De medio tiempo

Tercera edad: atiéndelos

Te damos cuatro opciones que pueden ser la puerta de entrada para iniciar tu empresa en un mercado muy noble.
Tercera edad: atiéndelos
Crédito: Depositphotos.com

En México la proporción es de una persona de 60 años o más por cada 14 ciudadanos. Esto aumentará a una por cada cuatro para 2030.

Casas de retiro

Actualmente, los organismos públicos albergan miles de ancianos y han surgido algunas opciones dirigidas a personas de clase media alta y alta. Pero ¿qué pasa con la creciente población de clase media deseosa de encontrar un espacio en el que, sin lujos, puedan desarrollar una vida independiente? Ésta es una pregunta sólo apta para emprendedores.

Marisa Valdueza, gerente de Relaciones Públicas de Villazul, una residencia para ancianos, explica que las personas más interesadas en su sistema son los propios residentes. "Los adultos que aún no traspasan la barrera de los 60 años son los que vienen a pedir informes. Están planeando su propio futuro".

Con la apariencia de un condominio convencional, en este inmueble se brinda servicio de alojamiento, servicio médico, cafetería, vigilancia, enfermería, salón de juegos, salón de belleza, asoleaderos, gimnasio y biblioteca, entre otros. Las cuotas varían entre 12 mil y 14 mil pesos mensuales (US$1,265 y US$1,475) y las inscripciones entre 40 mil y 65 mil pesos (US$4,210 y US$ 6,840).

El éxito de esta casa, que actualmente alberga a 60 personas en su mayoría mujeres de clase media alta, es resumido así por su directora: "Vivir aquí les permite socializar, les permite olvidarse del pago de la luz, del agua y de la compra de víveres y, sobre todo, les permite sentirse seguros. En ciudades como la nuestra, estas personas cuando viven solas, son blanco fácil de ataques. Aquí los residentes pueden salir y viajar libremente, pero la residencia está al tanto de todas sus actividades".

Según la entrevistada, es difícil cuantificar la inversión requerida para un proyecto de esta naturaleza ya que depende del lugar, de los servicios que se ofrecen y del sector al que está dirigido; sin embargo, las representantes de Villazul afirman que la inversión es similar a la necesaria para instalar un hotel. Los costos de un negocio así también son muy variables, pero como una referencia general, el Insen invierte en promedio 6 mil pesos (US$630) al mes para brindar albergue, alimentación y servicios básicos a una sola persona.

Proyectos como Villazul están basados en la experiencia de países como España. En la actualidad, en ese país ibérico hay más de tres mil empresarios que han optado por esta oportunidad de negocio.

Atención a domicilio

Hace nueve años, dos médicos mexicanos desarrollaron un concepto de servicio integral a domicilio para personas mayores de 60 años. Álvaro Sáenz de Miera, internista y geriatra explica que él y su socio, Ignacio Orozco, fundaron Atención Geriátrica (Ager) debido a la gran demanda de servicios especializados en la población con edades a partir de 50 años.

"Los requerimientos son enormes y el mercado potencial es muy importante. Por lo menos en la ciudad de México hemos calculado que hay más de 11 mil personas que pueden contratar este tipo de servicios. Consideramos personas con capacidad adquisitiva de diez salarios mínimo o más y que no cuentan con seguro médico. Solamente el dos por ciento de la población mexicana no contemplada en el sistema de salud pública cuenta con un seguro de gastos médicos. De ellos, el siete por ciento es mayor de 60 años", detalla Sáenz de Miera.

Agrega que la capital mexicana es un buen mercado para estos proyectos, pero en el interior de la república las oportunidades son aún mejores porque no existen empresas de este tipo.

"En Ager estamos planeando establecer sucursales en sociedad con médicos o inversionistas locales. Es un buen momento para crecer en este sector. Además de brindar un valioso servicio, las utilidades alcanzan el 35 por ciento."

La inversión inicial no es considerable. "En realidad no hay inversión, sólo hay que ofrecer calidad y calidez. Nosotros comenzamos con una oficina, una mesa, un escritorio, un teléfono y una persona capacitada para atender a los clientes. Para ofrecer los servicios hicimos convenios de colaboración con empresas de servicio y laboratorios", dice de Miera.

Actualmente Ager cuenta con diez médicos geriatras, 40 especialistas de otras áreas, 20 enfermeras y cuidadoras, tres técnicos en inhaloterapia y tres fisioterapeutas. Prestamos servicios de laboratorio, banco de sangre a domicilio y unidad de rayos X móvil. "Al darles un servicio integral evitamos que consulten a varios especialistas por separado. Les ofrecemos tratamientos exclusivamente formulados para las necesidades de este sector", comenta.

La clientela potencial de una empresa de servicios integrales para la tercera edad está integrada por pacientes privados, bancos y compañías de seguros.

