Emprendedores

Emprendedores-340

Emprendedores-340
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Una Bola de Dinero Viene la Diversificación Contacto

Una Bola de Dinero

Un emprendedor encontró en el béisbol una fábrica dehacer negocios.

Por Miguel Torres Velázquez

Si le preguntaran de qué está hecha una esfera mágica,usted, seguramente, respondería que de cristal; jamásdiría que tiene un centro de caucho, varias cubiertas de corcho o hilo yforro de cuero.

Sin embargo, para el emprendedor mexicana José Rosales Liera, la magiallegó con estos materiales, pues a pesar de haber estudiado la carrerade mago en Estados Unidos, su principal ingreso provenía de su trabajoen la fábrica de pelotas de béisbol Mc Grady, en San LuisMissouri.

Era el final de los años 20 y la depresión económicallegó a la Unión Americana; los trabajos eran escasos y, para unhombre con varios hijos y una esposa no era fácil sobrevivir. Muchomenos, para uno con la profesión de mago.

Rosales tomó la decisión de regresar a México en 1932,pero en la frontera, un agente aduanal le exigió el pago de impuestospor su equipo de magia, cosa que no pudo hacer por falta de dinero. Le dijoadiós a su varita mágica, los juegos de cartas y demásequipo para continuar su viaje hasta la ciudad de México, dondefundó una pequeña empresa familiar para fabricar pelotas debéisbol. Su primer negocio, y con este la marca Roswill, surgiócuando se asoció con el Colegio Williams para proveer las bolas a suliga de béisbol. Al paso de los años, Rosales (junto con sus treshijos) inició la fabricación de pelotas para la empresa PinedoDeportes y creó la marca Conejo.

En 1943 Rosales estableció su propia fábrica en el Estado deMéxico a la que nombró Pelotas América. Lacomercialización se hacía en forma directa; padre e hijosvisitaban personalmente las casas del deporte de la capital y del paísy, poco a poco, fueron logrando que estos establecimientos compraran suspelotas.

Hace 14 años, Rosales se retiró y su nieto, José LuisRosales, tomó las riendas del negocio, iniciando una profundareorganización de la empresa y buscando nuevos mercados.

&flashquotEstábamos en un momento clave para Pelotas América yhabíamos ganado prestigio en México, así que la mejoropción era exportar nuestro producto y comenzamos a trabajar en esadirección&flashquot, cuenta Rosales.

Lo primero fue montar una planta en el estado de Aguascalientes, donde seiniciaron con apenas ocho empleados, pues gran parte del proceso se realizabaen la zona metropolitana de la ciudad de México.

Para reducir costos, Rosales contrató a amas de casa en comunidades enel interior del estado y en Jalisco. Hoy, Pelotas América tiene 250trabajadoras que reciben los materiales y, en una semana, terminan eltrabajo.

Producir una pelota de béisbol (con todos los gastos asociados aésta) cuesta unos $10 y se logran vender en el mercado en más de$25.

Lograda la reducción de costos, el siguiente paso fue consolidar elcamino al mercado exterior a través de agentes y representantes enEstados Unidos.

Algunas ciudades en donde Pelotas América distribuye actualmente suproducto son Miami, Nueva York y Denver, además de países comoPuerto Rico, República Dominicana, Venezuela y Cuba.

Viene la Diversificación

Para 1996, la exportación alcanzó los US$400,000: sus ventas enMéxico pasaron, de $5 millones en 1996, a $7.8 millones en 1997,experimentando un crecimiento promedio del 18 por ciento cada año.

Hoy, la diversificación es su mayor reto. Con la entrada al mercado denuevos competidores (en el país compite con las marcas Aztlán,Comando, Hit y Super Hit), Pelotas América se dedica también aproducir guantes de béisbol, que están cobrando una parteimportante en sus ventas. Estos se pueden vender hasta en $350 y el costo deproducción es de unos $100.

Pelotas América busca crecer cada vez más, tratando de aumentarsu producción y diversificándose en el mercado. Hoy, suproducción rebasa un millón de pelotas al año. Nada malpara un emprendedor que, alguna vez, soñó con ganarse la vidacomo mago.

Contacto

Pelotas América, Pabellón de Arteaga 120, Col. ParqueIndustrial del Valle de Aguascalientes 20140, Aguascalientes, Ags., tel. MEX(549) 73-0361, fax MEX (549) 73-0662.