My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría

Transforma lo que tienes

Héctor Álvarez, fundador y Presidente de Metco, convirtió su empresa de consultoría en un proyecto emprendedor que está marcando pauta en América Latina.
Transforma lo que tienes
Crédito: Depositphotos.com
2 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En poco más de 10 años, Héctor Álvarez de la Cadena convirtió su empresa de consultoría en una de las más grandes fábricas de endulzantes del país y en un proyecto emprendedor que está marcando pauta en toda América Latina.

El secreto: apostar por la innovación a toda costa. Y arriesgar. Después de trabajar como Director de Comercialización de Azúcar S.A. y de vivir el desempleo a raíz de la reprivatización de la industria, este emprendedor decidió pasar del dicho al hecho.

En 1995, junto con el Instituto Politécnico Nacional y el Centro de Investigación y Biotecnología Avanzada, Álvarez de la Cadena se concentró en la investigación para crear el "Azúcar BC", un endulzante bajo en calorías y adicionado con contenido nutrimental.

Dos años de esfuerzo dieron sus frutos: su producto, un derivado de la caña de azúcar, resultó un 30% más barato que los sustitutos artificiales. Primero entró a las tiendas de autoservicio y luego se expandió para atender clientes como Nestlé, Bimbo y Minsa.

Con una facturación anual de más de US$30 millones, Metco exporta a Chile y Costa Rica, y está en negociaciones para entrar a Estados Unidos. ¿Algo más? Por filosofía, la compañía desarrolla entre tres y cuatro nuevos productos al año.

Lenguaje corporal: 5 errores que se comenten