Estancias y centros recreativos

En este descuidado nicho existen dos conceptos similares e igualmente atractivos que, si bien ya se realizan con éxito en el ámbito público, registran una demanda tan grande que representan una invitación abierta para el sector privado. El mercado potencial es amplio: las personas de clase media y alta comúnmente viven solas y aunque tienen garantizada la satisfacción de sus necesidades materiales básicas, no encuentran opciones creativas para aprovechar su tiempo libre.

1) Estancias de día: reciben a las personas en las mañanas y tardes, les brindan alimentos y organizan para ellos actividades culturales y recreativas. Este concepto es muy atractivo para las personas cuyos familiares permanecen fuera de casa durante el día.

2) Centros culturales:
este concepto además de ser muy prometedor, constituye un servicio social relevante. La planeación y la inversión es la equivalente a establecer una escuela pequeña: local, sillas, escritorios y maestros. La estrategia es buscar una ubicación adecuada, ofrecer horarios flexibles, cuotas moderadas y promover un programa atractivo. Por supuesto no pueden faltar la yoga, tai-chi chuan, baile de salón, manualidades, relaciones humanas, entre lo principal. Los expertos recomiendan incluir servicios adicionales como cafetería y espacios de juegos.

5...6...7...8... ¡maaambo!

La diversión es una opción que no puede pasar desapercibida para un emprendedor. Algunos estudios realizados en Estados Unidos y Gran Bretaña (Universidad John Moores, de Liverpool) han demostrado que los "maduritos" están rejuveneciendo... por lo menos en espíritu. Los británicos mayores de 50 años reportaron sentirse por lo menos diez años más jóvenes, mientras que los norteamericanos dicen sentirse 15 años más jóvenes. Si bien en México no sabemos exactamente cuántos años ha rejuvenecido el espíritu de nuestros ancianos, es un hecho que en cuestión de diversión no cantamos mal las rancheras. Una Canaal Aire es un ejemplo claro: esta celebración que organiza el Insen en forma gratuita convoca a cerca de 60 mil personas cada año.

La idea de organizar bailes y tardeadas ya empieza a desarrollarse en algunas zonas de la república, como Puebla. La inversión incluye la renta del local, sillas y una buena orquesta, además de otros gastos como permisos, material de promoción y seguridad. Además del boleto de entrada (a un precio de 20 pesos --US$2.10-- por persona), pueden venderse refrescos y botanas, con lo que se pueden ampliar los márgenes de utilidad.

Haciendo maletas

En México existen por lo menos dos empresas turísticas que ya se lanzaron a promover viajes especializados para personas de la tercera edad.
Un ejemplo es Golden Age, un paquete exclusivo para viajeros de la tercera edad organizado por Sodextur, representante de cruceros Carnival.

Lilia Riquelme, gerente general dice: "Es la primera vez que lo realizamos y hemos percibido mucho interés de las personas de la tercera edad. En mi experiencia, la gente madura es amante de los viajes. Nosotros queremos respetar su ritmo y sus preferencias. Les ofrecemos comida saludable e incluso les damos la opción de solicitar platillos bajos en sales, bajos en azúcares o en colesterol. Si tenemos un pasajero con diálisis ambulatoria, por ejemplo, podemos embarcar todo lo necesario para que haga su diálisis abordo, además de que contamos con cabinas para personas discapacitadas. También les organizamos cócteles y fiestas karaoke, que les encantan".

Esta emprendedora promueve desde hace cuatro años el concepto de cruceros para solteros y piensa repetir la historia de éxito con los viajeros de la tercera edad.

"Es verdad que muchas personas no cuentan con recursos, pero también conozco a muchos otros que a pesar de tenerlos, están en su casa volviéndose locos porque no se atreven a viajar solos. La ventaja es que las personas maduras pueden viajar casi en cualquier época del año. Hay cruceros que dan la vuelta al mundo, en los que el 95 por ciento de sus pasajeros son mayores de 60 años. Estas personas son terriblemente activas e independientes y tienen mucho que brindar de sí mismas".

Éstas son solamente algunas ideas de los servicios que han demostrado ser efectivos para un mercado que va en franco crecimiento, pero las opciones para el emprendedor son numerosas ya que podría desarrollar toda una gama de productos (seguridad, arreglo personal, alimentos, salud y aditamentos para casas y automóviles) que se adapten a las necesidades de este prometedor y desatendido nicho de mercado. Definitivamente, en cuestión de edades, la tercera no es la vencida.

Contactos

Atención Geriátrica, Tepic 139-907, Col. Roma Sur 06700,México DF. Tel. (5) 264-8501 E-mail: ager@prodigy.net.mx
http://www.atenciongeriatrica.com.mx
Residencia Villazul, Morena 415, Col. Del Valle 03100, México,DF. Tel. (5) 687-6033
SODEXTUR Servicios de Viajes, Comte 70, Col. Nueva Anzures 11590,México DF. Tel. (5) 255-1203/ 4333/ 2624 E-mail: sodxtur1@data.net.mx