienen un costo (¿notas la ironía?).

Cancelar una suscripción puede ser especialmente difícil cuando está ligado a la forma en que te ves a ti mismo, como una suscripción relacionada con el ejercicio, dice Bobbi Rebell, presentadora del podcast 'Money Tips for Financial Grownups'.

"Quieres ser la persona que los usa, así que no quieres cancelarlos. Es admitir un fracaso", dice. Para combatir esa tendencia, sugiere cancelar las suscripciones que no has utilizado en el último mes y luego volver a agregarlas con moderación.

Ten cuidado al registrarse para pruebas gratis

"Ten un alto estándar cuando te registres para una prueba gratuita", dice Baggerly, y asegúrate de poner una nota en tu calendario antes de la fecha de renovación automática, para que tengas tiempo de cancelar. Recordar cuándo debes cancelar puede ser un reto especial con las suscripciones anuales, ya que la fecha de renovación es muy lejana en el futuro.

Baggerly se registró en una aplicación de geocoaching que su familia usó unas cuantas veces, luego se olvidó de cancelarla, solo para sorprenderse con el cargo de renovación un año después. Si simplemente olvidas la fecha de corte, la especialista sugiere llamar y pedir un reembolso, algo que muchas empresas otorgan.

Ira Rheingold, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Defensores del Consumidor, dice que a medida que las empresas se vuelven más sofisticadas en su marketing en torno a las suscripciones, muchas utilizan lo que se llama una "opción negativa", en la que al consumidor se le cobrará una tarifa recurrente a menos que opten específicamente por cancelar. Como resultado, es posible que muchos consumidores no se den cuenta de que se están registrando a una suscripción. Si usas una tarjeta de crédito, dice, también puedes obtener el apoyo del emisor de tu tarjeta reclamando qe es un cargo al que no accediste.

En cuanto a Pekkanen, aunque finalmente canceló su suscripción educativa, dice que aprendió la lección: ahora, dice, "desconfío mucho de las pruebas gratuitas".

Ingresa Ahora