Recursos Humanos

El poder de tu firma... electrónica

Con ella las organizaciones y las personas agilizan sus trámites
El poder de tu firma... electrónica
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En la Roma antigua fue representada por un conjunto de signos, más tarde, en la Edad Media, fue una cruz, y ya cuando las personas aprendieron a leer y escribir se utilizaron los sellos para dar autenticidad a los comunicados que se generaban en esas épocas. Éste es el origen de la firma, ese símbolo que nos identifica y que escribimos de propia mano, la firma autógrafa, que para ser válida debe llevar nombre y apellido, o bien ser un signo reconocido por su autor.

Actualmente el uso de la firma es generalizado, se aplica para identificarte, en transacciones comerciales, para autentificar un documento, para expresar que se aprueba su contenido... es muy importante y es tu signo distintivo y personal.

Por eso la firma autógrafa seguirá utilizándose siempre, sin embargo la tecnología ha permitido que hoy tenga más aplicaciones, convirtiéndola en una firma virtual, en una firma electrónica avanzada con los mismos atributos y la misma validez jurídica que si se firmara de propia mano.

Como sabemos, Internet es una herramienta de intercambio y comunicación en donde ya se pueden realizar infinidad de transacciones respaldadas por la tecnología. La adopción de estas nuevas técnicas, como la firma electrónica avanzada (FEA), permite a las organizaciones y a las personas agilizar sus trámites, sólo es necesario contar con algún mecanismo de envío que permita establecer lazos de confianza entre las personas.

Y al respecto de dicho mecanismo, la Infraestructura de Llave Pública (PKI, por sus siglas en inglés) se basa en estándares internacionales y provee un método muy seguro de identificación en donde se utilizan dos claves matemáticamente relacionadas para el envío de mensajes.

Este novedoso diseño permite construir un marco de confianza sobre un sistema basado en red (Internet, Intranet, Extranet) para las organizaciones, haciendo que las transacciones, a través de estos medios, cuenten con altos niveles de seguridad, a veces mucho mejores que los tradicionales.

El funcionamiento de las llaves, o claves como también se les conoce, es de la siguiente manera: un programa de cómputo las produce y se las proporciona al solicitante, quien puede dar a conocer la primera (llave pública) y debe mantener en secreto la segunda (llave privada).

Para el buen funcionamiento de las claves es necesario que exista un común acuerdo entre emisor y receptor, así el emisor manda el mensaje (documentos firmados) utilizando la clave pública, el cual sólo podrá ser descifrado por el receptor con su clave privada. Lo mismo sucede cuando el receptor envía la respuesta al emisor.

¡Importante! Técnicamente no es posible obtener la clave privada a partir de la pública aún utilizando la mejor computadora, por lo que los datos enviados de esta forma garantizan que la información es auténtica y confidencial.

Para más seguridad

Ya vimos que el envío es sumamente confiable, pero la firma, ¿en algún momento de este proceso se puede falsificar? Nunca, una ventaja más que tiene la FEA es que asegura la integridad del documento, al no permitir que pueda ser alterado. A cada firma se le asigna una Función Hash o de Resumen que se encarga de transformar la información en pequeños textos cifrados, para entenderlo mejor, podemos comparar el Hash en un documento con las huellas digitales de los humanos, las cuales son irrepetibles, así cualquier información, firma o lo que sea que se esté enviando, será único en el mundo.

Legislación

Para que una firma digital sea válida es muy importante que tenga un fundamento legal, por eso, actualmente son muchos los países que cuentan con una legislación al respecto: Alemania, Canadá, España, Francia y Japón, entre otros. Latinoamérica, por su parte, no se queda atrás, naciones como: Colombia, Perú, Venezuela y ahora México, ya tienen sus propias leyes en materia de firmas electrónicas.

En el 2000 se publicó en el Diario Oficial de la Federación para reconocer la celebración de actos jurídicos, comerciales y de negocios, entre otros, a través de medios electrónicos, ópticos o cualquier otra tecnología, se reformarían e incluirían diversas disposiciones en el Código Civil Federal, el Código Federal de Procedimientos Civiles, el Código de Comercio y la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Dos años más tarde la Secretaría de Economía ya había elaborado la Norma Oficial Mexicana que establecía los requisitos que deben observarse para la conservación de mensajes de datos. Esto marcó el inicio de la Firma Electrónica.

Instituciones como las secretarías de Economía y de la Función Pública, la UNAM y el Banco de México ya se han beneficiado con este sistema. Para el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por ejemplo, ha sido de gran ayuda, ya que se pueden presentar diversos trámites como: dictámenes fiscales, declaración anual de impuestos de las personas físicas, comprobantes fiscales digitales y devolución de IVA, entre otros muchos movimientos.

¿Cómo se puede obtener la FEA vía electrónica?

Tratándose del SAT, debes estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes y contar con la Clave Única de Registro de Población (CURP), si es así, entonces puedes entrar a la página www.sat.gob.mx y realizar el trámite.

Primero tienes que ubicarte en el menú que tiene la aplicación "eSAT", posteriormente entrar a la opción "Firma Electrónica Avanzada", Tu Firm@. Aquí te van a dar toda la información que quieras acerca de esta herramienta: ¿qué es? y ¿quiénes están obligados a tenerla?, trámites que se pueden realizar y hasta te explican paso a paso cómo descargar un programa llamado SOLCEDI, para que puedas generar fácilmente la llave pública y la privada.

Una vez terminado este trámite debes resguardar el archivo en un CD o un dispositivo USB para presentarlo junto con la documentación requerida (solicitud de certificado de Firma Electrónica Avanzada, acta de nacimiento e identificación oficial) en cualquiera de las Administraciones Locales de Asistencia al Contribuyente para obtener Tu firm@.

Instituto Mexicano del Seguro Social

En el IMSS también puedes realizar trámites con el poder de tu "Firma Digital", por ejemplo, ahora es fácil presentar todas las notificaciones y movimientos de tu empresa vía electrónica, de manera gratuita y desde la comodidad de tu escritorio.

Si eres patrón, esta noticia te va interesar, en el portal del Seguro Social, www.imss.gob.mx, en el apartado "patrones", vas a encontrar IDSE, el IMSS desde su empresa, un lugar donde podrás realizar un sin número de trámites con el simple hecho de obtener tu "Firma Digital".

Aquí te van a pedir que obtengas tu número patronal de identificación electrónico (NPIE) y tu certificado digital, que son la llave pública y la privada. Para hacerlo no necesitas tener programas especiales, es muy fácil, aquí te van indicando paso a paso cómo hacerlo a través de la "guía para patrones", únicamente debes contar con toda la información y datos que te solicitan como: CURP, domicilio fiscal, razón social, registro patronal y registro federal de contribuyentes, entre otros requisitos.

Una vez terminado el trámite deberás presentarte en la Subdelegación del IMSS que te corresponda con la siguiente documentación probatoria: carta de término y condiciones para la obtención y uso del NPIE y del certificado digital que obtuviste de la página del IMSS, con tu identificación personal y con la tarjeta de identificación patronal.