De medio tiempo

De medio tiempo-3024

De medio tiempo-3024
Crédito: Depositphotos.com

Púberes bajo la lupa

Los preadolescentes, con edades que van de diez a 14 años, resultan un interesante mercado, con buenas oportunidades de negocio para los emprendedores

Por Jessica Garbarino

Asesoró: Anakani Ocampo, Maestra en Análisis del Consumidor por la Universidad de Missouri en Kansas y titular de las cátedras de Análisis del Consumidor y Mercadotecnia, en el Tecnológico de Monterrey (Tec), campus Ciudad de México, anakani@itesm.mx

A punto de abandonar la niñez para adentrarse en los complicados laberintos de la adolescencia, los púberes, de entre diez y 14 años, son unos consumidores particulares que, si se sabe cómo conquistarlos, pueden proveer de buenas ganancias a quien se ocupe de ellos.

Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), las familias mexicanas dedican 28 por ciento de su gasto a los hijos cuando el jefe de familia es hombre, y 37 por ciento cuando está a cargo una mujer. Así, los casi 12 millones de púberes que habitan el país constituyen un importante nicho de mercado al que se enfocan cada vez más empresas con el lanzamiento de productos especialmente diseñados.

Los especialistas en mercadotecnia de tales compañías se han abocado entonces a estudiar la psicología, el estilo de vida y las motivaciones a la hora de comprar de los púberes, a fin de entender la lógica subyacente y llegar a ellos con ofertas que les resulten atractivas.

Vanidosos en busca de identidad

Las definiciones de este sector de mercado coinciden en mencionar que los preadolescentes atraviesan un momento &flashquotbisagra&flashquot de sus vidas, en el que empiezan a abandonar la niñez, aspiran a una independencia respecto de los padres que todavía no poseen por completo; experimentan su despertar sexual, de modo que prestan más atención a su aspecto físico; el cuerpo comienza a manifestar los primeros cambios que los convertirán en adultos: acné, vello facial, las hormonas toman protagonismo; se vuelven emocionalmente inestables; se hace patente la fuerte búsqueda de una identidad, que guía la necesidad de pertenecer a determinados grupos sociales; y adoran aquellos mundos que parecen pertenecerles exclusivamente.

Tales características hacen que los púberes sean excelentes consumidores de productos que se pueden incluir en los rubros moda, música y entretenimiento, tecnología, deportes y alimentos. Además, hacen mucho caso del prestigio de las marcas y del estatus que pueden brindarles. De modo que una buena campaña publicitaria, creative, ya que no es fácil sorprenderlos, y que maneje sus códigos, resulta crucial a la hora de interesarlos en un producto.

Qué se les ofrece

Aunque los preadolescentes no poseen grandes sumas de dinero propio, y la mayoría apenas maneja su &flashquotdomingo&flashquot, saben que cuentan con el respaldo de los padres para realizar sus compras y tienen buen poder de decisión.

La tecnología: computadoras, celulares, aparatos de música y videojuegos suelen ser uno de esos mundos de su completo dominio, donde los adultos parecen siempre quedar rezagados... y acostumbran gastar grandes sumas en &flashquotlo último&flashquot y más novedoso.

Aunque puede sonar contradictorio con la pretensión de los púberes de conseguir una identidad particular, innovadora y diferente, la moda resulta extremadamente importante entre sus intereses. Además, comienzan a experimentar la necesidad de agradar al sexo opuesto, justo cuando el cuerpo les juega una serie de &flashquotmalas pasadas&flashquot.

Cada vez más preadolescentes consumen cosméticos. Al punto que muchas empresas que se dedican a este rubro han incluido en su catálogo un apartado para este sector de los consumidores.

La ropa, los zapatos, ¡los benditos tenis! cada vez más sofisticados y los accesorios, son un clásico que siempre ha ofrecido buenas oportunidades de negocios en este nicho. También suelen gustar de ciertos objetos &flashquotautóctonos&flashquot, que les den singularidad o los hagan pertenecer a determinado grupo.

La intención de lucir bien se manifiesta además, en su consumo de comida ligera o natural (aunque también les gusta la denominada &flashquotchatarra&flashquot), jugos, agua embotellada, y la asistencia a gimnasios o clubes deportivos y a salones de belleza.

Por último, los púberes comienzan a definir sus gustos musicales (ahí también encuentran una sensación de pertenencia) y gastan buenas sumas de dinero, hasta 50 por ciento de cuanto disponen, en discos, conciertos, accesorios con la imagen de sus ídolos y aparatos para escuchar música.

Apóyate de los expertos

En nuestra lista de 1,200 Oportunidades de Negocio, a partir del 18 de junio, encontrarás oportunidades de negocio en el nicho de mercado de los púberes como:

Educación: franquicias para instalar escuelas de computación e idiomas. También hallarás propuestas para distribuir libros de texto, enciclopedias virtuales.

Comida: franquicias para producir jugos naturales, agua embotellada, donas, helados, hamburguesas y pizza.

Entretenimiento: ofertas para distribuir productos deportivos, franquicias que proponen la instalación de juegos en red y la venta de discos compactos.

Cuidado personal: accesorios como calzado, ropa para preadolescentes de ambos sexos, playeras con el diseño que se desee impreso, mezclilla e indumentaria deportiva. En el apartado de Cosméticos encontrarás empresas que incluyen en sus catálogos productos especialmente diseñados para los púberes.

Máquinas expendedoras: de películas (en DVD y VHS), discos compactos, videojuegos, bebidas, dulces, botanas y chicles.

Caja de clics

HREF=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/chispazos/chis02024.html&flashquot>Púberes y adolescentes