• Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios
  • Katherine Allen y Atreya Misra (ambos de 24 años)
  • Jeremy Cai (25 años)
  • David Zamarin (22 años)
  • Matthew Rooda (26 años)
  • Cecilia Gonzalez y Kimberly Robles (26 y 27 años)
  • Lani Lazzari (26 años)
  • Jamie Marshall y Kevin Tan (24 y 26 años)
  • Paris Smalls (27 años)
  • Ivonna Dumanyan (26 años)
Next SlideNext Slide

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Sus ideas innovadoras están cambiando sus industrias y están ganando mucho dinero.
Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios
Crédito: Adraint Bereal
16 min read
¿Qué se necesita para crear un cambio? Para nuestra lista anual de Jóvenes Millonarios hablamos con las personas que saben la respuesta a esa pregunta, porque lo trabajan todos los días. Conoce a 12 jóvenes emprendedores que están creando un mejor mañana.
Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Katherine Allen y Atreya Misra (ambos de 24 años)

Katherine Allen y Atreya Misra (ambos de 24 años)
Crédito: Adraint Bereal

Flo Recruit fue diseñado para ayudar a las empresas a conseguir los mejores talentos en los eventos de contratación. “Teníamos una hoja de ruta de dónde estaríamos a finales de 2020”, dice el cofundador Atreya Misra. Pero, por supuesto, el COVID-19 detuvo todos los eventos, incluidas las ferias de empleo. "Básicamente, tuvimos que empezar de cero".

Es una posición en la que se encontraban la mayoría de los emprendedores este año, lo que los obliga a volver a centrarse en el valor que ofrecen y luego a reconstruir su valor ahora. Eso fue algo natural para Flo Recruit porque ya había pasado por el proceso de reinvención una vez antes. El concepto comenzó hace cinco años cuando la cofundadora Katherine Allen estaba en el sótano de su casa de la hermandad de mujeres en la Universidad de Texas, clasificando pilas de currículums de promesas. "Estás tratando de formar grupos de miembros que podrían agradarse entre sí porque tienen que hablar durante una fiesta durante 20 minutos", dice. "Me sentí ridícula porque hay literalmente más de 1,000 nuevos miembros potenciales en la UT".

Allen era estudiante de ingeniería mecánica y pensó que podría construir una forma más eficiente de reclutar. Elaboró ​​wireframes en su diario y luego buscó un desarrollador para construir el producto. Encontró a Misra, una joven en ese momento, y los dos pronto comenzaron a vender su software principalmente a organizaciones de la vida griega. “Entonces la bombilla se apagó”, dice Allen. "Vimos que había una oportunidad mucho mayor: los empleadores". En los grandes eventos de reclutamiento de universidades, los cazatalentos están tan abrumados que luchan por no perder de vista a quién conocen.

Para 2019, Flo Recruit se había convertido en una plataforma que ayuda a las empresas a rastrear, investigar y contratar a los candidatos que conocen en los eventos. La compañía completó la aceleradora Y Combinator, recaudó una ronda inicial de más de un millón de dólares y atrajo a algunos de los bufetes de abogados más grandes del país como clientes. Cuando llegó el COVID-19,

Allen y Misra se preocuparon de que la compañía estuviera acabada y luego, una vez más, se dieron cuenta de que enfrentaban una gran oportunidad. “Esto ha obligado a las personas a sentirse cómodas con las entrevistas a distancia”, dice Allen. "Queremos ser el líder que proporciona una solución virtual antes de que sepan cómo se supone que debe ser". Con sus nuevos productos virtuales, Flo Recruit está ahora en camino de triplicar los ingresos del año pasado.

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Jeremy Cai (25 años)

Jeremy Cai (25 años)
Crédito: Entrepreneur EU

Jeremy Cai es hijo de inmigrantes chinos que trabajaban en la fabricación de autopartes en Chicago. Eso hizo que se interesara en la manufactura en general y estaba desconcertado al ver cuán lenta era la adaptación de la industria. Incluso cuando las empresas directas al consumidor interrumpieron el comercio minorista, las marcas más antiguas parecían estancadas en el mismo modelo en el que habían confiado durante medio siglo.

