Sam Bankman-Fried, el joven multimillonario que quiere donar su fortuna

El fundador de la plataforma de intercambio de criptomonedas desea donar gran parte de lo que ha ganado a causas altruistas. ¿Ya conoces su historia?

Por

Su nombre es Sam Bankman-Fried y a sus 30 años ya es multimillonario. La revista Forbes ha valuado su fortuna en $24 millones de dólares que ha generado gracias a FTX Trading Limited, una de las exchanges de criptomonedas más grandes del mundo en la que los usuarios pueden hacer transacciones en diversas criptodivisas como Bitcoin y Ethereum fácilmente. Además, el joven empresario tiene algo que lo hace particular: dice que donará (casi) toda su fortuna a causas altruistas.

¿QUIÉN ES SAM BANKMAN FRIED?

Sam Bankman-Fried nació en Stanford, California, el 6 de marzo de 1992. Sus padres eran profesores de leyes en la universidad y desde pequeño se mostró interesado en el utilitarismo, filosofía que establece que la mejor acción es la que produce la mayor felicidad en un mayor número de individuos posibles, además de maximizar la utilidad.

Estudió física y matemáticas en el MIT (Massachusetts Institute of Technology) de donde se graduó en 2014. Su primer empleó lo consiguió en 2013 en Jane Street Capital, una empresa de fondos de inversión cotizados en bolsa (ETF) en la que permaneció hasta 2017. Luego de haber trabajado brevemente como director de una organización sin fines de lucro llamada Center for Effective Altruism, el joven comenzó a involucrarse con inversiones en criptomonedas y en 2017 fundó Alameda Research su primera empresa, aunque él mismo ha dicho que no tenía idea de cómo operaban las divisas digitales. A los pocos meses de fundada Alameda Research, ya movía más de 25 millones de bitcoins al día. En abril de 2019 Bankman-Fried fundó FTX empresa que actualmente realiza más de 1,000 millones de transacciones cada día y que le ha ayudado a amasar su fortuna en muy poco tiempo. La compañía creció rápidamente gracias a la inversión de fondos por parte de diversas empresas de capital de riesgo como SoftBank y Pantera Capital.

En más de una ocasión Bankman-Fried ha declarado que el de las criptomonedas no es un negocio al que le tenga mucha fe y que dejaría de invertir en ellas si encontrara otras opciones que le resulten más convenientes. Actualmente el joven se codea con grandes celebridades y FTX tiene amplia presencia en eventos y ligas deportivas digitales, además de ser patrocinador de equipos de diversas de ligas profesionales como los Golden State Warriors de la NBA o Mercedes en la Formula 1. Recientemente adquirió los derechos para nombrar al estadio de Miami Heat durante los próximos 17 años, invirtió $30 millones de dólares para producir y transmitir un spot en el Super Bowl protagonizado por el cómico Larry David y contrató a Tom Brady y Stephen Curry como embajadores de marca.

¿Y LAS DONACIONES PARA CUÁNDO?

La filosofía de Bankman-Fried es la siguiente: donará toda su fortuna a causas altruistas salvo el 1% que le permita vivir cómodamente. No le gustan los lujos (maneja un Corolla de Toyota) y en una entrevista que le concedió recientemente a Bloomberg, comentó: "Gastando dinero muy pronto te quedas sin formas realmente efectivas de hacerte más feliz. No quiero un yate".

La realidad es que a la fecha el joven multimillonario solo ha donado el 0.1% de su fortuna (aproximadamente $25 millones de dólares) y hasta ahora podría ser descrito como uno de los multimillonarios menos caritativos. Al ser cuestionado al respecto el Bankman-Fried se defiende diciendo que él ve a las donaciones como una meta a largo plazo.

Con donaciones o sin ellas, Bankman-Fried es uno de los protagonistas definitivos del mundo de las criptomonedas.