Científicos franceses y alemanes aseguran que pueden crear diamantes a partir de botellas de PET en el laboratorio

En un estudio se determinó que, simulando las condiciones atmosféricas en planetas como Neptuno y Urano, es posible producir diminutos diamantes impactando botellas de plástico PET con un rayo láser.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Durante un trabajo de investigación publicado en la revista Science Advances y realizado por el centro Helmholtz-Zentrum Dresden-Rossendorf (HZDR) de la Universidad de Rostock, en Alemania, y la École Polytechnique, de Francia, se llegó a la conclusión de que, en el interior de Neptuno y Urano, conocidos como los planetas de hielo, se producen lluvias de diamantes.

En dicho estudio se llevaron a cabo diferentes pruebas, en un entorno de simulación de ambos planetas, en las que se realizaron disparos de un láser a una película de plástico PET simple y se estudiaron los resultados.

Según los experimentos, la lluvia de diamantes se genera a causa de la temperatura extremadamente alta que existe en el interior de ambos planetas, mientras que en la parte exterior es helada, además de que existen presiones millones de veces mayores que las de la Tierra.

El equipo de científicos determinó que estas condiciones se pueden simular con un láser, mismo que golpea una muestra de material similar a una película de plástico, la cual es calentada hasta 6 mil grados centígrados de manera instantánea.

Esta acción puede crear una onda de choque que tiene la capacidad de apretar dicho material en milésimas de segundo, con una capacidad de presión más de un millón de veces superior a la de la atmósfera.

De acuerdo con lo mencionado por Dominik Kraus, físico de HZDR, anteriormente estos experimentos se llevaban a cabo con hidrocarburos, pero el resultado únicamente se asemejaba a lo ocurrido en Neptuno y Urano, debido a que los planetas contienen una gran cantidad de oxígeno.

Por lo anterior, se llegó a la determinación de que era adecuado cambiar a PET, como el que se usa en las botellas, ya que contiene carbono, hidrógeno y oxígeno, de forma equilibrada.

Tras las simulaciones, pudieron determinar que llueven diamantes en Neptuno y Urano, pero también en otros planetas del Sistema Solar.

Este experimento abrió la puerta a que se desarrollen diamantes nanométricos, mismos que se pueden utilizar como un agente de contraste médico y acelerador de reacción.