Emprendedores

Ganancias en Concreto

Un hombre de fuertes cimientos te dice cómo inició en el gigantesco negocio de construcción de viviendas
Ganancias en Concreto
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Luis Orvañanos LascurainUn hombre de fuertes cimientos te dice cómo inició en el gigantesco negocio de construcción de viviendasMarielena VegaCuando Luis Orvañanos Lascurain cursaba la secundaria, estaba de moda coleccionar estampas. Él disfrutó de esa corriente al más puro estilo emprendedor: en lugar de comprarlas para compilarlas, iba directamente con el fabricante y luego se las vendía a sus compañeros. Fue un negocio rentable. Y es que al actual director de Grupo GEO, una de las empresas de vivienda más importantes en México, siempre le gustó hacer negocios. Forjó su adolescencia en el seno de una familia mexicana cuyo padre, Jorge Orvañanos ,quien fuera presidente de Coparmex, fue clave en su enseñanza y formación laboral. Desde que Luis era pequeño, su padre lo llevaba a las empresas en donde trabajaba, al igual que a sus cinco hermanos. &flashquotEra parte de nuestras vacaciones. Yo creo que así empezó el gusto por el trabajo, la aproximación a lo que es tener responsabilidades y saber lo que es salir adelante con méritos propios&flashquot, narra este emprendedor mexicano. Se hizo responsable de sí mismo a los 15 años, cuando lo enviaron a estudiar la preparatoria al Tecnológico de Monterrey. Más tarde, cuando regresó a la ciudad de México, decidió estudiar arquitectura en la Universidad Iberoamericana.

El mundo de la vivienda Al concluir la carrera, ingresó al proyecto de construcción del Transporte Colectivo Metro, pues aunque sabía que en las fábricas de su padre tenía trabajo asegurado, a él le interesaba construir sus propios sueños. Sin embargo, algunos años después tomó la decisión de renunciar pues &flashquotno me gustó cómo actuaban mis jefes&flashquot, platica. Así, a los 22 años, Orvañanos Lascurain dio los primeros pasos en el mundo de la vivienda. &flashquotMonté un despachito de carpintería; como el padre de Fernando Morales, mi socio, diseñaba y construía conjuntos de interés social, me atrajo el alcance del nicho.&flashquot La primera oficina que tuvo fue un cuarto de servicio que le arrendaba su papá, en el penthouse de la casa, &flashquotahí tenía dos restiradores y un librero&flashquot, recuerda. Los primeros trabajos de Luis Orvañanos fueron de diseño, además de hacer algunas modificaciones de casas que le solicitaban algunos parientes. No obstante, la responsabilidad frente al crecimiento de su familia lo inclinaron hacia el diseño y la promoción de conjuntos habitacionales. &flashquotEn 1973 me asocié con Diego Vilchis y formamos la empresa ORVI, que en 1979 cambió su nombre a GEO. En ese movimiento, Vilchis dejó de ser socio y se convirtió en consultor independiente&flashquot, recuerda Orvañanos.

