Emprendedores

Del periodismo a la hidroponia

Del periodismo a la hidroponia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Del periodismo a la hidroponia Del periodismo a la hidroponia Tu nueva fuente de ingresos Una técnica que da frutos Lo que bien se aprende... Artículos relacionados Contactos

Del periodismo a la hidroponia

Reinventarse no es nada fácil. Pero esta emprendedora lo hizo ysembró en agua fértil

Por Diana G. León

Convertirse en un emprendedor puede pasar de ser un simple deseo a unaverdadera necesidad. Así lo vivió Rita Ganem, reconocidaperiodista de la TV mexicana.

Corría el año de 1998 cuando, según cuenta, oyóhablar por primera vez de la hidroponia. &flashquotImaginarme un cultivo de vegetales enagua, me pareció fantástico y me acordé de losexperimentos de la NASA para proveer de alimentos a los viajes espaciales.Podría ser un buen pasatiempo y a la vez una terapia antiestrés&flashquot,cuenta Ganem.

La ex periodista decidió tomar un curso en Toluca con Gloria Samperio,pionera en la hidroponia en México. Así, con una rudimentariaestructura de madera, forrada con malla y plástico, construyó unpequeño invernadero de ocho metros cuadrados en la azotea de su casa, ysembró sus primeros jitomates y lechugas.

La hortaliza se fue ampliando hasta que logró cultivar tambiénespinacas, acelgas, chiles, perejil, albahaca y fresas. &flashquotMi produccióncasera cubre el consumo familiar y me da para regalar y presumir mis jitomates,algunos de los cuales han llegado a pesar 300 gramos cada uno&flashquot, festeja laemprendedora.

Tu nueva fuente de ingresos

Rita Ganem reconoce que en un principio la hidroponia era un mero pasatiempo;sin embargo, en 2002 se retiró de la empresa en que laboraba y su hobbiese convirtió en negocio. En sociedad con Jesús Fernández,contrataron como maestra a Leticia Hernández García, unaingeniera agrícola, así como a Claudia Rendón comodirectora, de lo que se convirtió en el actual Club Hidropónicode México, en la capital, en donde se imparten cursos los sábadosy domingos. El costo por alumno asciende a mil cuatrocientos pesos y se impartecuatro sábados o dos fines de semana completos.

&flashquotEn año y medio han pasado por nuestro centro más de 500 alumnos,y tenemos ya muchos testimonios de éxito a pequeña y medianaescala&flashquot, apunta Ganem quien espera &flashquottener un terreno lo suficientemente grandepara dedicarme al cultivo comercial; espero poder hacerlo a corto plazo, porque eso sí es un buen negocio&flashquot.

Una técnica que da frutos

Pero ¿qué es la hidroponia o hidroponía?, ambostérminos son correctos. Es una técnica para cultivar plantas sintierra, utilizando otros materiales como grava, tezontle, piedra pómez,fibra de coco o sólo agua (ahonde en el tema con Siembre ganancias enagua, Entrepreneur, septiembre 2003). A través de este sistema esposible cultivar una gran variedad de verduras y hortalizas, libres debacterias y parásitos; permite realizar cultivos en espacios reducidoscomo balcones, terrazas o azoteas para el consumo doméstico o enespacios más grandes para producción comercial.

Rita Ganem asegura que con 800 pesos, en un espacio de cuatro metros cuadrados,se puede iniciar un huerto casero que empezará a dar resultados en losprimeros tres meses, aproximadamente.

En ese espacio se pueden sembrar 20 plantas diferentes: jitomates, espinacas,lechugas y hierbas de olor. Aún cuando en ese caso, el cultivo esgeneralmente para autoconsumo, también pueden obtenerse algunasganancias. &flashquotMi amiga Gaby cultiva jitomates, cebollas, chiles, lechugas y hastaxoconostle, y los vende a las mamás de los compañeros de sushijos en la escuela&flashquot, cuenta la periodista.

Obviamente, el negocio puede ir creciendo de acuerdo con el espacio disponible.Ya con 250 metros cuadrados se puede tener, por ejemplo, una producciónde tres mil lechugas cada nueve semanas.

Para un sembradío de estas dimensiones, el costo gira entorno a los 13mil pesos, con los que se adquirirán semillas, bolsas de polietileno,tezontle y solución nutritiva.

Cada lechuga puede ser vendida en ocho pesos, lo que redituará unaventa, en ese mismo periodo (nueve semanas), de 24 mil pesos.

La experta en hidroponia explica que la inversión puede ser de hasta unmillón de pesos para cultivar una hectárea. Y aunque parezcaexcesivo decirlo, esa cantidad puede ser duplicada en unos cuantos meses, yaque en ese espacio se llegan a producir hasta 600 toneladas de cualquiercultivo.

&flashquotEn México, la tecnología hidropónica hace posibleproducir hortalizas en lugares como el desierto de Sonora y exportarlas aEstados Unidos y Europa. El precio que tienen estos productos en el extranjeroes casi dos veces mayor al de los productos que se obtienen en un cultivotradicional.&flashquot

Lo que bien se aprende...

Rodrigo Pérez Yascas es un fotógrafo de profesión, y hacesiete años empezó a practicar la hidroponia.

Primero instaló un invernadero de 280 metros cuadrados para cultivarlechuga y venderla sobre todo en restaurantes. Sin embargo, hace dosaños, con dos socios, se lanzó a un proyecto másambicioso.

Actualmente, el emprendedor de 27 años tiene un invernadero de tres mil200 metros cuadrados, donde cultiva diversas variedades de lechuga (francesa,italiana, sangría y otras). Y lo mejor, es que ya comercializa estaensalada hidropónica, bajo la marca Hidro-Cool, en las másprestigiosas cadenas de autoservicio. Las cajas de ensalada hidropónicade 200 gramos se venden en 26 pesos y las de 500, en 42 pesos.

Aún cuando prefirió no dar datos exactos de la cantidad de cajasque vende mensualmente, señaló que por ahora la mayor parte desus ingresos los destina a amortizar la inversión que ascendió acasi cuatro millones de pesos, cantidad que confía recuperar en un parde años más.

La maestra de inglés Catalina Durán Esparza, se inició enla hidroponía hace tres años. Hoy tiene un invernadero de 18metros cuadrados donde cultiva jitomate y lechuga, cuya cosecha vende, enparte, entre sus amistades.

Aún cuando sus ganancias no sobrepasan los tres mil pesos mensuales,Catalina asegura que por lo pronto es una buena ayuda para el gasto familiar.

Vale la pena experimentar. No importa la edad ni el sexo, cualquiera puedehacerlo. Como terapia o negocio, la hidroponia es una alternativa de vida.

Artículos relacionados

Siembra ganancias en agua

Germina el valor agregado

Contactos

Club Hidropónico de México

Tel. (55) 5528-5006

Universidad de Guadalajara

CUCBA, Kilómetro 15.5 carreteraGuadalajara-Nogales, Predio &flashquotLas Agujas&flashquot,

Universidad Autónoma Chapingo

http://www.chapingo.mx

Zapopan, Jalisco, México

TEL.(0133) 3682 02 30

Cursos sobrehidroponía

Members.fortunecity.es/jalvarezg/cursos.htm