A los 23 años decidió unirse a los disruptores. Imaginó una empresa de moda de lujo y artículos para el hogar que vendería sus artículos de una manera totalmente nueva. La mayoría de las marcas compran productos de una fábrica y luego lo marcan para los consumidores. Su empresa actuaría más como una asociación: crearía una plataforma a través de la cual los fabricantes podrían vender directamente a los consumidores, por lo que obtendría el doble o el triple de sus ganancias habituales. No aceptaría parte de la venta; en su lugar, cobraría una tarifa de membresía anual de 100 dólares para comprar en el sitio.

El atractivo, como lo imaginaba Cai, era que los productos provendrían de los mismos fabricantes altamente calificados utilizados por marcas como Prada y Celine, pero a una fracción del costo. Pasó el 2018 reuniéndose con 400 fabricantes, tratando de convencerlos de que inviertan en el inventario que venderían a través de su plataforma.

“Recibimos muchos ‘No’”, dice riendo. Pero también obtuvo tres “Sí”, y su empresa, llamada Italic, se lanzó ese noviembre con bolsos, bufandas y gafas. Los productos eran buenos, pero su modelo no funcionó. Los consumidores no estaban dispuestos a pagar por una membresía porque no veían el valor. Entonces giró el modelo. Bajó la tarifa y agregó un pequeño margen de beneficio en los artículos mientras se concentraba en traer nuevos productos de docenas de fábricas y crear conciencia de marca.

Este julio, armado con una sólida reputación y muchos clientes satisfechos, Italic reintrodujo las membresías y rápidamente se formó una lista de espera. "No tome los consejos al pie de la letra", dice Cai, quien ha recaudado 13 millones de dólares en capital de riesgo para escalar el negocio. "Realmente se trata de ser creativo y descubrirlo por su cuenta, especialmente si está tratando de construir algo nuevo".

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

David Zamarin (22 años)

David Zamarin (22 años)
Crédito: Entrepreneur EU

A veces, una idea es mala. Pero otras veces, una idea es buena, pero el momento es malo.

David Zamarin no se dio cuenta al principio, pero su idea cayó en la última categoría. Cuando era un adolescente que crecía en Filadelfia, Zamarin simplemente no podía mantener limpias a sus amados Air Jordans. Imaginó una película mágica que le quitaría los zapatos cada vez que se ensuciaran, revelando una superficie prístina. Pero... no existía. Y no tenía idea de cómo crearlo.

Así que hizo la siguiente mejor opción. Comenzó un negocio de limpieza y reparación de calzado llamado LickYourSole, que comercializó con los equipos deportivos locales. Fue un éxito instantáneo y lo vendió cuatro meses después. Pero a medida que crecía, no podía deshacerse de su idea original. ¿Era realmente posible una película protectora para zapatos?

Para averiguarlo se involucró con el departamento de química del Centro Singh de Nanotecnología de la Universidad de Pensilvania. Luego se embarcó en un largo proceso de Innovación y Desarrollo. Después de más de tres años, lo había logrado: creó DetraPel, un líquido no tóxico que protege los materiales de las manchas.

En 2017, a la edad de 19 años, lanzó el producto en Shark Tank Estados Unidos y recibió una oferta de 200 mil dólares. El dinero finalmente fracasó, pero la publicidad no tuvo precio. “Tuvimos cientos de miles de visitantes a nuestro sitio web a los pocos minutos de la emisión del programa”, dice Zamarin. Eso ayudó a impulsar el crecimiento y le ha permitido a Zamarin atraer contrataciones clave y centrarse en fortalecer las operaciones, ya que la marca proyecta un crecimiento 13 veces mayor en las ventas de 2020 año tras año.

Este año, en respuesta al COVID-19, DetraPel cambió la producción para fabricar desinfectantes y desinfectantes para manos, y el negocio creció aún más: "Tuvimos ventas récord en marzo, abril y mayo".
 

