Consultoría

¿Resultado no deseado

¿Resultado no deseado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Resultado no deseado ¿Resultado no deseado? El enemigo en casa Enfoque y sinergia

¿Resultado no deseado?

Del dicho al hecho... descubre qué está fallando en laejecución de tus proyectos

Por Rodrigo del Val*

Seguramente conoces esta escena: altos ejecutivos viajan a una playa apartada,se encierran con un consultor de apellido extranjero quien diseña, juntocon ellos, la más avanzada y precisa estrategia para el éxito delpróximo año. Sin embargo, es probable que en los siguientes 12meses se presente algunos de estos cuadros:

* No se alcanzaron los resultados planeados

* Se alcanzaron los resultados con métodos diferentes a los concebidos

* El personal operativo nunca tuvo una visión completa de la estrategiadiseñada por los &flashquotgurús&flashquot

* A lo largo del año se cancelaron varios de los proyectos iniciales

¿Qué pasó? Lo que podemos pensar es que en el ámbitoempresarial hay algo que se está haciendo muy mal. Quizá elproblema no está en diseñar el plan de negocios ni lasestrategias que seguirá una empresa bajo la sombra de una palmera, puedeser que el conflicto esté en otro punto del proceso, pero¿cuál es éste?

Por lo pronto, la revista Fortune ha señalado que en 2001, 257empresas estadounidenses que cotizaban en bolsa, se declararon en quiebra oinformaban sobre la suspensión de pagos. Estos datos rompen elrécord de compañías con problemas financieros, que en elaño 2000 sumaron 176.

El enemigo en casa

Para ensayar una respuesta a las anteriores preguntas, es necesario elaborarotra: ¿habrán hecho esas empresas una detallada planeaciónestratégica? Seguramente sí, aunque el problema se encuentraentre la planeación y los resultados finales.

Existe una brecha importante entre lo que deciden los altos ejecutivos y lo querealmente sucede en la operación. De hecho, el estudio de la mencionadarevista destaca que no fueron los factores externos la principal causa de losfracasos de las empresas, sino los errores en su gestión.

Para esta situación, el término usado por Bossidy y Charan nopodría ser más acertado: la brecha es finalmente un problema deejecución.

Por ejemplo, una encuesta aplicada a 11 mil estadounidenses, por Franklin Coveyy Harris Interactive, arrojó resultados poco estimulantes, aunquereveladores:

49 por ciento asegura entender claramente las metas másimportantes de su organización

28 por ciento piensa que su organización se enfoca en metasimportantes

32 por ciento dice que sus objetivos de trabajo se traducen en actividadesdiarias

Sólo 40 por ciento afirma que su organización hace frente a larealidad y actúa en consecuencia inmediatamente

Como conclusión de todos estos datos se puede rescatar que lasorganizaciones padecen una gran falta de enfoque. Y ya Collins y suequipo han apuntado la importancia que el enfoque tiene para las empresas quehan logrado sobresalir. Ellos han ejemplificado esta situación con loque llaman &flashquotEl concepto del erizo&flashquot, es decir, el éxito está enenfocarse en aquella idea central que nos apasiona y nos mueve a laacción, y en la que podemos ser los mejores del mundo.

Enfoque y sinergia

Concentrarse, eso es poner enfoque en algo. En el deporte tenemos unárea muy ilustrativa de la importancia de esto. Lance Armstrong, ganadorcuatro veces consecutivas del Tour de Francia, dejó de participar enotro tipo de competencias para concentrar toda su atención en el Tour.

Así, cuando Franklin Covey lo invitó a participar en el congresoanual en UTAH --con la oferta de un &flashquotpago interesante&flashquot-- Lance simplementecontestó: &flashquotTengo que entrenar&flashquot. ¡Eso es enfoque absoluto! Y es loque deben reproducir cada una de las empresas que buscan ocupar lugaresprivilegiados en la carrera de la competitividad y de la prosperidad financieraen el mercado.

Otros aspectos analizados en la encuesta citada, descubren otra más delas debilidades en el ámbito empresarial: falta de sinergia. Ylos datos son estos:

56 por ciento considera que trabaja en unaatmósfera de confianza en la que se pueden expresar libremente lasopiniones

41 por ciento opina que no existe cooperación entre individuos y gruposde trabajo

43 por ciento piensa que en su trabajo no se discuten los asuntos importantes,de forma abierta y franca.

Algunas de las razones de esta problemática son la competencia ydesconfianza mutua que priva en el mundo empresarial. Esto es, si por un ladoexigimos de nuestros colaboradores trabajo en equipo, por el otro, premiamos lacompetencia interna, la información privilegiada y las luchas internasde poder. Esto es paradójico, aunque en realidad puede sercomplementario y favorable para la empresa y cada uno de los empleados.

Si pretendes mejorar la competitividad de tu negocio, tienes por delante unatarea fundamental: medir el enfoque y sinergia en torganización.

Involucra a los líderes y mandos medios de tu negocio; todos debenconcentrarse en la misión y evolución de lacompañía. ¡No pierdas el foco y disfruta de tuéxito!

* El autor es especialista en diagnóstico de enfoque y sinergia.fcmex@franklincoveymex.com