Emprendedores

Emprendedores-699

Emprendedores-699
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Madera de Empresario No Tema Errar

Madera de Empresario

¿Tengo vocación para iniciar un negocio?

Por Juan Carlos Fonseca

&flashquotVoy a abrir mi propio negocio&flashquot; &flashquotAlgún día abriré mipropio negocio &flashquot &flashquot¡Caray! No sé; a veces pienso que quisiera tenermi propio negocio&flashquot...

Mucha gente, en todos los ámbitos y a todos los niveles, ha pensado enalgún momento de su vida en independizarse, pero la realidad es que muypocos lo intentan y menos son todavía los que persisten y tienenéxito. Las razones son muchas pero, en muchos casos, es claro que hayuna falta de cultura empresarial; y a algunos les resulta más&flashquotcómodo&flashquot trabajar para otros, aunque estén a disgusto.

La verdad es que para ser empresario se necesita algo más queinconformidad con lo que se está haciendo; o sueños de hacermucho dinero.

¿Qué necesita para ser un buen empresario?

Deseo vehemente de ser independiente. Esta es unaafirmación típica de aquel que tiene madera de empresario; lagente con &flashquotmadera&flashquot se caracteriza por querer hacer las cosas como él oella piensan que en particular deben ser hechas; al empresario le gusta lalibertad de acción y pensamiento y rechaza actuar&flashquotinstitucionalmente&flashquot.

Valor para asumir riesgos. Decídase a dejar su empleo enuna compañía si éste realmente no le satisface. Muchasveces pesa más el posible prestigio de la compañía, suspaquetes de prestaciones y la seguridad económica y profesional queofrece. Debe tener una convicción total de lo que está haciendo yel valor para emprender la aventura empresarial. Todo mundo siente miedo aliniciar un proyecto de esta naturaleza, pero es esta capacidad para superartemores lo que diferencia al verdadero emprendedor del resto de la gente.

Vocación. Mucha gente se decide a iniciar unaaventura empresarial porque piensa que va a ganar mucho dinero. La realidad esque en la gran mayoría de las ocasiones, por lo menos en lo que elproyecto madura, es posible que el emprendedor reciba un ingreso menor al quepercibía como ejecutivo en alguna compañía. Por eso, quiendecide ser empresario debe tener la total convicción que ese es sucamino en la vida.

Fe. Esta es el alma de cualquier rumbo que se tome en lavida. Nadie puede asegurar nada a nadie, es únicamente ese intangible desentir que se está en el rumbo correcto el que hace que individuos yempresas superen los más grandes obstáculos. Además, en lafe, no hay medias tintas, se tiene o no se tiene. ¿Tiene usted fe en quepuede llegar a ser empresario? Si la respuesta es un &flashquotsí&flashquot rotundo,adelante. Si no, mejor olvídelo y quédese en donde está.

Olfato de sabueso. Otra característica esencial delempresario es su capacidad de ver lo que para otros pasa desapercibido. El&flashquotolfato empresarial&flashquot es una habilidad que se puede desarrollar con el paso deltiempo, pero no hay duda de que hay quienes nacen con él. El olfato enlos negocios es la sagacidad para detectar oportunidades. El empresario natosiempre anda a la búsqueda de negocios.

Tenacidad inquebrantable. Entre las característicasemocionales que resaltan en el emprendedor está la tenacidad a todaprueba. El emprendedor es paciente, sabe esperar cuando las cosas no marchancomo lo ha planeado y persiste siempre, pero tiene también el criteriosuficiente para darse cuenta cuando un proyecto ya no es vigente y hay que darmarcha atrás para buscar otro camino. El emprendedor no vive casado connada, ni siquiera con su forma de vivir y de pensar: es un aventurero, en elsentido más sano de la expresión.

No Tema Errar

Quien se inicia como empresario siempre va a cometer errores. Entre las fallasmás comunes está el no ser realista respecto al entorno, nocalcular el capital adecuado para sobrevivir en lo que el negocio madura.

Desde el primer día hay que tener un contador. Es un error típicoque cuando empieza a entrar dinero el empresario piensa que es el momento degastar. Ese es el momento de ahorrar. El dinero que entre en los tres primerosaños por lo menos, debe ser manejado con mucho cuidado.

Todo empresario que recién se inicia es capaz de cometer errores. Sinembargo tener la capacidad para aprender de éstos es quizás lamás importante característica de un exitoso emprendedor.