Consultoría

¿Hasta que el negocio nos separe

¿Hasta que el negocio nos separe
Crédito: Depositphotos.com

¿Hasta que el negocio nos separe ¿Hasta que el negocio nos separe? Cuestión de Épocas Negocio & Parejas A unir esfuerzos Retroalimentación

¿Hasta que el negocio nos separe?

Las actitudes estás puestas para iniciar una empresa con tu pareja,¿en qué tener cuidado?

Por Peter Kooiman

Ella llora con las telenovelas, él le cambia al fútbol. Ellaquiere una camioneta, él compra un auto deportivo. Cada mañana,ella se prepara el café en bata, él sale a correr a las 5 a.m.Ella no sabe una palabra de política, él olvida bajar el asientodel excusado. ¿Alguna vez has soñado con despedir a tucónyuge?

Pues ahora tienes la oportunidad dorada: juntos inicien un negocio. Claro quequizá no sea buena idea lanzarse al mar empresarial si jamáspueden ponerse de acuerdo en la película que quieren ver. Pero sitú y tu cónyuge tienen una buena relación, quizápuedan trasladarla al espacio laboral. Robert Cota, cofundador de Spykiss.comInc., empresa dedicada a desarrollar tecnología para los medios, consede en Los Ángeles, destaca, &flashquotNuestra relación mejoró conel negocio y ambos hemos evolucionado en paralelo. Los dos somos creativos ycompartimos las mismas metas. Por eso formamos una pareja y por esoestablecimos juntos el negocio.&flashquot

La esposa de Cota, Kandice Cline, de 29 años, afirma que el negociotambién se beneficia de la relación. &flashquotHaber iniciado larelación primero nos ayuda a mantener la perspectiva. Trabajamos juntostodo el tiempo, pero eso se debe a que nos gusta compartir nuestro tiempo, locual permite dedicar más esfuerzos al negocio sin sentir que es trabajo.&flashquot

Cuestión de Épocas

Cline y Cota forman parte de un número creciente de parejasempresariales que comparten su vida personal y profesional. A medida queaumenta el número de mujeres en la fuerza de trabajo, se disminuye eltiempo para que las personas cuiden de sus relaciones fuera del ámbitolaboral. Por eso hoy, cada vez es mayor el número de parejas quecomparten el trabajo.

Si bien esta tendencia obedece, en gran parte, a las exigencias de tiempo,también es una cuestión generacional. Las mujeres de lageneración X esperan ser líderes y los hombres ya no se sientenamenazados ante la mujer que trabaja. Es más, muchas de estasjóvenes parejas empresariales ya no centran su interés en eldinero, quieren dejar una huella distinta. Al convertir los ideales compartidosen negocios fructíferos están rompiendo con el tabú queprohibe el romance en los centros de trabajo.

Negocio & Parejas

¿Cuál es el secreto de su éxito? Para empezar, lasjóvenes parejas analizan los posibles problemas antes de crear elnegocio, rasgo que las distingue de las generaciones anteriores, enopinión de la psicoterapeuta y asesora empresarial Kathy Marshack,autora de Entrepreneurial Couples: Making It Work at Work and at Home.&flashquotEl grupo menor de 35 años se plantea preguntas, como, '¿Quésucedería si trabajara con mi cónyuge?', antes de dar el paso, adiferencia de la generación anterior que no se hace la pregunta sinohasta después, porque jamás imaginó que lasituación pudiera generar tensiones en la relación. Son parejasque creyeron que su amor y un buen matrimonio bastarían para trabajarjuntos&flashquot.

Dejar el ego en la puerta es el primer paso para evitar conflictos. Clineaconseja, &flashquotEs indispensable estar dispuesta a tragarse el orgullo. A veces lassugerencias de Robert son mejores que las mías, o a la inversa.Conciliar intereses y llegar al equilibrio del punto medio no siempre es lomejor, porque muchas veces significa quedarse en la mediocridad&flashquot.

El éxito depende, en gran medida, de la dinámica de larelación. Marshack clasifica las parejas empresariales en tres grupos:los coempresarios, los empresarios dobles y los independientes. Loscoempresarios son parejas que trabajan juntas todo el tiempo; los dobles sonaquellos que trabajan cada quien por su cuenta y, en el caso de losindependientes, uno tiene un negocio y el otro desempeña un papel deapoyo. &flashquotLa mayoría de las parejas empresariales corresponden a laprimera clasificación, y por lo general tienen un matrimonio mástradicional. Incluso cuando comparten acciones y responsabilidadesadministrativas, la esposa se hace cargo de la casa y la familia&flashquot, diceMarshack.

Sin embargo, las parejas de la generación X están cambiando lospapeles tradicionales de los coempresarios. &flashquotAl aumentar el número demujeres que inicia su propio negocio, los estilos de las parejas empresarialesse han ido modificado. Las mujeres de esta generación se sienten muycómodas con la batuta en la mano; no lo consideran una afrenta para elhombre, el cual, a su vez, está dispuesto a seguir una direccióncon talento aunque éste no sea masculino&flashquot.

Marshack opina que haber tenido madres profesionistas ayudó a lasmujeres de la generación X a sentir más confianza paraconvertirse en empresarias: &flashquotY no es sólo porque a estas mujeres se leshubiera dicho que estaba bien que fundaran negocios, sino que tuvieron modelospara seguir sus pasos. En las generaciones anteriores, el mensaje podíaser el mismo, pero al ver a su alrededor sólo encontraban mujeresamasando pan&flashquot.

Asimismo, el hombre ha cambiado. Trabajar cerca de su esposa o tenerla comojefe no parece preocupar a los jóvenes de la generación X.&flashquotJamás pensé que la mujer tenía un papel distinto al delhombre. Como empresario, creo que es maravilloso integrar los dos mundosmás importantes en la vida&flashquot, dice Guy Wolcott, que a sus 28 añospreside Rocketworks LLC, una empresa de asesoría y desarrollotecnológico que maneja junto con su esposa.

Para Cline y Cota, el éxito de las parejas empresariales no sóloradica en unir su vida personal y profesional, sino en compartir la toma dedecisiones en ambas esferas. &flashquotCreo que aportamos ideas en partes iguales yRobert entiende algunas experiencias negativas que he sufrido como mujer conuna buena posición en el mundo de los negocios&flashquot, comenta Cline.

A unir esfuerzos

Al pensar en los horarios agotadores, vacaciones escasas y la casi nula vidasocial de nuestros tiempos, no sorprende que las parejas quieran compartirtecho y negocio. &flashquotY creo que la tendencia aumentará. Hay muchas parejasque no saben a ciencia cierta lo que su cónyuge hace cada día,sólo se enteran de sus grandes éxitos o fracasos&flashquot, asegura KeylanQazzaz, de 33 años, esposa de Wolcott y vicepresidenta de Rocketworks.

Llevar el alma de tu matrimonio al negocio puede significar un riesgo o ser muysatisfactorio. &flashquotHay quienes opinan que hacer del trabajo el centro de la vidaes un error. No creo que sea cierto. Si es tu pasión, si amas lo quehaces y reflejas tu personalidad y valores, ¿por qué no compartirlocon la persona que más ama y a la que le tiene mayor confianza?&flashquot,cuestiona Marshack.

Retroalimentación

¿Alguna vez has tenido una discusión con tu cónyuge debido ala manera en que manejan el negocio? ¿Cómo lo solucionaste?

buzon@iasanet.com.mx