Consultoría

Qué origina el mobbing...

Qué origina el mobbing...
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Qué origina el mobbing... Qué origina el mobbing... Acosadores y acosados Soluciones

Qué origina el mobbing...

Las causas que llevan a una persona o grupo de empleados a acosar a otroelemento de la empresa

Adriana Bandera*

Existen diferentes causas dentro del mundo laboral para crear un escenario delmobbing o acoso moral:

Cambios continuos en el mundo de la producción orientados a la calidad yel cliente, la presión de la economía, el mercado laboralflexible y les demandas de actualización continua; la competencia, laconsecución de la máxima productividad, las fusiones yreestructuraciones para ahorrar puestos de trabajo, el ritmo de actividaddesenfrenado, la flexibilidad e inmediatez para cambiar de un sitio a otro o elcambio de funciones y responsabilidades.

Existen organizaciones que lo causan naturalmente, como un derivado de supropia estructura. Mientras en la empresa reine la confusión, no existauna definición sobre las competencias ni los objetivos de las personas ytodo el peso se deposite en &flashquotlos jefes&flashquot, se propiciará lacreación de feudos, en donde la última palabra la tenga elencargado del área, creándose un ambiente de tiranía ysubordinación.

En la actualidad se manejan otros factores como &flashquotLa Eventualidad oTemporalidad&flashquot. Nada es a largo plazo. De hoy a mañana pueden trasladartea una nueva tarea o despedirte.

Esto crea inestabilidad, desconfianza y falta de compromiso, pues el ambientelaboral genera situaciones de abuso de poder y los trabajadores no puedendefender sus derechos.

El acoso inicia por una falta de respeto y un conflicto que no se ha atendido yse transforma en mobbing. Los jefes que no atienden las quejas de laspersonas --porque no saben escuchar o aplazan la toma de decisiones oconsideran el tema insignificante-- eluden una de sus responsabilidades, que esla intervención para resolver los conflictos y la atención en ladefensa de la dignidad de todas las personas que están a su cargo.

Acosadores y acosados

Con las situaciones descritas anteriormente, existe terreno propicio para queel acosador --que puede ser una persona perversa, envidiosa, competitiva, condeseo de poder, dinero o prestigio-- le resulte fácil ejercer elmaltrato.

El acosador moral suele desarrollarse exitosamente en su carrera profesionalmediante una gran ausencia de escrúpulos, que le facilita el abuso delas personas que le rodean, especialmente aquellas que se encuentran en unlugar de subordinación.

Pero también una persona que no tiene estas características puedecomportarse en algún momento como un acosador, influido por la cultura ylos intereses de la empresa, por su inseguridad o sencillamente porqueconsidera que el trabajo tiene otro sentido.

Ahora veamos a las víctimas. No creas que esto puede ocurrirlesólo a los Gutierritos o débiles de carácter.También puede pasarle a un trabajador brillante a quien su jefe quiereobstaculizar, por lo que las acciones de éste y de algunos de suscompañeros buscan desestabilizarlo, con vistas a disminuir su capacidadlaboral para eliminarlo.

Cualquier persona puede llegar a ser víctima de un acosador, no existeun perfil determinado para ocupar ese rol, pero con frecuencia se puedeobservar que son personas con baja autoestima.

Las estrategias abusivas suelen pasar desapercibidas para quienes estánfuera del círculo, porque por un lado, el abusador desarrolla una granhabilidad para &flashquotmentir y falsifica con gran aplomo&flashquot, como explica Irigoyen,mientras que las víctimas suelen refugiarse en el silencio, por temor opor vergüenza.

Es importante que en las empresas se detecte a las personas que llevan a caboel acoso moral y escuchen a los empleados de todos los niveles. Pocos factoresmerman tanto la productividad y la innovación en una empresa como unambiente de cacicazgo.

Soluciones

En la medida en que una empresa tenga una estructura firme pero flexible, endonde se contrate gente bien calificada --tanto en conocimientos como enliderazgo-- y que los empleados puedan desplazarse y crecer en lacompañía, se favorecerá un ambiente de trabajo sano ylejano al acoso laboral.

Además, las reglas del juego deben estar claramente definidas: no debehaber temor a confusión a malas interpretaciones en cuanto a lascompetencias y responsabilidades de cada uno de los trabajadores que integranla organización. Aunque parece una obviedad, deben prevalecer el respetopor las leyes, la cultura del trabajo y los derechos de los empleados.

Ahora bien, si eres víctima de un caso de mobbing, habla conalguna autoridad: el encargado de recursos humanos, el área legal de laempresa o el director general.

De ser necesario, puedes recurrir a abogados externos o especialistas laboralesque te orienten en este problema. Este paso es muy importante, pues la personaque ha sigo hostigada psicológicamente se siente bloqueada yatemorizada. Lo primero es buscar orientación, apoyo y ayuda.