¿Qué debemos hacer para que las suscripciones a servicios de streaming no se conviertan en gastos vampiro?

Videos, películas, música, documentales y otros contenidos en streaming están haciendo más llevadera la sana distancia, sin embargo, también pueden provocar que se pierda la noción de su costo y uso.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿A cuántos servicios de streaming estás suscrito? En definitiva ahora tenemos un catálogo bien amplio para escoger la empresa de video on demand, de la cual queremos consumir contenido. Esto ha ocasionado que los gastos fantasmas o vampiros en suscripciones a servicios hayan aumentado. 

Souvik Banerjee vía Unsplash

De acuerdo con una encuesta para Bloomberg realizada por Corus, las personas se están suscribiendo a más servicios que hace un año, por ende sus presupuestos para los mismos, también han aumentado. 

En este sentido, el  porcentaje de crecimiento de estos gastos de los usuarios albo, cuenta libre de comisiones, fue de 420% de 2020 a 2021.  

¿Qué son los gastos fantasma o vampiros? Se trata de aquellos que pasan desapercibidos y que llegamos hasta olvidar. Y como hemos visto este tipo de gastos pueden representar una cantidad considerable de nuestros ingresos. 

“Los servicios on demand están en pleno auge. Debido al confinamiento, las restricciones de movilidad y lo accesible que son por su bajo costo mensual, indican que la tendencia en la demanda de estos parece ir en aumento. El porcentaje de crecimiento de estas transacciones de los usuarios albo 2021 contra 2020 fue de 420%. Para que no se conviertan en gastos fantasma y vampiro, los usuarios deben tener un control inteligente de todas las membresías”, dijo Sarah González, product manager de albo.

¿Netflix sigue siendo el favorito? 

De acuerdo con analistas de Statista y una encuesta realizada en septiembre 2020, el 89% de las personas que consumen servicios de streaming de video en México declaró que usan Netflix. 

Es importante destacar que en 2019, los ingresos generados por los servicios de video OTT (over-the-top) en este país azteca casi alcanzan los 700 millones de dólares y se estima que esta cifra supere los 1,400 millones de dólares en 2024.

Como sabemos en la actualidad existe una gran cantidad de ellos, dentro de los cuáles encontramos: 

  • Netflix: cuyo costo va de 139.00 a 266.00 pesos mexicanos. 
  • Prime Video: con un precio de 99.00 pesos al mes y la suscripción anual 899.00 pesos. 
  • Disney+: con una suscripción de 159.00 pesos mensuales o de 1,599.00 pesos anuales.
  • HBO Max: ofrece dos planes de suscripción, ambos mensuales y anuales. La versión móvil 99.00 y 829.00 pesos, y la estándar de 149.00 y 1,249.00 respectivamente.
  • Paramont+: 79 pesos mensuales. 
  • Claro Video: por 115.00 ó 1,249 pesos. 
  • También existe la oferta de Apple TV, Blim TV, Pluto TV, Funimation, Crunchyroll, MUBI, etc.

¿Qué hacer para controlar el gasto fantasma de las suscripciones?

La representante albo nos  responde: “Visualizar lo que gastamos siempre da buenos resultados, muchas veces el dinero sale de nuestra cartera sin una planeación. El ver cuánto gastas en membresías o suscripciones mensuales o anuales te dará el dato correcto de lo que destinas al streaming, para que puedas analizar si estás dispuesto a seguir con estos gastos”.

“Recordemos que estos servicios se cobran automáticamente a tu tarjeta todos los meses, incluso la anualidad cuando llega el momento. Muchas veces, lo hacen sin previo aviso, por lo que es importante conocer la fecha por si deseas cancelar. Lo mejor es disminuir tus gastos en streaming, incluso puedes compartir las mensualidades de las diferentes plataformas entre varios miembros de la familia”, concluye González.

Ingresa Ahora