4 formas sencillas y comprobadas de mejorar la experiencia de comercio electrónico de sus clientes

¿Te encuentras compitiendo en un nicho de comercio electrónico abarrotado? Crear un poco más de margen de maniobra para ti es fácil.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En estos días, los clientes pueden acceder a su negocio desde cualquier parte del mundo. Si bien los dispositivos inteligentes y el comercio electrónico han nivelado el campo de juego como nunca antes, el hecho es que la gran mayoría de las personas que visitan su sitio no van a realizar una compra.

De hecho, la investigación de Growcode muestra tasas de conversión de comercio electrónico que van desde el 3,79% en el nicho de las artes y la artesanía hasta un mero 0,99% para productos para bebés y niños. Si bien nunca convertirá a todos los clientes, implementar algunas tácticas comprobadas que mejoren la experiencia del comercio electrónico será de gran ayuda para ayudarlo a superar los puntos de referencia de la industria.

1. Comience con su diseño en línea

Los fundadores de comercio electrónico deberían pensar en su sitio web como una versión digital de una tienda tradicional. Existe una gran diferencia entre ingresar a una tienda donde todo está claramente dispuesto y organizado de una manera lógica, a diferencia de una tienda donde es imposible encontrar lo que estás buscando.

Lo mismo ocurre con su sitio web. La navegación intuitiva debería facilitar a los visitantes la búsqueda de sus productos. Una barra de menú superior fija con un número limitado de opciones de navegación sirve como un buen punto de partida. Si su sitio web vende varias categorías de productos, estas generalmente deben ser parte de un menú desplegable. Un sistema de búsqueda robusto con varias categorías y filtros también puede facilitar la búsqueda de productos.

El diseño web de calidad, en última instancia, guiará a los clientes hacia donde desea que vayan. Combine un diseño intuitivo con mucho espacio en blanco y tendrá un sitio muy fácil de usar.

Relacionado: Creación de un sitio web de comercio electrónico: 8 aspectos técnicos que necesita saber

2. Mejora tu juego de empaque

Ningún cliente de comercio electrónico desea recibir un envío dañado. Debido a esto, los minoristas de comercio electrónico harían bien en invertir en características de empaque personalizadas para proteger los artículos mientras están en tránsito. Los insertos de cartón, pulpa, espuma o plástico mantienen los artículos en su lugar y ofrecen protección contra golpes y sacudidas.

El embalaje personalizado puede incluso convertir el acto de abrir la caja en una experiencia de marca. Desde la caja en sí hasta las tarjetas con códigos de descuento especiales, puede crear entusiasmo desde el momento en que aparece un pedido en la puerta del cliente. La popularidad de los videos de unboxing puede incluso crear nuevas oportunidades para el crecimiento de las redes sociales.

El embalaje puede tener un impacto directo en las ventas de su empresa. En un estudio de caso de Packlane, Father Time Bread experimentó un aumento del 20% en los ingresos y un crecimiento del 25% en su base de suscriptores después de presentar una caja de diseño personalizado con inserciones que protegían el pan mientras estaba en tránsito. La reducción de las quejas de envío mejoró la experiencia del cliente y, en última instancia, también aumentó las ventas.

3. Cree una experiencia en persona con páginas de productos.

La página del producto es donde los clientes tomarán su decisión de compra inicial. Dado que no pueden ver ni tocar el producto físicamente, es importante que cree una experiencia lo más sólida y tangible posible a través de la página del producto.

Obviamente, las imágenes de alta calidad son imprescindibles. Además de mostrar el artículo desde diferentes ángulos, también puede ser útil incluir al menos una imagen que lo muestre en uso. Una buena iluminación hará que el producto sea más atractivo visualmente. De manera similar, algunos sitios web incluso incluyen videos o visualizaciones de 360 grados para brindar una experiencia de aprendizaje más sólida.

La descripción de su producto también puede ser de gran ayuda al mostrar la personalidad de la marca al tiempo que destaca los beneficios y características. Sea breve y conciso, centrándose únicamente en los detalles necesarios. Brinde a los clientes la posibilidad de dejar comentarios sobre productos individuales también; según Qualtrics, el 93% de los clientes leerán los comentarios antes de comprar.

4. Agilizar el pago

Si bien la página del producto puede convencer a alguien para que compre, su proceso de pago debe ser fácil de usar para cerrar la venta. Según el Instituto Baymard, la tasa promedio de abandono del carrito de la compra es del 69,80% , y los principales problemas son los costos adicionales costosos, un sitio que desea que los usuarios creen una cuenta o un proceso demasiado largo o complicado.

Cuantos menos clics necesiten hacer los clientes para finalizar su compra, mejor. Si bien no hay nada intrínsecamente malo en brindar a los clientes la opción de crear una cuenta, el pago como invitado siempre debe ser una opción. Limite los formularios a la información que sea absolutamente necesaria para completar el pedido, como la dirección de envío y la información de pago. Permita opciones de pago adicionales además de las tarjetas de crédito (como billeteras digitales) para que pueda satisfacer mejor las necesidades de los clientes de hoy.

Intentar bombardear a su cliente con más anuncios y sugerencias de productos cuando están tratando de pasar por caja solo los ralentizará y hará que sea más probable que hagan clic. Sea transparente con respecto a las opciones y tarifas de envío al principio del proceso para que no abandonen su carrito en el último minuto.

Relacionado: 4 consejos principales para optimizar su pago en línea

A nivel superficial, los consejos antes mencionados parecen increíblemente fáciles. Sin embargo, las marcas de comercio electrónico no implementan muchas de estas prácticas. Ya sea que un comprador tenga problemas para navegar por su sitio web o no pueda comunicarse con el servicio de atención al cliente, estos contratiempos crean obstáculos muy reales que le impiden hacer crecer su base de clientes.

Si se toma un poco más de tiempo para ajustar la experiencia del comercio electrónico, puede tener confianza en su capacidad para complacer a sus clientes y lograr que le compren nuevamente en el futuro.