Crecimiento insospechado Una vez que había elegido el giro, el comienzo fue cuesta arriba. El papá de Orvañanos le prestó un terreno ubicado en Arboledas, Estado de México, para que ahí construyera sus primeras dos casas. Sin embargo, la tarea no resultaba nada fácil, pues el emprendedor debía enfrentarse a una burocracia que no entendía el negocio de la vivienda, así como a crisis sexenales que triplicaron sus gastos. &flashquotLa hice de todo en los inicios del negocio. Me iba con mis planos a hacer los trámites, a sacar las licencias, convencía a las autoridades... si tenía que ir sábados y domingos a vender las casas, iba con mi sombrilla&flashquot, asegura Orvañanos Lascurain. En materia de decisiones de negocios, debió aprender, además, muchas lecciones. Una de las más valiosas, en sus palabras, fue: &flashquotreinvertir las ganancias aún en momentos difíciles&flashquot. &flashquotCon el dinero que gané de las dos primeras casas, le compré a un pariente cinco terrenos en Arboledas e hice cinco casas más, cuyos créditos negocié, en 1973, con Banca Cremi&flashquot. Era una época en la que había que tener cautela, comenta el emprendedor, pues no había instituciones de apoyo como Infonavit o Fovissste. &flashquotDependíamos del único apoyo, que era el Gobierno, para que nos otorgara créditos hipotecarios&flashquot, dice el empresario. Por otro lado, durante las crisis de fin de sexenio: &flashquotademás de rezar, ahorrábamos, recortábamos costos y comenzábamos a generar ahorros&flashquot, afirma. Nunca imaginó que el negocio que empezó con dos casas iba a crecer como lo hizo. &flashquotA finales de la década de 70, cuando GEO ya tenía un consejo directivo y construía 200 casas anuales, pensé que ya había hecho el negocio de mi vida&flashquot. Fue hasta mediados de los 80, al entrar en la Bolsa Mexicana de Valores, cuando la empresa inició su crecimiento real: de las dos mil 800 casas que construía al año, GEO de pronto erigía ocho mil viviendas en el mismo periodo. Desde entonces, las decisiones de Luis Orvañanos Lascurain se han enfocado en la vivienda de interés social. Al cierre de 2004, comercializó 32 mil 500 viviendas.

Los errores enseñan Este éxito no se explica sin varios traspiés y algunos sacrificios importantes. Según comenta Orvañanos, destinó buena parte de su tiempo a atender el negocio, lo que lo llevó, en algunas épocas, a dejar a un lado su vida personal. Otra lección, en sus palabras, es que: &flashquotlas asociaciones en el sector vivienda no funcionan; trabajar con otra empresa del mismo rubro no me ha funcionado nunca. Hice negocios con otros desarrolladores de Chile y Estados Unidos y aprendí que no hay como manejar uno mismo el negocio a todas horas, con gente muy bien alineada con el proyecto, pero ser uno el que tenga el control&flashquot, afirma. En este sentido, Orvañanos Lascurain reconoce que otro desacierto fue no especializarse con mayor rapidez, acompañando el crecimiento de su empresa. &flashquotCrecer a tasas anuales de 25 o 30 por ciento era una locura, hubo momentos de mucho desorden al interior de la empresa. Contratamos gente que nos defraudó, nos hicieron trampa e hicieron mal las cosas&flashquot, lamenta. A 32 años de haber construido sus primeras dos casas, el entrevistado ofrece un consejo a los emprendedores: &flashquotSi quieren progresar en un negocio, no queda más que trabajar, jamás tiren la toalla; entre más se registra un crecimiento, más deben esforzarse&flashquot. ¿Cuál es el siguiente paso de este emprendedor? Él concluye: &flashquotConstruir viviendas más económicas y muy dignas, que estén al alcance de la mayoría de la gente.&flashquot

En tierra firme Entre las cosas que ha hecho bien este emprendedor mexicano en el desarrollo de GEO, se cuenta: Reinversión de las ganancias Definir una sola línea de negocio, en este caso, vivienda de interés social Supervisar personalmente el desarrollo del negocio Rodearse de gente emprendedora Financiarse sin llegar a endeudamientos insostenibles

Construye tu empresa Emprende en la industria de la construcción y sectores que la rodean Hogar, rentable negocioBajo techoCoordenadas capitalinasGanancias en concretoDetecta la ideaPlan de negocios

En contexto href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12800&flashquot>Michael Dell href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=9327&flashquot>Juan Sánchez Navarro y Peón href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=9869&flashquot>La fórmula del éxito href=&flashquothttp://www.soyentrepreneur.com/pagina.hts?N=12551&flashquot>Flama que no se apaga

ContactoLuis Orvañanos Lascurain

Grupo GEO, Tel. (55) 5480-50 00

http://www.casasgeo.com

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Kathleen, Founder and CEO of Grayce & Co, a media and marketing consultancy, can help you develop a brand strategy, build marketing campaigns and learn how to balance work and life.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur