Tecnología

Consejos para elegir un buen nombre de dominio .MX.

Proyecta una imagen profesional ante tus clientes y registra tu dominio .MX; lograrás transmitir credibilidad y confianza.
Consejos para elegir un buen nombre de dominio .MX.
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Un nombre de dominio, es la carta de presentación más importante para darte a conocer en la red, ya que es la forma en la que un internauta puede localizarte en Internet y obtener información acerca de lo que deseas ofrecerle; de tal forma que podríamos decir que sin un nombre de dominio prácticamente no existes en Internet.

A través de un nombre de dominio .MX es posible darte a conocer en todo el mundo, con una mínima inversión, comparada con los beneficios que obtienes. Un nombre de dominio .MX, además de darte presencia, y proteger el nombre de tu empresa y/o marca en Internet, puede ayudarte a proyectar una imagen más profesional ante tus usuarios, ya que mediante una página web es posible transmitir mayor credibilidad y confianza.

El registro de un nombre de dominio, aunque a primera vista parece ser muy simple, en algunos casos vale la pena hacer un análisis más detallado para encontrar el mejor nombre de dominio de acuerdo a tus necesidades, ya que además de los beneficios descritos anteriormente, un nombre de dominio adecuado puede ser clave para potencializar tu negocio o para dar mayor empuje para posicionar tu marca y/o producto. Por lo tanto, la elección del nombre de dominio, es de suma importancia.

Si tienes un negocio o pretendes emprender uno en el futuro, probablemente ahorita tu pregunta sea, ¿qué debo tomar en cuenta al registrar un dominio .MX, para elegir el mejor?

Aunque la recomendación número uno es elegir el nombre de dominio igual a la marca de tu producto o nombre de tu empresa, no siempre es posible cumplirla debido a diversos factores, entre ellos disponibilidad del nombre del dominio, por lo que en ocasiones, es necesario generar otras alternativas a través de una lluvia de ideas para encontrarlo. Sin embargo, la lista obtenida puede llegar a hacer muy extensa, por lo cual habrá que descartar varias opciones tomando en cuenta algunas de las consideraciones básicas que te presentamos a continuación:

- Longitud: El nombre de dominio deber ser corto, y entre menos caracteres contenga será mejor, ya que esto facilitará la recordación del mismo (de 2 a 6 caracteres), además se vuelve más rápido de teclear y disminuye la probabilidad de error al escribirlo respecto a los nombres largos.

- Fácil de recordar: esto permitirá que los usuarios tengan presente tu nombre de dominio en cualquier momento y en consecuencia vuelvan a visitar tu sitio web. Hay que tener cuidado con las combinaciones de caracteres que utilices, ya que algunas veces, aunque el dominio es corto, las letras utilizadas en el nombre de dominio afectan la recordación, sobretodo cuando las letras no son comunes en el vocabulario de los usuarios potenciales.

- Connotación positiva: Es importante revisar que el nombre de dominio no tenga connotaciones negativas con los usuarios a los cuales estará expuesto ya que esto puede evitar generar una mala percepción en la imagen o una barrera hacia tu organización o negocio.

- Difícil de confundir: asegúrate de que el nombre de dominio no será fácil de confundir con otros nombres de dominio ya existentes o con marcas ya registradas, ya que eso puede restar tráfico a tu sitio web.

- Fácil de pronunciar: repetir el nombre de dominio varias veces en voz alta puede ayudarte a verificar este punto.

- Fácil de escribir: hacer la prueba escribiendo en el teclado varias veces el nombre de dominio puede ayudarte a detectar las probabilidades de equivocación al escribirlo. En Internet de hecho existen herramientas para verificar qué tan susceptible a errores ortográficos es el nombre de dominio. Recuerda que los usuarios recurrirán a su memoria para teclearlo. Tip: es conveniente registrar los nombres de dominio relacionados con los errores más frecuentes y redireccionarlos al dominio original.

- Fácil de leer: esto facilitará tanto la comprensión del mismo como la recordación.

- Fácil de deletrear: una prueba básica es deletrearlo por teléfono para verificar si cumple con este punto. De preferencia, se debe evitar utilizar letras que pueden ser confundidas fonéticamente.

- Sin números y guiones: incluir números y guiones en el nombre de dominio también afecta la recordación del mismo. Además, en el caso de los números, en algunas ocasiones será necesario especificar si el número es con letra o número; mientras que con los guiones habrá que especificar que tipo de guión es, sin olvidar que los buscadores dudan de este tipo de nombres de dominio.

