De medio tiempo

Caminito de la escuela

Caminito de la escuela
Crédito: Depositphotos.com

Caminito de la escuela Caminito de la escuela Después de algunas rodadas No sólo los escolares Mecánica del negocio Mercados por atender Contactos

Caminito de la escuela

Descubre las oportunidades de negocio que encierra el transporte escolar yde personal

Por Lourdes Esquivel

Año con año crece el número de padres de familia quebuscan afanosamente cualquier alternativa capaz de aminorar la carga querepresentan las obligaciones cotidianas.

Todos los días, más de 23 millones de estudiantes en laRepública Mexicana asisten a los niveles de preescolar (tres millones423 mil 609), primaria (14 millones 792 mil 528) y secundaria (cinco millones349 mil 659). Para muchos de los padres, sobre todo los que viven en lasgrandes ciudades, traer y llevar a sus hijos a la escuela representa unesfuerzo costoso y extenuante.

Para ellos, la necesidad de transportar a los pequeños suele convertirseen una fuente de tensiones y un enfrentamiento directo con los lados obscurosde las grandes ciudades: caos vial, eternas distancias ycontaminación.

Esta circunstancia, aunada al creciente número de mujeres que seincorporan al ámbito laboral y que, por ende, se ven obligadas a cubriruna jornada que por lo general no coincidente con el horario escolar,así como el interés de muchos padres de inscribir a sus hijos enun colegio específico aunque no esté ubicado en el área desu domicilio, se han convertido en efectivos promotores de los negocios detransporte escolar.

Ofrecer este servicio ha sido una opción de negocio elegida incluso poramas de casa emprendedoras para construir su microempresa, también hapermitido el desarrollo de negocios medianos y la consolidación degrandes y muy exitosas compañías. Sin embargo, todavíaqueda camino por recorrer y varios alumnos por transportar.

Después de algunas rodadas

Transporte Escolar y de Personal, UTEP, moviliza diariamente a 20 mil personasy cuenta con 350 unidades destinadas a prestar entre otros servicios, el detransporte escolar, principalmente en la ciudades de México yGuadalajara.

Faustino Álvarez Freixas, director general adjunto de esta empresafundada por su abuelo en 1926, considera que en comparación deltransporte foráneo de pasajeros y de turismo, en las últimasdécadas el desarrollo del transporte escolar ha sido más lento yla competencia se ha agudizado.

El mercado se desarrollaría mejor, afirma Álvarez, si se hicieraun asunto de interés público y se le apoyara a ese nivel, cosaque no ocurre a pesar de que cada autobús sustituye entre 38 y 42automóviles en promedio, con lo que cada día un camión escapaz de ahorrar un promedio de 80 viajes-coche.

Álvarez Freixas opina que para incursionar en este negocio es necesariotener experiencia en manejo de grupos y niños. En un negocio detransporte escolar no se puede improvisar.

&flashquotLos más grandes desafíos de este negocio son operativos. Hay quemantener la confianza de los padres y de las escuelas. Con un negocio detransporte escolar se tiene una responsabilidad ante la sociedad&flashquot, diceFreixas.

Según este emprendedor, si se planteara un arranque de negocio con unaempresa de tamaño considerable, deberían invertirse variosmillones de pesos, ya que no sólo se debe pensar en laadquisición de camiones (cada unidad nueva cuesta, en promedio, 600 milpesos) sino que tienes que considerar el mantenimiento de los mismos,refacciones, renta de espacio para guardar los autobuses, salarios paramecánicos, operadores y personas que cuiden a los niños.

En el caso de que se inicie con una sola unidad, la inversión se limitaa lo que se canalice al vehículo que se trabajará, el cual debeestar en magníficas condiciones mecánicas, además delsalario del acompañante que cuidará a los niños.

Sin importar el tamaño de la empresa, el emprendedor debe esforzarse enbrindar calidad en el servicio y ventajas competitivas como puntualidad,seguridad y flexibilidad de horarios.

No sólo los escolares

Jorge Luis Morales, propietario de Transportes Morales, una empresa medianadedicada al transporte escolar, se inició como conductor de unautobús escolar y en 1977 decidió comprar su primer camiónusado en 40 mil pesos. Transportes Morales cuenta hoy con 30 camiones. Desdeque comenzó con una sola unidad y un corto recorrido con los alumnos delColegio Hebreo Magen David, mucho es lo que hay que contar.

