Emprendedores

¡A Escena

¡A Escena
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¡A Escena ¡A Escena!

¡A Escena!

Cinco elementos para que una mujer se desarrolle con éxito en losnegocios

Por Cynthia E. Griffin

Hoy en día, cerca de la tercera parte de las empresas de Estados Unidosha sido fundada por mujeres y, lo más importante, es que ese porcentajepretende elevarse al 50 por ciento para el 2000. Nuestra experta en el temaconsidera que el crecimiento en el número de mujeresentrepreneurs no es sólo por razones sociales oeconómicas, sino por aspectos biológicos e históricos.

Helen Fisher, antropóloga de la Universidad Rutgers en New Brunswick,asegura en su libro The First Sex: The Natural Talents of Women And How TheyAre Changing The World, que &flashquotTanto el hombre como la mujer portan, demanera natural, algunas tendencias congénitas e inclinacionesdiferentes''. Los sexos no se comportan de la misma manera''.

Fisher espera que, al entender estos talentos particulares, la mujer puedarecategorizar sus cualidades y, más allá de asociarlas a unadebilidad, las convierta en fortalezas.

Esta autora reconoce cinco talentos naturales que permitirán que lamujer cambie el mundo actual:

* Comunicación. &flashquotLa mujer se expresa más rápido,tiene mayor capacidad para articular lo que quiere decir y encuentra, en menostiempo, las palabras adecuadas&flashquot, dice Fisher quien asegura que este puntobeneficiará a la mujer ante el nuevo panorama económico.

* Capacidad para reconocer sentimientos. Las mujeres son mejores paradistinguir las emociones expresadas a través de gestos, así comopara descifrar ciertas posturas y tonos de voz. Fisher dice que quienespretendan relacionarse en el sector servicios --un área económicaque presenta un gran crecimiento-- necesitarán desarrollar estahabilidad.

* Pensamiento en cadena. Es posible que uno de los talentos naturalesmás relevantes que posee una mujer es su inclinación hacia pensaren cadena. &flashquotLa mujer es capaz de captar más información de sumedio ambiente y de construir relaciones más sólidas con losdatos que logra. Por el contrario, el hombre tiende a separar lainformación en categorías, librarse de los datos adicionales ycentrarse sólo en lo que le interesa'', advierte Fisher.

Para explicar el pensamiento en cadena, la autora expone el siguiente ejemplo:&flashquotUn empleador que está confundido entre si es mejor promover a un hombreo a una mujer decide plantarles un ejercicio. Les expone un problema y ofrecetres soluciones: A, B o C. Les pide analizarlo y elegir una solución. Eljoven presenta la opción B. La joven expone lo siguiente: A si searreglan los problemas X y Z; B, si se corrigen los problemas W y Z, etc. Estosignifica pensar en cadena&flashquot, apunta Fisher. &flashquotSeparar el problema y analizarlobajo una perspectiva contextual amplia. La chica llega a la soluciónpero recurre a un mayor número de información.&flashquot

Mientras que la mayoría de la gente reconoce la manera de pensar linealdel hombre como el modelo a seguir en los negocios, Fisher detecta unmovimiento acelerado hacia una manera de pensar en cadena. La intuición,imaginación, habilidad para hacer las cosas y capacidad para realizarvarias a la vez, planear a largo plazo y flexibilidad, son elementosrelacionados directamente con el pensamiento en cadena; la demanda por estahabilidad crecerá conforme el comercio global se desarrolle.

* Relación consensual. Fomentar el consenso da origen a laarmonía. Esta tendencia natural provoca que la mujer se convierta en unanegociadora mejor preparada y le permite centrarse en la creación desituaciones de ganar-ganar.

Sin embargo, buscar la armonía también conlleva un riesgo &flashquotLasmujeres sufren cuando tienen que trabajar al lado de alguien que no aprecian yson capaces de crear rencor, un sentimiento que les puede generar una graninestabilidad&flashquot.

* Búsqueda de lo natural. &flashquotEn el mundo de los negocios, elinterés real de quien participa en él es establecer relacionescomerciales de largo plazo'', dice Fisher.

Esta urgencia por lo natural está relacionada con la necesidad de lamujer por encontrar el balance entre el trabajo y su familia; una razónque Fisher considera importante y que está provocando que las mujeresbusquen una vida emprendedora. El autoempleo facilita el balance que buscan.

A pesar de que Fisher asegura que estos cinco talentos se desarrollan conmás fuerza en la mujer, reconoce que no todas los tienen. &flashquotTodos sabemosque la excepción rompe la regla... pero lo más importante es queexisten reglas&flashquot.