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Matthew Rooda (26 años)

Matthew Rooda (26 años)
Crédito: Entrepreneur EU

Matthew Rooda creció en el sureste de Iowa, donde sus padres y su abuelo eran productores de carne de cerdo. Pero su familia lo alentó a ir a la universidad para probar algo nuevo, por lo que ingresó a la Universidad de Iowa en camino a la escuela de medicina. Mientras estuvo allí, tomó un trabajo a tiempo parcial en una casa de maternidad, donde las cerdas dan a luz, y pudo ver de cerca el problema del aplastamiento de lechones, que mata a uno de cada 10 de los bebés cerditos. “Una mañana me acerqué a una de las mamás y ella se había acostado sobre ocho de sus bebés”, dice Rooda. “Estaban muertos. Quince minutos después, se recostó sobre otro. Estaba tan frustrado. Yo pensaba ‘Tengo que encontrar una manera de resolver este problema’".

En 2015, Rooda y su amigo Abraham Espinoza, un estudiante de informática de Saltillo, México, fundaron SwineTech y desarrollaron un algoritmo que identifica el chillido de un lechón al ser aplastado. Construyeron una red de malla que podía señalar la ubicación de un lechón en apuros, así como un parche portátil para las cerdas. Cuando un lechón debajo de una cerda comienza a chillar, el parche le da a la madre un suave impulso TENS (el mismo que usan los quiroprácticos en humanos), lo que la impulsa a moverse y al lechón a liberarse.

Rooda y Espinoza, de 28 años, han recaudado 7 millones  en fondos para SwineTech y pronto lanzarán un nuevo producto que reutiliza las técnicas de gestión de la atención médica para la industria. Puede que Rooda haya vuelto a las raíces de su familia, pero esto no se parece en nada al negocio de cerdos de su abuelo. “Ha sido emocionante ayudar a la industria a avanzar hacia la era digital”, dice.

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Cecilia Gonzalez y Kimberly Robles (26 y 27 años)

Cecilia Gonzalez y Kimberly Robles (26 y 27 años)
Crédito: Entrepreneur EU

Kimberly Robles (derecha en la foto,) estaba estudiando negocios en la Universidad del Sur de California cuando conoció a Cecilia González (izquierda), una estudiante del cercano Instituto de Diseño y Comercialización de Moda. Las chicas se unieron instantáneamente por dos cosas: ambas crecieron en México y ambas sabían cómo trabajar con cero recursos.

En las fiestas de la escuela notaron que todas sus amigas estaban cortando y rediseñando las camisas de la USC para hacerlas más lindas, más ajustadas y menos masculinas. La indumentaria universitaria, después de todo, no es reconocida por ser vanguardista. Así que Robles y González dieron el salto, fundaron Hype & Vice en sus dormitorios y debutaron con camisetas de moda de la USC. En solo unos meses, los estudiantes hacían fila en otros campus para comprar ropa con los colores de su escuela.

A partir de ahí, dos problemas pondrían a prueba su negocio. Primero, un lote de cartas de cese y desistimiento llegó a los dormitorios de las chicas justo cuando las ventas comenzaban a dispararse. En lugar de darse por vencidas, negociaron licencias para legitimar el uso de los logotipos de las escuelas. Luego se dieron cuenta de que sus proveedores estaban devorando sus márgenes. Entonces reconsideraron sus operaciones. "Pensamos, ¿qué tan complicado puede ser montar nuestra propia fábrica?" dice Robles.

Resulta que mucho, especialmente en Tijuana, donde decidieron ponerla. Sin saber por dónde empezar, llamaron a los propietarios de las fábricas locales para pedirles consejo; uno finalmente los invitó a su oficina y les enseñó cómo hacerlo. ("Nunca hemos tenido miedo de preguntar", dice Robles). A partir de ahí, Hype & Vice pudieron adquirir una planta de fabricación que abrió el verano pasado.

