Tecnología

Los trabajadores latinoamericanos rompen la brecha de la conectividad

Según un estudio los empleados latinoamericanos que utilizan ordenadores en su trabajo están "hiperconectados".
Los trabajadores latinoamericanos rompen la brecha de la conectividad
Crédito: Depositphotos.com

Aunque América Latina se ha caracterizado por estar rezagada en la adopción de tecnología, los resultados de una investigación realizada por la consultora IDC señalan que los empresarios y profesionales independientes latinoamericanos están dispuestos a dar un gran salto hacia una sociedad de información digital. Según este estudio, el 64% de los empleados latinoamericanos que utilizan ordenadores en su trabajo está "hiperconectado" o "cada vez más conectado" a Internet para realizar sus actividades, superando en este apartado a los profesionales del Asia Pacífico, quienes ponderaron un 59%; a los de Europa (50%); y Estados Unidos (44%), respectivamente.

Los profesionales que fueron calificados como "hiperconectados", dominaban al menos siete dispositivos y nueve o más aplicaciones de software, mientras que los que fueron incluidos en la categoría de "cada vez más conectados" dominaban cuatro dispositivos y seis aplicaciones. El universo de entrevistados contempló a 2,400 personas cuya edad era de hasta 40 años, siendo Brasil, México y Argentina los tres países que representaron a Latinoamérica en el estudio. De acuerdo con Eduardo González, profesor de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, estos tres países son los que presentan el mejor nivel de desarrollo económico y un avanzado posicionamiento de las tecnologías de la información en el ámbito empresarial, en comparación con las demás naciones latinoamericanas. Por lo tanto, estos tres países representan al conjunto de naciones más avanzadas de la región, junto con Chile.

Las características del grupo hiperconectado eran las mismas para todos los usuarios, sin importar su lugar de residencia. Éstos utilizaban ordenador, PDA (agenda digital) y teléfono celular, entre otros numerosos dispositivos de hardware, y tenían una gran cantidad de publicaciones en blogs, boletines electrónicos y comunidades en línea, creando así una verdadera cultura global. Aproximadamente, el 60% de este grupo hiperconectado son hombres, la mayoría ocupa puestos gerenciales y tiene 35 años o menos.

Pero, ¿qué factores han incidido para que, hasta ahora, la región mostrara un atraso en materia tecnológica?

La barrera de los precios y la falta de capacitación

Jorge Gatica, profesor de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, subraya que "como factor económico sobresale el precio inusitadamente alto que los proveedores de servicio de conexión a Internet y los operadores de telefonía móvil han cobrado tanto a las empresas como a los usuarios del segmento hogar en Latinoamérica, desde los comienzos de la industria".

El académico señala que cuando los proveedores en Estados Unidos cobraban US$ 20 dólares por 20 horas de conexión a Internet, en los países latinoamericanos la tarifa era tres o cuatro veces superior. "Desde entonces esta brecha de precios siempre ha existido y la diferencia se agudizaba al considerar el ingreso per cápita. Es más, el mercado de las telecomunicaciones ha operado bajo la modalidad de monopolio natural regulado en la región, aunque hay que destacar que los precios han tendido a la baja".

José Maldifassi, profesor de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, especifica que el factor precios también es aplicable a la adquisición de hardware de primera necesidad, como los ordenadores. "Para lograr una adecuada conexión a Internet, se requiere contar con computadores de calidad, o bien, incorporarles más memoria y velocidad, y esto resulta caro". En consecuencia, y a juicio del académico, los profesionales independientes con una situación económica muy precaria no están en condiciones de adquirir estas herramientas, al igual que aquellas pequeñas empresas que no cuentan con una adecuada liquidez.

Si bien Carlos Bravo, profesor de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, reconoce que la barrera de los precios ha dificultado el acceso a la tecnología, el académico señala que esta variable no ha sido el principal obstáculo. "Hay un componente generacional muy poderoso en todo este escenario, que hace que el empleado latinoamericano, especialmente los mayores de 40 años, tengan una escasa disposición a aprender a usar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), traduciéndose en miedo y falta de confianza. Aún desconocen el potencial que engloba la tecnología, y también respecto del universo de productos y soluciones de software que están disponibles en el mercado".

Bajo dominio del inglés

Enrique Canessa, profesor de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, explica que otro elemento que ha repercutido negativamente es el bajo nivel de educación que caracteriza a la población latinoamericana. "Aproximadamente el 92% de toda la información que existe en los sitios web de Internet, descripción del perfil de las compañías y portafolio de productos y servicios, entre otros datos de interés, está en inglés, por lo que los empleados de la región con baja escolaridad no pueden sacar provecho de estos contenidos", acota José Maldifassi.

De igual forma, el académico expone motivos de orden político que han actuado como barreras. "En Cuba el acceso a Internet está absolutamente restringido a unos pocos trabajadores del Estado y el resto de los profesionales no tiene acceso por la coyuntura política".

