Tecnología

Tu oficina en casa

Una cosa es eliminar los gastos superfluos y otra ser tacaño. Aquí una lista de las herramientas de trabajo indispensables.
Tu oficina en casa
Crédito: Depositphotos.com

Uno de los consejos de oro para los emprendedores afirma que se deben eliminar los gastos superfluos, especialmente en la etapa de arranque. Pero en esta consideración se corre el riesgo de volverse tacaño con herramientas de trabajo indispensables.

Aquí enumeramos los elementos básicos para el arranque, sin importar el giro del negocio:

Computadora. Una PC estándar puede adquirirse desde ocho mil pesos. El software necesario, como Office de Microsoft o Smart Suite de Lotus pero si no deseas el paquete completo, puedes comprar aplicaciones por separado. Algunas otras soluciones integrales podrían complementar la función de tu equipo, como los software de tipo contable y administrativo.

Es importante que no caigas en la tentación de adquirir software pirata. En primer lugar, es un delito. Además, este tipo de programas suele fallar constantemente y no contarás con soporte al cliente que las compañías conceden gratuitamente a sus usuarios.

Al adquirir software original podrás actualizar los programas a un costo menor. Los distribuidores de hardware hacen constantes ofertas de sus productos. Busca esos paquetes que muchas veces incluyen la PC, impresora y algunos programas de cómputo.

Impresora. En los últimos años ha aparecido una gran constelación de impresoras de inyección de tinta a color con precios muy atractivos (desde 600 pesos), pero rápidamente se vuelven obsoletas y con riesgo de no volver a encontrar los cartuchos originales. Cuando se tienen disponibles, éstos se cotizan en precios que hasta pueden superar el valor con que compró la impresora.

Al respecto, expertos recomiendan que la mejor alternativa es la impresora de tipo láser, como las que ofrecen Hewlett-Packard y Samsung, que aún cuando es un poco más elevado su costo, la periodicidad de cambio de sus consumibles es mayor a los de las de inyección de tinta, al igual que su obsolescencia.

La marca Brother maneja aparatos multifuncionales, que incluyen fax, copiadora y escáner en un mismo aditamento. No los pierdas de vista, representan un ahorro de espacio y dinero (los hay desde tres mil pesos).

Regulador de energía. Este es un elemento indispensable para proteger tu equipo de cómputo. Cada vez son más económicos y pequeños.

Teléfonos. Si te es posible, contrata otra línea telefónica exclusiva para el negocio. De no ser así, contrata el servicio de contestadora automática, que pueda registrar mensajes cuando estés en la línea, ausente o en Internet (si es que eliges el servicio de marcación telefónica). También resulta muy importante que tengas un teléfono móvil o un radio localizador.

Internet. Hoy en día existen muchos jugadores en el mercado, que ofrecen el servicio desde 300 pesos al mes. Los enlaces tipo Digital Subscriber Line o DSL, como el proveído por Prodigy Infinitum y empresas de TV por cable, son los más recomendables para negocios pequeños.

Muebles ergonómicos. Las sillas y escritorios diseñados acorde a las curvaturas del cuerpo humano son ideales para quienes deben pasar una buena parte de su jornada ante la computadora. Es verdad que resultan hasta 40 por ciento más caros que los muebles de menor calidad, no obstante, recuperarás tu inversión al procurarte una postura sana que redundará en mejores niveles de productividad.

Espacios alternativos. Si prefieres salirte del entorno cotidiano o posponer la inversión para montar tu oficina en casa, puedes optar por los denominados Centros de negocios, espacios equipados que se rentan a diversas compañías.

En México, este tipo de servicio es ofertado por empresas como Regus y te permite ahorrar hasta 40% del desembolso que implica sostener una oficina convencional. La inversión en este concepto puede ser deducible de impuestos.

Otras consideraciones. Si te das de alta ante Hacienda como trabajador independiente que trabaja en casa, podrás deducir gastos como la renta yel teléfono.

De no estar en posibilidades de adquirir el equipo de cómputo, considera rentarlo. Existen esquemas de arrendamiento de computadoras y software desde dos mil pesos mensuales. Otra ventaja, en este caso, es que el gasto también es deducible y puedes renovar tu equipo y programas constantemente.

Nota: Los precios que aquí se mencionan pueden variar y/ o ser diferentes dependiendo la región en la que se contraten los difrentes servicios.

Contactos
Regus
www.regus.com.mx

www.SoyEntrepreneur.com