La marca ahora cuenta con más de 60 socios universitarios, 10 empleados y 1.7 millones de dólares en financiamiento. Descubrir su viaje empresarial es fácil, dice Robles, incluso si el viaje en sí es desafiante. “Simplemente sumérgete en una industria que te apasione y encontrará problemas que puede solucionar. Entonces ve y arréglalos".

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Lani Lazzari (26 años)

Lani Lazzari (26 años)
Crédito: Entrepreneur EU

Lani Lazzari estaba desesperada por eliminar su eczema. Nada de lo que intentó le ayudó. Entonces, un día después de mucho experimentar, hizo un exfoliante de azúcar en su cocina, ¡y funcionó! Pero cuando decidió convertir su solución casera en una compañía de cuidado natural de la piel, nadie pensó que duraría, y mucho menos llegaría a obtener 5 millones de dólares en ganancias. ¿Por qué? Porque Lazzari tenía 11 años.

Resulta que la edad sería solo uno de los muchos obstáculos que enfrentaría en los negocios, pero muchos años después, los reveses la prepararían para prosperar durante el COVID-19.

Lazzari formó su empresa, Simple Sugars, en la secundaria y el negocio creció lentamente. Cuando estaba en la preparatoria condujo 16 mil kilómetros alrededor de Estaods Unidos promocionándolo en el Chevy Prizm blanco de 1999 de su bisabuela, lo que le ganó mucha atención en las redes sociales y una invitación a Shark Tank. Ella fue al programa, obtuvo una inversión de 100 mil dólares de Mark Cuban y, en el primer fin de semana que el episodio salió al aire en 2013, obtuvo unas ventas explosivas de 650 mil dólares. 

Este se convertiría en el próximo gran obstáculo de Lazzari: no estaba preparada para manejar ese volumen de ventas. “Solo tienes que concentrarte y decir: 'Está bien, no conozco la solución definitiva, pero ¿cuáles son las pequeñas cosas que puedo empezar a resolver mientras tanto?'”, dice. Paso a paso, armó las piezas del rompecabezas, contrató a un equipo para manejar la bandeja de entrada desbordada de la empresa y buscó nuevos proveedores de azúcar para satisfacer la demanda.

Para 2014, Simple Sugars había escalado y colocado productos en 450 estantes de tiendas. Pero cuando Target llamó con una oferta, generalmente el sueño de cualquier emprendedor, Lazzari experimentó otro gran obstáculo. "Querían que alcanzáramos un precio más bajo para ellos que para cualquier otra persona, incluido nuestro propio sitio web", dice. Sus ventas en línea representaron el 80 por ciento de los ingresos y temía subcotizarse a sí misma, por lo que rechazó el trato. Luego miró más de cerca a sus otras asociaciones físicas, vio una desaceleración y tomó una decisión audaz: en 2017, se retiró de casi todas las tiendas para poder volver a concentrarse en el comercio electrónico.

Esa decisión se sintió especialmente profética en 2020, ya que las tiendas cerraron mientras sus ventas en línea aumentaron. Los ingresos están en camino de alcanzar los 3 millones de dólares en 2020. "No es un crecimiento significativo", dice Lazzari. "¡Pero tampoco es malo!"
 

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Jamie Marshall y Kevin Tan (24 y 26 años)

Jamie Marshall y Kevin Tan (24 y 26 años)
Crédito: Entrepreneur EU

En 2017, cuando Jamie Marshall y Kevin Tan eran estudiantes en Yale, pensaron lo mismo que habían pensado generaciones de estudiantes antes: esperar en la fila para recibir comida es molesto. Pero a diferencia de otros, decidieron solucionar el problema. 

Crearon Snackpass, una aplicación que permite a los usuarios realizar pedidos con anticipación para recogerlos de forma rápida y sencilla, al mismo tiempo que obtienen puntos de recompensa que se pueden compartir con amigos. 