- Igual al nombre del sitio web: El nombre de dominio debe coincidir con el nombre del sitio web, de lo contrario el usuario puede sentirse desorientado pensando que llegó al lugar equivocado y finalmente abandonar el sitio.

- Lógico e Intuitivo: El nombre de dominio debe prestarse para que una persona logre llegar al sitio web de una empresa, utilizando solamente su lógica e intuición. Si el nombre se entiende por sí solo a la primera, será más sencillo de recordar a diferencia de cuando el internauta no conoce el significado de las palabras que integran el nombre de dominio.

- Sin abreviaturas: Las abreviaturas son difíciles de recordar, y además le restan valor a los nombres de dominio.

- Registrar las variantes: En algunos casos se recomienda registrar las posibles variantes del nombre de dominio: por ejemplo, plural y singular, femenino y masculino, además de los casos en los que el nombre de dominio es susceptible a confusión fonética y visual.

Existen algunas recomendaciones adicionales para elegir el nombre de dominio correcto, sin embargo, estas últimas tienden más a depender de la naturaleza y/o futuros usos del nombre de dominio. Por ejemplo:

- Extensión: En este punto, existen varias sugerencias: a) registrar el que mejor se identifique con tus usuarios, por ejemplo en el caso de organizaciones o empresas establecidas y con operación en el ámbito nacional, la mejor opción será registrar un .com.MX b) registrar el nombre de dominio de la región geográfica a la que perteneces, c) en el caso de los buscadores, contar con un dominio .MX, incrementa la probabilidad de que tu nombre de dominio aparezca en mejores posiciones para búsquedas en las que se específica el área geográfica.

- Descriptivo: es decir, que contenga palabras con significado para que el nombre de dominio permita a tus usuarios tener una idea de lo que encontrarán en tu sitio web y de la actividad que realizas. Hay quienes recomiendan incluir las palabras claves en el nombre de dominio, dado que puede ayudar a mejorar su posicionamiento en buscadores; sin embargo, existen excepciones que gozan de un excelente posicionamiento, por lo que este punto no es imprescindible, ya que depende en gran medida del giro de tu negocio. De cualquier forma, si decides utilizar las palabras claves en el nombre de dominio, la recomendación es utilizar sólo una palabra, máximo dos.

- Pegadizo: esta propiedad ayuda sobre todo si lo que se busca es algo orientado a las web 2.0

Como ya lo mencionamos, tu nombre de dominio, puede verse como tu marca en Internet, y a través de él, es que das a conocer tu nombre, producto, organización o empresa en Internet, por lo que considerar los puntos anteriores puede ayudarte a conseguir un mayor éxito al promoverlo, así como facilitarte y ahorrarte un largo camino tratando de dar a conocer y posicionar tu nombre de domino. Sin embargo, no necesariamente los nombres de dominio que no cumplen con las consideraciones anteriores, están exentos de tener éxito en Internet; debemos recordar que el nombre de dominio es tan sólo el primer paso y el éxito depende también del contenido y valor agregado que ofrezcas en tu sitio web.

Recomendaciones para conservar el registro del nombre de dominio .MX

Una vez registrado el nombre de dominio .MX, te sugerimos estar pendiente de la fecha de renovación del mismo, ya que al llegar el tiempo de expiración del dominio, si no lo renovaste, alguien más podría registrarlo y podrías perderlo, lo cual, en algunos casos, puede tener consecuencias que impliquen un gran impacto como por ejemplo cambiar el nombre del dominio y con ello:

- Perder el posicionamiento obtenido

- Volver a empezar para conseguir un buen ranking en los buscadores

- Disminuir el tráfico a tu sitio web

- Incrementar los gastos para darlo a conocer

En cuestión de nombres de dominio, entre más pronto te decidas a registrar el de tu interés, será mejor, así reducirás la probabilidad de que alguien más se adelante y registre el dominio que necesitas.

Recuerda que un nombre de dominio bien elegido, puede significar ahorro en costos en los esfuerzos de posicionamiento del mismo. Los nombres de dominio de menor valor, son aquellos poco vendibles, es decir, los que no tienen un alto grado de recordación y en los cuales existe diferencia al pronunciarlo o escribirlo.

En resumen, entre más simple y corto sea un nombre de dominio será más fácil de recordar, en consecuencia será más probable que sea visitado y por lo tanto mayores los beneficios de ese resultado. La estrategia principal para elegir el nombre de dominio adecuado, es buscar que exista la menor probabilidad de error para ser recordado.

Fuente: NIC-México