Blue Origin de Jeff Bezos tiene una cultura laboral tóxica, afirman empleados que denuncian riesgos de seguridad, acoso sexual y hasta 'pensamientos suicidas'

En una carta firmada por cerca de 21 empleados de Blue Origin califican como 'tóxica' la empresa de Jeff Bezos. Detallan que han sido sometidos a riesgos de seguridad, acoso sexual y laboral, y otras prácticas poco éticas por priorizar los avances en la carrera espacial.

Por

Parece que los trabajadores de Amazon no son los únicos que se quejan de las políticas laborales en las empresas de Jeff Bezos. Este jueves, 21 empleados de Blue Origin publicaron una carta donde denuncian la cultura laboral “tóxica” en la compañía aeroespacial del magnate. En la misiva detallan que han sido sometidos a riesgos de seguridad, además de permitir prácticas nada éticas como el acoso sexual y laboral, lo que incluso ha provocado “pensamientos suicidas” en algunos de ellos.

YouTube

La autora principal de la carta es Alexandra Abrams, exjefa de comunicaciones para empleados de Blue Origin. Ella y una veintena de empleados, actuales y anteriores, alegan que la compañía tiene un patrón de priorizar la velocidad de ejecución y la reducción de costos sobre la calidad. Afirman también que la compañía ignoró sus preocupaciones de seguridad y reprimió sus comentarios.

“Competir con otros multimillonarios y ‘hacer progresos para Jeff’ parecía tener prioridad sobre las preocupaciones de seguridad que habrían retrasado el calendario”, dice la publicación.

Como ejemplo, citan un incidente en 2018 donde un equipo documentó "más de 1.000 incidentes relacionados con los motores que alimentan los cohetes de Blue Origin y que nunca fueron abordados".

En entrevista con CBS, Abrams y otros cinco miembros de la empresa dijeron que no se sentirían seguros viajando en un cohete de Blue Origin.

“No puedes crear una cultura de seguridad y una cultura de miedo al mismo tiempo. Son incompatibles", afirmó Alexandra Abrams, exjefa de comunicaciones para empleados de Blue Origin.

Señalan también que cuando los empleados mencionaban estas preocupaciones, los directivos respondían que se trataba de personas con una “baja o insuficiente tolerancia al riesgo”. Es decir, que en lugar de asumir y solucionar los riesgos de seguridad en sus procesos, sería culpa de los trabajadores no aceptarlos como parte del empleo.

Alto estrés, sexismo y acoso sexual, los grandes problemas que denuncian empleados de Blue Origin

En la carta también denuncian que la empresa está “plagada de sexismo” y que los directivos actuaban de manera “sistemáticamente inapropiada” con las empleadas. Relatan que cuando los incidentes de esta índole eran reportados, a menudo se desestimaban o resultaba contraproducente para las denunciantes.

“Las mujeres en Blue Origin han sido tratadas de manera absolutamente diferente a los hombres. Sus ideas no son valoradas tanto como las de ellos, no son escuchadas", aseguró la exjefa de comunicaciones internas.

Citan el caso de un ejecutivo senior cercano a Bob Smith, CEO de Blue Origin, quien fue denunciado varias veces en Recursos Humanos por acoso sexual. En vez de enfrentar consecuencias, “Smith lo nombró personalmente miembro del comité de contratación para ocupar un puesto senior de recursos humanos en 2019”, explica Abrams.

Otro exejecutivo, supuestamente cercano a Bezos, fue acusado de llamar a las empleadas con sobrenombres “condescendientes” como 'baby girl' (niña), 'baby doll' (muñequita) o 'sweetheart' (cariño). La empresa ignoró las quejas por buen tiempo y sólo lo despidió cuando él manoseó a una empleada.

Abrams sostuvo que fue despedida tras pedir a sus jefes que la ayudaran a implementar acuerdos que permitieran a los trabajadores de Blue Origin hablar libremente sobre presuntos casos de acoso o discriminación ocurridos dentro de la empresa.  

En un comunicado citado por Forbes, Blue Origin se escudó explicando que la exejecutiva fue despedida de la compañía hace dos años después de “repetidas advertencias” por “problemas relacionados con las regulaciones federales de control de exportaciones”.

También aseguraron que la compañía “no tolera la discriminación o el acoso de ningún tipo” y que “investigará de inmediato cualquier nuevo reclamo de mala conducta”.

Empleados de Jeff Bezos enfrentan presión del multimillonario por ganar la carrera espacial

Los trabajadores de la compañía aeroespacial de Jeff Bezos afirman que se han sentido “deshumanizados”. Ellos alegan que los presionan hasta el límite para competir contra Space X de Elon Musk y Virgin Galactic de Richard Branson. Este estrés laboral habría incluso provocado “pensamientos suicidas” en algunos de ellos.

"Fue genial mientras Blue Origin estuvo tranquilo, estable y lento, hasta que Jeff comenzó a impacientarse, y Elon y Branson se adelantaron", dijo Abrams. "Y luego comenzamos a sentir esa presión e impaciencia, cada vez mayores, que definitivamente se filtraron desde la directiva", agregó.

La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos dijo que ya están investigando las acusaciones de la carta en temas de seguridad. “La FAA se toma en serio todos los reclamos de seguridad y la agencia está revisando la información”, indicaron desde la oficina.

Las denuncias no detienen el proyecto espacial de Jeff Bezos

Mientras tanto, Blue Origin ya anunció la fecha de su siguiente misión espacial, que será el segundo vuelo turístico tripulado al espacio de la empresa aeroespacial. 

El próximo 12 de octubre a las 8:30 AM, la nave New Shepard despegará desde el Launch Site One, en el oeste de Texas. A bordo estarán Chris Boshuizen, ex empleado de NASA, y Glen de Vries, cofundador de la plataforma Medidata Solutions para investigación clínica, aunque no han dado a conocer el nombre de los otros dos viajeros.

Ingresa Ahora