5 estrategias para aprovechar al máximo el testimonio de un cliente

La narración de historias ha sido una tradición humana desde los albores de la civilización temprana.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los estudios de casos pueden no ser tan atractivos como un anuncio bien colocado o tan conmovedores como un comercial bien redactado, pero tienen su lugar en el proverbial carcaj de un especialista en marketing. Cuando uno piensa en formas efectivas en las que el valor de un producto o servicio se puede transmitir a las masas, es posible que los estudios de casos bien desarrollados ni siquiera se consideren inicialmente, pero sí juegan un papel impactante. Después de todo, un estudio de caso es realmente una historia sobre cómo trabajar con su empresa.

Cualquier historia bien escrita y bien contada se queda con nosotros y, lo más importante, nos enseña lecciones valiosas y enriquece nuestro aprendizaje. Al final del día, hablan directamente de la credibilidad.

Una vez que haya decidido emplear los estudios de caso como una de sus herramientas para promocionar sus productos y servicios, debe asegurarse de aprovecharlos al máximo. Los aburridos estudios de casos no le hacen ningún bien a nadie. Aprovechar al máximo un estudio de caso comienza con un adagio muy básico que la mayoría de la gente aprecia: manténgalo simple.

1. Manteniéndolo simple

Elija sabiamente el formato de su estudio de caso. Ningún lector debería necesitar mucho tiempo para comprender lo que está leyendo y qué lecciones debería aprender. Si su audiencia desea leer Guerra y paz , irán y lo harán a un ritmo pausado. Los detalles son importantes, pero si los ojos de sus lectores se ponen en blanco, no le está haciendo ningún bien a nadie.

Relacionado: Cómo utilizar la narración de historias para vender su marca y su visión

2. ¿Cómo le gusta aprender a su audiencia?

¿Sus lectores son aprendices visuales o adictos a los datos? Saber esto de antemano le guiará en el formato final de su estudio de caso. Las infografías son geniales, pero ¿son lo suficientemente impactantes para tu audiencia? Adapte su contenido a las mejores formas en que sus lectores absorben la información. Y no se olvide del video, no solo estamos hablando de estudios de casos escritos.

3. ¿Qué lecciones está tratando de transmitir?

Con el pretexto de mantener sus mensajes y su narrativa simples, identifique sus tres puntos principales. Estos puntos son en los que su audiencia debería dejar de pensar. Como cualquier otra buena historia, una vez que termina, el lector (o el oyente) debe estar lo suficientemente involucrado como para recordar de inmediato lo que se dijo o leyó; la audiencia no debe quedarse con ningún signo de interrogación en la mente.

Relacionado: Por qué contar historias es una habilidad que todo emprendedor debería practicar

4. Elija sabiamente sus ejemplos

¿Los detalles que proporciona en su estudio de caso avanzan hacia su objetivo? Por ejemplo, si su narrativa está destinada a aumentar las ventas, ¿los detalles son convincentes? Como se indicó anteriormente, no puede haber dudas: los estudios de casos deben promover la confianza y la confiabilidad. El lector (un cliente potencial) nunca debe preguntarse acerca de la conexión entre lo que acaba de leer y su situación.

5. Comprensión del cliente

Comprender el valor del estudio de caso es una vía de doble sentido. Los clientes deben ver las conexiones que se cuentan en la historia con sus inquietudes o problemas en tiempo real. La forma en que se escribe la historia debe seguir el paradigma clásico y ser relevante para el cliente. ¿Verán algún valor en esta narrativa? En caso afirmativo, está en camino de aprovecharlo al máximo como herramienta promocional.

Al final del día, está implementando estudios de casos como un medio para ayudar a sus clientes, no necesariamente dándose una palmadita en la espalda. Cuando la historia se transmite bien, el cliente mostrará aprecio por usted y su marca, ya que sus esfuerzos le han proporcionado soluciones.

La narración de historias ha sido una tradición humana desde los albores de la civilización temprana, lo que permite que se enseñen y retengan mensajes y lecciones. Un estudio de caso bien desarrollado es una historia en su esencia. Úselos para enseñar lecciones e inspirar grandes acciones y soluciones.

Relacionado: Los 5 elementos de la narración de historias que todo emprendedor debe saber