En el lanzamiento, el 80 por ciento de los estudiantes de Yale comenzaron a usar la aplicación y los restaurantes se apresuraron a asociarse con ella. Cobra alrededor del 10 por ciento o menos por pedido, que es mucho más bajo que la mayoría de las aplicaciones de entrega. 

“Otras aplicaciones de alimentos necesitan gastar dinero para adquirir e incentivar a los conductores”, dice Tan. "Hemos eliminado esa línea de pedido de nuestra ecuación". 

Hoy, la aplicación se utiliza en 14 campus y ha recaudado 21 millones de dólares. Pero el  COVID-19 ha cambiado rápidamente a los restaurantes y campus. "Estamos ayudando a ambos a reabrir de forma segura y con sana distancia", dice Tan. 

Marshall agrega: "Creamos una suite integrada para restaurantes, que incluye códigos QR de menú digital y quioscos de autoservicio para impulsar el negocio de manera segura". Y a lo largo de los turbulentos cambios de este año, han aprendido a hacer que su producto sea fácil de usar, pase lo que pase. "Tu valor debe ser una obviedad para el cliente", dice Tan.  
 

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Paris Smalls (27 años)

Paris Smalls (27 años)
Crédito: Entrepreneur EU

El objetivo de Eden Geotech es reemplazar el fracking hidráulico, que bombea millones de galones de agua infundidos con productos químicos peligrosos en el suelo como una forma de extraer petróleo o gas natural, con una alternativa respetuosa con el planeta. 

El director ejecutivo Paris Smalls y su cofundador, Ammar Alali, de 31 años, han desarrollado la estimulación eléctrica pulsada del depósito, una tecnología que utiliza energía eléctrica para aumentar la permeabilidad sin dejar materiales nocivos. La compañía ha atraído más de 2 millones de dólares en fondos y actualmente está trabajando con su primer socio, Petroleum Development Oman, para implementar su tecnología. Pero el éxito de hoy no es exactamente lo que los fundadores habían imaginado originalmente. 

“Nuestro enfoque principal en el lanzamiento fue crear una tecnología que pudiera utilizar el calor latente en los pozos de petróleo y gas abandonados para generar energía geotérmica renovable”, dice Smalls. 

“Después de un año, nos dimos cuenta de que aunque era técnicamente factible, no sería económicamente factible. Necesitábamos ser creativos para asegurar el futuro de la empresa ". Su conclusión: "No tengas miedo de pivotear", dice. "Sea flexible y esté abierto a nuevas ideas".

Conoce a 12 jóvenes millonarios que están alterando la forma en que se hacen los negocios

Ivonna Dumanyan (26 años)

Ivonna Dumanyan (26 años)
Crédito: Entrepreneur EU

Como atleta de la División 1 de la NCAA, Ivonna Dumanyan estaba muy familiarizada con las lesiones prevenibles. Si tan solo pudiera entender las habilidades y limitaciones de mi cuerpo, podría encontrar las medidas de entrenamiento, recuperación y cuidado que sean efectivas para mí, recuerda haber pensado.

En ese momento, Dumanyan estaba estudiando ingeniería mecánica en la Universidad de Duke y Gabrielle Levac, otra estudiante atleta, estaba estudiando estadística. Juntas, comenzaron a profundizar en el problema, hablando con investigadores líderes en ciencias del deporte, todo con el interés de usar datos para crear entrenamientos más seguros.

Hoy ese proyecto apasionante se ha convertido en Fathom AI, una empresa que trabaja con proveedores de fitness para capturar datos biográficos del usuario y utiliza análisis y aprendizaje automático para crear entrenamientos personalizados y planes de recuperación. Dumanyan y Levac, de 28 años, han recaudado 3.2 millones de dólares desde que se incorporaron en 2015 y actualmente están negociando un contrato de 2 millones a 4 millones de dólares con una marca de fitness boutique nacional.

“Presta atención a tus miedos”, dice Dumanyan sobre la creación de un negocio. "La incomodidad puede llevarte a las preguntas que deberías hacer, los problemas que podrías resolver y los desafíos más urgentes que debes enfrentar".