Plan de Negocios

La revaluación colombiana trae oportunidades de negocios

Además, el sector privado también se ha visto beneficiado pues la conversión hace menores sus deudas.
La revaluación colombiana trae oportunidades de negocios
Crédito: Depositphotos.com

Mientras los exportadores lloran y claman al Gobierno y al Banco de la República tenderles la mano, la revaluación ha traído alivios y oportunidades de negocios a una serie de actividades que con un dólar caro serían imposibles de realizar.

Ahora, que llegó el momento de las vacaciones, muchas personas -entre ellos los estudiantes- tienen la oportunidad de viajar al exterior con presupuestos que resultan menos onerosos que a cualquiera de los sitios domésticos tradicionales.

La razón es sencilla: la revaluación simplemente significa que para conseguir un dólar se necesitan menos pesos. La divisa estadounidense, por ejemplo, ha perdido en lo transcurrido de la semana el equivalente a $50.

El sector privado endeudado en el exterior está feliz, pues sus obligaciones al hacer la conversión monetaria están mucho más baratas, lo que indica que se puede prepagar, si es que así se determinó con los acreedores. O también comprar dólares par tenerlos listos al momento de los vencimientos.

El propio Gobierno Nacional, los entes departamentales y municipales, también se han ganado la lotería con la revaluación. Más de ocho billones de pesos en intereses y amortizaciones se han ahorrado.

El Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), seccional Bogotá, Dionisio Araujo Vélez, dice que la apreciación de la moneda no es totalmente inconveniente, pues favorece la deuda externa, permite la compra de enseres y productos a más bajo costo, incluidos los bienes de capital.

Recientemente, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, dijo que si bien el país tiene un déficit en la balanza comercial, esta situación se debe a que muchos empresarios optaron por modernizarse. Y lo han hacho motivados por el estado favorable de la tasa de cambio para las importaciones.

Ese lado positivo del debilitado dólar contrasta con la situación de los exportadores de flores, textiles, calzado, banano, café, carbón y muchas otras posiciones arancelarias, que a la hora de hacer el cambio les dan menos pesos por cada dólar reintegrado.

Lo mismo sucede con miles de colombianos que viven de las remesas de familiares que viven en el exterior y que anualmente giran cerca de US$4,000 millones , pues la revaluación se ha convertido en una pesadilla.

La apreciación del peso ha esquivado medidas y anuncios como el recorte del presupuesto del año entrante en $10 billones, los encajes impuestos al endeudamiento externo desde el año pasado, al aumento de los encajes bancarios ordinarios y al compromiso del gobierno de evitar la monetización de créditos contratados con la banca internacional.

¿Por qué la revaluación? Muchos factores influyen, reconoce el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga. El "exceso" de confianza de los inversionistas extranjeros, el aumento en las exportaciones, los precios récord de los productos básicos y el diferencial cambiario con los Estados Unidos, que estimula el ingreso de los denominados capitales "golondrina".

Y por qué no, la contribución del narcotráfico que sigue generando divisas, a pesar de la lucha contra los capos y los carteles emergentes. Hasta el abatimiento de Raúl Reyes y la muerte de "Tirofijo", el guerrillero más viejo del mundo, han tenido que ver con la revaluación, según escribió el fin de semana el ex director del Planeación Nacional durante la administración Gaviria, Armando Montenegro Trujillo.

La desaparición de estos dos cabecillas de las Farc acentuaron la confianza de los inversionistas extranjeros en el país, precisó el ex funcionario, hoy vinculado a las asesorías en la banca de inversión.