Consultoría

Exportación al Natural

Exportación al Natural
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Exportación al Natural Exportación al Natural La Eleccion Consejos al Exportador Contactos

Exportación al Natural

Mexitrade y su descubrimiento en el mundo de la exportación.

Por Claudia Espinoza Juarez

El gusto por lo natural y la creciente demanda mundial por productos naturalesha dado lugar al desarrollo de una singular empresa mexicana que, si bien hacecuatro años luchaba por sobrevivir al boom de las importaciones,hoy exporta el 95 por ciento del chicle natural que produce en el país,actividad que, para 1998, le reportó ventas superiores a los US$8millones.

La historia de Mexitrade Internacional comenzó en 1991, cuando sietejóvenes --todos con algún conocimiento sobre la actividadexportadora-- decidieron unir su experiencia para crear una empresacomercializadora.

Pero encarrilarse hacia el emocionante mundo del comercio internacional apartir de 1995, no ha sido tarea sencilla para Mexitrade; a lo largo de suexistencia ha tenido que superar varias etapas y, sobre todo, reflexionar sobrecuestiones clave que le permitieran ubicarse dentro de la realidad exportadora.

La Eleccion

En sus inicios, esta empresa se dedicó a exportar una gran diversidad deartículos; incluso, en algún momento, sus creadores tomaron ladecisión de importar equipo de cómputo, pero llegó ladevaluación de 1994 y, curiosamente, ésta &flashquotnos dirigió aespecificar nuestra línea de trabajo&flashquot, recuerda Jorge FongVázquez, director general de Mexitrade. Se refiere a lacomercialización de productos 100 por ciento naturales, entre estos, elchicle; su mejor carta de presentación para cautivar el mercadointernacional.

la estrategia

&flashquotFue precisamente la demanda de chicle que advertimos por parte de un par declientes japoneses lo que nos hizo ver hacia atrás y comenzar a rescatarinformación valiosa sobre el origen de este recurso&flashquot, recuerda Fong.Tenían el conocimiento de que el chicle provenía de raícesprehispánicas y que, como tantos otros productos, su valor sehabía ido perdiendo de vista con el transcurso del tiempo.

A través de una serie de investigaciones, descubrieron que en la selvamexicana existían alrededor de 80 millones de árboles Chicozapote(del cual se extrae directamente la goma de mascar) con una capacidad deextracción aproximada a las tres mil toneladas anuales, lo que lesaseguraba una producción suficiente no sólo para comercializar elchicle en el mercado local, sino pensar seriamente en la exportación agran escala.

No obstante el buen panorama, Mexitrade tuvo antes que sentarse a negociar conla Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi) antes de queésta derogara un decreto que consideraba al chicle como un producto decontrol estratégico para el país --por aquello de que durante laSegunda Guerra Mundial fue muy solicitado en los campos de batalla-- y nadiepodía sacar chicle del territorio nacional si antes no pagaba unimpuesto del 30 por ciento.

Gracias al trabajo en conjunto con algunas universidades locales, Mexitradelogró, en poco tiempo, incorporar a la goma de mascar la esencia dedamiana, una planta utilizada por nuestros antepasados para estimular lapercepción sensorial durante el rito sexual. &flashquotCasi como broma, en 1995comenzamos a exportar a Japón nuestra línea de goma de mascarafrodisíaca, compuesta por las marcas Love gum, Sex gum y Extasy gum&flashquot,cuenta Fong. La novedad ha sido tal que hoy, sus famosos chicles se venden enalrededor de 40 países.

Después del Sex gum, Mexitrade lanzó al mercado internacional elNatural Gum Chicle, elaborado con frutas mexicanas y que ha sido muy del gustode los europeos, principalmente en Alemania donde el producto está muybien colocado. Más recientemente, la empresa desarrollótambién la goma de mascar Speakeasy Natural Gum, especialmente para laempresa Cloud Nine, líder en el mercado de productos orgánicos enEstados Unidos y Canadá, lo cual representa para la mexicana un montoadicional en exportaciones de US$4 millones.

Consejos al Exportador

El éxito de Mexitrade en el mercado externo no ha sido producto de lacasualidad. Paralelamente a la investigación que realizó sobre elpotencial de producción de chicle en el país, comenzó aparticipar arduamente en varias ferias y exposiciones tanto nacionales comointernacionales, en un afán por entender las necesidades del consumidora nivel macro y crear un producto adaptable a cualquier país.

&flashquotLos emprendedores no se deben concentrar demasiado en lo que pasa dentro delpaís, ni pensar que a una exposición se asiste sólo paravender, porque de ninguna manera se puede ser un exportador de escritorio; esnecesario salir al mundo para conocer tendencias, gustos, nichos y movimientosdel mercado&flashquot, advierte Fong.

Por experiencia propia, en Mexitrade están convencidos de que los frutosde la exportación, por lo general, se dan después de los cincoaños de trabajo &flashquota menos que le pegues al gordo&flashquot, por lo que quiendecide emprender la aventura de la exportación, debe ser paciente ytratar de aprovechar todas las oportunidades que se presentan en el camino.

Por lo pronto, Mexitrade ya tiene firmados contratos para surtir materia primaeste año y, recientemente, celebró un convenio comercial deexclusividad con la empresa norteamericana-canadiense de ventas portelevisión, Interwood Telemarketing Group, que cuenta con una coberturade 80 países donde comercializará sus chicles, lo que hace prevera sus directivos que, para este 1999, la empresa podría llegar a unmonto de facturación superior a US$12 millones.

Contactos

Mexitrade International, Av. Contreras 516-4, Col. San JerónimoLídice 10200, México, D.F. Tel. (5) 683-5422, 683-5431 fax (5)683-5297, e-mail: jcmxtde@infoabc.com , Internet:http://www.chicle.com.mx