Cómo las empresas pueden evitar ser canceladas

Hay muchas cosas que las empresas pueden hacer para no provocar daños autoinfligidos.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cancelar la cultura puede ser tan perjudicial para su empresa, específicamente, como lo es a menudo para las celebridades en general.

Este fenómeno, en el que un individuo o grupo deja de apoyar a una persona o producto famoso, se asocia más comúnmente con las redes sociales. El acto de "cancelar" podría significar boicotear las películas de un actor, negarse a comprar libros escritos por un autor o negarse a utilizar ciertas marcas.

Para una pequeña empresa, este tipo de retribución rabiosa puede ser desastroso si los clientes se van o si disminuyen los flujos de ingresos. Sea consciente de las trampas, si quiere mantenerse alejado de la bilis de las redes sociales.

Ten cuidado con lo que publicas

Con demasiada frecuencia, presionamos el botón de enviar sin pensar y publicamos cosas en nuestras cuentas de redes sociales que nunca deberían ver la luz del día.

Las empresas siempre deben publicar con un propósito y evitar temas delicados que pueden convertirse en focos de controversia. La vergüenza grupal se ha convertido en la orden del día y las turbas en línea se apilan rápidamente si huelen sangre.

Cuando el director ejecutivo de Goya Foods describió el liderazgo de Donald Trump como una bendición para los hispanoamericanos, los detractores del expresidente pidieron un boicot y la empresa sufrió una avalancha de publicidad negativa. En otro caso, la actriz Gina Carano, quien protagonizó "The Mandalorian", fue despedida por Disney después de que comparó la experiencia del pueblo judío durante el Holocausto con ser conservadora en los Estados Unidos de hoy. Carano se “canceló” a sí misma porque los comentarios descuidados pueden tener resultados duraderos.

Relacionado: Cómo las marcas tratan con los enemigos en línea, los trolls y la cultura de cancelación

Planifique para una crisis antes de que suceda  

Cuando dirige una pequeña empresa, espera lo mejor y se prepara para lo peor. Las empresas que tienen un plan de crisis listo para funcionar cuando ocurre un desastre son las que pueden capear la tormenta.

Si no tiene una política de redes sociales que describa cómo responder, cree una. Saber cómo abordar una tormenta de negatividad en línea puede significar la diferencia entre sobrevivir y hundirse.

Aproveche las redes sociales para humanizar su marca

La interacción en línea se puede utilizar para comunicarse directamente con sus clientes, de modo que pueda responder preguntas y abordar problemas rápidamente si algo sale mal. También es una excelente manera de brindarles a las partes interesadas una mirada entre bastidores a la cultura y el lugar de trabajo de su empresa.

Un vistazo detrás de la cortina en una pequeña empresa es una excelente manera de mostrar a su personal y destacar las iniciativas de la empresa. Si su negocio se convierte en el foco de un ataque a las redes sociales, ya tendrá contenido positivo para ayudar a equilibrar las publicaciones negativas que podrían empañar su reputación.

No ignores a los críticos

La forma en que responda a las críticas negativas puede hacer o deshacer su negocio, por lo que es importante pensar antes de actuar. Si su empresa cometió un error, hágalo responsable y descubra una manera de corregirlo. Sea receptivo para que su empresa parezca comprometida y preocupada.

Si los comentarios negativos son injustificados, proceda con precaución pero defienda su marca. Una narrativa falsa puede cobrar vida propia, por lo que es importante cortar de raíz los comentarios inexactos. Los comentarios negativos son inevitables y un negocio que nunca atrae críticas, punto, parecería sospechoso.

Relacionado: Decir la broma que no puedes decir

Prepara, prepara, prepara

Las turbas en línea pueden movilizarse a la velocidad del rayo y causar estragos en un abrir y cerrar de ojos. Las empresas que están listas para responder rápidamente tienen más posibilidades de convertir una mala situación en una oportunidad positiva.

Las cancelaciones son a menudo el resultado directo de malentendidos que, si se aclaran, podrían haber evitado un boicot en línea, otra razón por la cual es esencial que las pequeñas empresas monitoreen sus medios de comunicación para detectar cualquier bache que pudiera causar daños a largo plazo.

En el mundo actual, ya no basta con ofrecer un servicio de alta calidad y tratar bien a sus clientes y empleados. También debe permanecer alerta y dispuesto a contrarrestar la desinformación, defender su reputación y contar la historia de su organización.

Relacionado: 11 amadas invenciones que casi fueron canceladas