&flashquotCompré después una camioneta y luego, poco a poco, máscamiones. En 1991 ya teníamos 30 camiones. Nuestra estrategia fuerenovar las unidades y ahora tenemos menos cantidad pero más nuevas.También decidimos diversificar nuestro servicio y dedicarnossimultáneamente al transporte de personal y de turismo. Entre nuestrosclientes están Bancomer, Teléfonos de México, Rubermaid deMéxico y la Secretaría de Gobernación&flashquot.

Morales recomienda esta estrategia de diversificación porque de estaforma se aprovechan todas las unidades.

Los expertos consideran que el emprendedor debe estar dispuesto a encontrarmercados nuevos, ofrecer un servicio a la medida de sus clientes, cuidar todoslos detalles y analizar previamente cada uno de las acciones que va aemprender. En este caso hay que estudiar antes de ir a la escuela.

Mecánica del negocio

Por lo general, las escuelas pagan una tarifa fija a las empresas de transporteescolar y ellas se encargan de cobrar las cuotas a los alumnos. &flashquotPara lasescuelas, este es un buen negocio. Si tiene 40 niños y les cobra 800pesos mensuales, sus ingresos son de 32 mil pesos. La ventaja para nosotros esque no tenemos que andar detrás de los papás para cobrar lacuota, porque nosotros recibimos mensualmente nuestra tarifa y ademáslas escuelas nunca se van a acabar y el número de niños queasisten a la escuela crece cada año&flashquot, indica Morales.

También se da el caso de otras empresas más pequeñas quepueden trabajar directamente con los alumnos. Sucede en escuelas con pocapoblación en la que los transportistas se arreglan directamente con lospadres de familia o en el caso de emprendedores que con una camioneta brindansus servicios a varias familias de una zona específica.

Este el caso de la iniciativa de Karla de Palma y María del CarmenReynoso, dos amas de casa que viven al sur de la ciudad de México y quehace ocho meses decidieron emprender su propio negocio de transporte escolar.

Karla de Palma explica que la idea surgió a raíz de que empezarona recoger de la escuela al hijo de una amiga común que trabajaba.

&flashquotPensamos en todas aquellas mamás que están en esa mismasituación y que no pueden recoger personalmente a sus hijos. Asíque empezamos a repartir volantes y a visitar las escuelas de la zona paraofrecer nuestros servicios&flashquot, dicen.

Karla y María del Carmen reunieron 50 mil pesos para comprar unacamioneta de medio uso pero en buenas condiciones y empezaron a darse aconocer.

&flashquotPoco a poco nos hemos ido ganando la confianza de las personas. Ahora tenemos14 niños que pertenecen a tres escuelas con niveles de guardería,preescolar y primaria.&flashquot

Para sus recorridos, utilizan la camioneta y un automóvil; se apoyan enlos servicios de una persona para cuidar a los niños que viajan en lacamioneta. Ambas socias trabajan de las 6.30 a las 9.00 de la mañana yde 12.45 a 15.00 horas de lunes a viernes.

De las ganancias, sólo gastan lo necesario para gasolina. Lodemás lo guardan en una cuenta para recuperar su inversión.

Mercados por atender

A pesar de ser una empresa incipiente, Karla y su socia ofrecen servicios convalor agregado: &flashquotLlevamos sillitas de bebé y juguetes, porque tenemosalgunos pequeñitos de maternal. Además a las mamás les damás confianza que nosotras, que también tenemos hijos, noshagamos cargo del transporte de sus hijos y no los choferes de los autobusestradicionales&flashquot.

Por lo general, los servicios de transporte escolar tradicionales no trabajanen guarderías. Tampoco lo hacen en colegios Montessori, donde nosotrossí damos el servicio.

Según De Palma, este negocio les permite obtener un porcentaje deganancia de 70 por ciento y tienen tiempo libre para realizar otrasactividades, atender su casa y a sus hijos.

&flashquotEs un negocio que crece lentamente y es necesario trabajar mucho en lapromoción y no perder de vista la estrategia de brindar un serviciopersonalizado&flashquot, dice la emprendedora.

Pon especial atención que también habrá padres de familiadispuestos a pagar a un transportista para que sus hijos asistan a realizaractividades extraescolares (de verano por ejemplo) como clases demúsica, ballet natación o karate .

Contactos

Karla de Palma, Tel. 5426-1400

Transportes Morales, Comercio 54, Col. Escandón, Del. MiguelHidalgo 11800, México DF.

Tel./fax: (5) 273-3688

UTEP, Georgia 191, Col. Nápoles, Del. Benito Juárez 03810,México DF.

Tel. (5) 687-1266/9166, fax: (5) 68712-66, Ext. 215

http://www.utep.com.mx

huanes@utep.com.mx