Airbnb busca erradicar las fiestas en sus propiedades utilizando un algoritmo

El sistema ya ha sido probado con éxito en Australia y ahora la empresa comenzará a utilizarlo en Canadá y Estados Unidos.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La misión de Airbnb de terminar con las fiestas ruidosas se hace cada vez más sofisticada. En el pasado mes de junio la plataforma prohibió de manera definitiva las fiestas en las casas y departamentos que renta; medida que fue bien recibida por los dueños de las propiedades.

SOPA Images | Getty Images

Cuando inició el confinamiento mundial debido a la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, muchos usuarios comenzaron a rentar propiedades de la plataforma con el único fin de organizar fiestas toda vez que las discos y antros permanecían cerrados. Preocupada porque esas reuniones pudieran propagar los contagios, Airbnb tomó medidas e implantó una severa prohibición. Luego de ver que la reacción al veto era positiva entre los dueños y vecinos de las propiedades, la empresa decidió extenderla de manera definitiva.

Ahora Airbnb está extendiendo su lucha más allá de un contrato en el que se estipula qué se puede y qué no se puede hacer. La plataforma ha dado a conocer la liberación de un algoritmo que pretende detectar a los usuarios que podrían organizar fiestas incluso antes de que hagan su reservación. Revisando el historial del usuario, el tiempo que lleva en la plataforma, la duración de su viaje, la distancia a la que la propiedad se encuentra de su hogar y los días de la semana en los que está reservando, el algoritmo intentará predecir si alguien es un fiestero en potencia.

A través de un comunicado publicado en su página oficial, Airbnb explicó: "Esta tecnología antifiesta está diseñada para evitar que se produzca un intento de reserva. Los huéspedes que no puedan hacer reservas completas de una propiedad debido a este sistema aún podrán reservar una habitación privada (en donde es más probable que el Anfitrión esté físicamente en el lugar) o una habitación de hotel".

El algoritmo ya fue probado con éxito en Australia, en donde tuvo un impacto positivo y ayudó a reducir en un 35% las fiestas y reuniones no autorizadas y ha abandonado su periodo de prueba en dicho territorio. La empresa ha anunciado que también comenzará a probarlo en Canadá y Estados Unidos con miras a liberarlo posteriormente a nivel mundial.

Originalmente las fiestas eran permitidas en las propiedades de Airbnb confiando que los huéspedes tuvieran el criterio para determinar si era propicio o no organizarlas. Tras algunos abusos con "fiestas abiertas" que eran incluso promocionadas en redes sociales y "fiestas crónicas" en algunas propiedades, la empresa comenzó a restringirlas y creó una línea de apoyo para que los vecinos de la propiedad pudieran reportarlas.

La lucha para acabar con ellas se vuelve cada vez más sofisticada.