Consultoría

Haz lo que tengas que hacer

Antes de incursionar en el mundo de la moda, Ricardo Covalín y su socia, Cristina Pineda, hicieron de todo: diseñar, vender, facturar, empacar y entregar los pedidos. Una década después, Pineda Covalín es una marca reconocida...
Haz lo que tengas que hacer
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Antes de llegar al mundo de las pasarelas y sentir de cerca el glamour de la industria de la moda, Ricardo Covalín y su socia, Cristina Pineda, hicieron de todo: diseñar, vender, facturar, empacar y entregar los pedidos. Una década después, Pineda Covalín es una marca de ropa y accesorios reconocida en las principales capitales del mundo. Y lo mejor: es 100% hecha en México.

Luego de diseñar una colección de ropa para la tienda del Museo de Antropología, a los socios les nació la idea de este negocio: expresar la riqueza de las culturas prehispánicas a través de prendas de vestir. "Empezamos con poco capital", recuerda Ricardo. "El problema es que en la industria textil no se puede producir una sola pieza, necesitas mínimo 1,000 unidades para que sea rentable".

Entonces, definieron la estrategia que los llevaría al éxito: incursionaron en el diseño de uniformes corporativos, transformándolo en una unidad de negocio que les permitió financiar su "proyecto personal de largo plazo". La idea funcionó y captaron importantes cuentas, como VW y Nestlé.

El flujo proveniente de esta área ayudó a los emprendedores a financiar el desarrollo de los productos que, finalmente, llevarían la marca Pineda Covalín. "Nunca perdimos el foco ni nos distanciamos de nuestro sueño", dice. "Tomamos el camino que teníamos a mano, aunque fuera el más largo".