Franquicias

Las franquicias españolas de viajes son inmunes a la recesión

Aunque pequeño, el crecimiento en este tipo de negocios es indicador de la madurez del sector.
Las franquicias españolas de viajes son inmunes a la recesión
Crédito: Depositphotos.com

El momento de coyuntura económica no impide la apertura de nuevas agencias de viajes, que, generalmente aumentan el número de franquiciados y ven crecer el consumo de viajes entre los clientes. El número de los establecimientos de viajes se incrementó en un 0,5% respecto al ejercicio anterior y comunidades como Canarias, Valencia, Murcia, Galicia, Ceuta y Melilla, son las que registran mayores crecimientos.

A pesar de la visión general de de recesión económica que estamos viviendo en estos momentos, las agencias de viajes, cuyas franquicias tienen un papel importante, no notan esta recesión ni en un menor consumo, ni en el descenso en el número de aperturas. De hecho, según el barómetro de Amadeus, el mayor sistema de reservas de España, al que está adscrito más del 80% de los profesionales Pymes, grandes grupos mayoristas o cuentas de viajes revela que el número de establecimientos de agencias de viajes, no sólo no ha disminuido sino que ha aumentado un 0,5%.

En estos datos hay que tener en cuenta que el año 2007 fue especialmente bueno para la apertura de agencias de viajes. España sumó 43 nuevas agencias de viajes en 2007, alcanzando las 9,127 usuarias de su sistema de reservas al cierre del año. Esta cifra supone un crecimiento prácticamente plano pero en aumento, del 0,5%, con respecto a 2006 y es indicativa de que el número de agencias de viajes tradicionales o "de calle" en España podría haber alcanzado su madurez en julio de 2007, cuando alcanzó la cifra récord de 9,215 oficinas.

Aunque el aumento es el más bajo de los últimos diez años, hay que tener en cuenta la recesión de las economías domésticas por culpa de las hipotecas y el encarecimiento de la cesta de la compra, que no han sido óbice para que los españoles continúen aumentando su gasto en viajes.

El crecimiento, aun siendo leve en el último ejercicio, ejemplifica la evolución de un sector maduro dentro de un sector turístico en el que la intermediación tradicional seguirá conservando su papel fundamental en la distribución de viajes.

La situación de las agencias por Comunidades Autónomas revela que las variaciones interanuales han sido muy moderadas. Canarias fue la comunidad en la que más altas se produjeron con 22 nuevas oficinas. Le siguen la Comunidad Valenciana con 21 nuevos puntos de venta y Galicia, Murcia y Asturias con 13, 12 y 11 centros respectivamente.

Porcentualmente, son tres regiones las que registran incrementos superiores o cercanos al 5% siendo Melilla la que registra un mayor incremento con un 16,7%.

Hay que destacar que comunidades como Madrid y Cataluña, dos de las zonas que más crecimiento mostraban en años anteriores mantienen casi el mismo número de agencias que en 2006, con un incremento del 0,2% y 0,1%, respectivamente.

También ha habido decrecimiento en algunas comunidades como Andalucía, donde hubo 27 bajas, País Vasco, con 8 y Baleares, con 7. En estos lugares ha podido afectar de mayor forma el incremento de la venta a través de Internet y los nuevos perfiles de viajeros.

Del total de agencias de viajes, 1.935 se encuentran en Madrid, lo que supone el 21,2%. La segunda comunidad que más agencias concentra es Cataluña con 1.618, un 17,7%. A esta le siguen Andalucía, con 1,174, Valencia, con 845, el País Vasco, con 559 y Canarias, con 544 agencias de viajes.

Este aumento del sector en las provincias citadas también está directamente vinculado con el repunte del negocio generado por los inmigrantes denominados económicos, que también viajan a sus países de origen o traen a sus familiares.

Otra causa significativa del aumento es el uso generalizado de Internet. Como actor básico del sector turístico español, las agencias de viajes han encontrado en Internet no un nuevo competidor o enemigo, como se temía, sino como una herramienta altamente útil de escaparate para las agencias de viaje.

Tendencia a la concentración en grupos

De las 9,127 agencias de viajes en 2007, el 50,06% pertenecen a cadenas nacionales o multinacionales, mientras que el resto son consideradas oficinas independientes o Pymes. Aunque, en líneas generales la proporción entre unas y otras en el mercado español es muy similar, una lectura más rigurosa pone de manifiesto que se mantiene un incremento del 1,13% de las sucursales de grandes cuentas con respecto al año anterior.

Estas agencias pertenecen a un total de 2,647 empresas. Tan sólo 12 de ellas aglutinan más de la mitad del total de agencias en nuestro país. A pesar de ello, la pequeña agencia continúa mostrando una gran resistencia siendo la protagonista de un tejido de agencias muy capilarizado en España respecto al resto de Europa.

La penetración de agencias independientes es muy elevada en Ceuta y Melilla, así como en Canarias, donde representan más del 70%. Le siguen Baleares y Murcia, con porcentajes que se sitúan por encima del 60%.

Al otro extremo encontramos al País Vasco, donde casi el 80% de los puntos de venta corresponde a grandes grupos. En La Rioja y Navarra las cadenas representan alrededor del 70% del total de agencias.

Con ejemplos reales nos encontramos con agencias como Grupo de Viajes Nuevos Horizontes, que según su departamento de expansión la gran inversión en sistemas informáticos y on line ha hecho crecer el número de ventas, además de permitir exportar su negocio a otros países. Esta internacionalización que les ha llevado a tener abiertas oficinas en nueve países les ha permitido sortear el momento de recesión española con las ventas fuera del país. En cuanto a la franquicia continúan con su plan de expansión y tienen previsto la puesta en marcha de una segunda marca más blanda y más económica.

Para viajes Nueva Línea la idea de crisis no es real, según su director Ramón Juntádez, "la crisis existe para aquellos sectores que no estén preparados para lo que se está demandando en el mercado". Desde esta cadena de franquicias, se combate a la crisis con servicios personalizados a medida del cliente. "Notamos el aumento de clientes porque cada vez la clientela es más especializada y quiere viajar cómoda y tranquila. Ahora mismo ya tenemos reservas para diciembre y enero, cada vez son más anticipadas", asegura Ramón Juntádez. Su sistema de franquicias es muy joven, empezaron hace un hay y ya tienen cuatro abiertas y otras seis en tramitación. El objetivo es una expansión controlada con franquiciados selectivos con un perfil de servicio al cliente.

Otras empresas como Viajes Glauka aseguran que el ritmo de apertura está por encima de sus objetivos en torno a un 30% más. Tampoco aseguran haber notado la recesión económica en el cliente, aunque si un crecimiento más moderado a la hora de abrir nuevas franquicias. Su reto es abrir más centros en el centro peninsular y en el norte manteniendo el crecimiento de 2007. Esta agencia cuenta con 387 franquiciados y 4 establecimientos propios.

La expansión para otras franquicias como Viajes Ecuador tampoco es un problema, aunque sí han notado un ligero descenso en el consumo. Este negocio está abriendo una media de 45 centros anuales, lo que les ha permitido registrar una cifra de 360 centros franquiciados y 100 propios.

Fuente: www.tormo.com