No obstante, este escenario habría empezado a cambiar, ya que como bien lo ilustra Samuel Varas, profesor de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, en el último tiempo ha existido una presión por estar siempre disponible y ubicable en el mundo empresarial. "De hecho, si se observan los últimos rankings internacionales sobre productividad, los resultados aconsejan la mayor adopción y uso de TIC para lograr mejoras sustantivas en la eficiencia y rendimiento de las empresas".

El motor del cambio

Una de las razones de la necesidad de estar cada vez más conectado fue puesta en evidencia durante la Cuarta Conferencia de Inteligencia de Negocios, realizada recientemente en Santiago de Chile por IDC. Alejandro Oliveros, research and consulting director de IDC Southern Cone, explicó que hoy el valor de la información está presente en forma desestructurada en todas las bases de datos, a través de Internet y en la cantidad de e-mails que recibimos cada día. "Según nuestras cuantificaciones, este universo digital de información tiene un tamaño aproximado de 281 exabytes (281,000 millones de gigabytes) y para el 2011 será 10 veces superior comparado con 2006".

Por lo tanto, el coste de no aprovechar toda esta información puede significar perder importantes oportunidades de negocio, sentenció Oliveros. Y el profesor Carlos Bravo comparte plenamente el escenario planteado por el ejecutivo, señalando que las oportunidades de negocio que se presentan a través de Internet son numerosas, por ello la necesidad de estar hiperconectado.

En este punto, Samuel Varas subraya que "al estar cada vez más conectado no sólo se facilita la recepción y contestación de correos electrónicos, sino que se potencia la toma estratégica y oportuna de decisiones, para luego poder monitorearlas desde cualquier lugar y momento".

Pero no sólo existe un motor económico, explica Jorge Gatica, en el cambio a una actitud hiperconectada en el empleado latinoamericano, también encierra motivaciones profesionales, sociales e individuales. "Las profesionales están dadas por una mayor productividad, gracias al uso de dispositivos las 24 horas, los siete días de la semana, mientras que las sociales provienen del actual estilo de vida moderna, que exacerba la presión social por estar cada vez más integrado a la red; presión que se articula mediante la Ley de Redes. Esto significa que el valor de uso de una red de comunicaciones, en este caso Internet, aumenta proporcionalmente conforme más usuarios se van sumando a ella". Y las motivaciones individuales, agrega el profesor, estarían determinadas por la necesidad de exhibir una imagen cada vez más tecnologizada y por satisfacer requerimientos consumistas.

Otro factor que ha desencadenado dicho cambio es la globalización de la cultura, que motiva a los profesionales de la región a adoptar conductas de países desarrollados, argumenta José Maldifassi. "Tampoco hay que olvidar que los niveles de ingreso en la región han crecido, transformando a los mercados latinoamericanos en consumidores más activos de productos y servicios TIC".

Las oportunidades y desafíos para la industria

El consenso general de los profesores es que el rasgo de la hiperconectividad continuará acentuándose en la región latinoamericana, y que la esencia de la movilidad en cualquier parte, en cualquier lugar cambiará a en cualquier parte, en todo momento, lo que representa atractivas oportunidades para los diferentes actores de la industria.

Samuel Varas describe que en el corto plazo se abren interesantes posibilidades para los proveedores de incorporar y masificar nuevos servicios como transmisión de imágenes (televisión y videoconferencia), Voz sobre IP y servicios de localización, además de las tradicionales aplicaciones de voz y transmisión de datos. Asimismo, y en cuanto a los efectos empresariales, el profesor prevé que se abrirán nuevos mercados relacionados con servicios móviles de banda ancha, ya sea a través de dispositivos que converjan en voz y datos, así como aquellos que converjan en el contenido propiamente tal.

Sin duda, adelanta Samuel Varas, "lo anterior implica un importante impacto desde el punto de vista económico, y que se traduce en un aumento de la productividad y de la actividad empresarial en el mediano plazo. No obstante, la oferta de este tipo de servicios dependerá de las capacidades de las actuales plataformas tecnológicas (cobertura de Internet y velocidad de la banda ancha) y de las que se implementen a futuro".

Por su parte, José Maldifassi expone los efectos en las compañías de la región, como el desarrollo de modelos de negocios basados en el procesamiento remoto de la información y el acceso a bases de datos con información de alta calidad o analítica. Ello refuerza la capacidad de hacer más y mejores negocios, aumentando la eficiencia y rendimiento de la gestión productiva, aspecto que dependerá además del grado de capacitación que se brinde a los empleados en el uso de la actual tecnología y de las próximas innovaciones.

"Y en la medida que en los países desarrollados aumente la demanda de profesionales cualificados en el dominio de las TIC y con desarrollo de competencias, los empleados latinoamericanos tendrán mayores oportunidades de optar a estas alternativas", complementa José Maldifassi.

El problema y la gran pregunta, en opinión de Enrique Canessa, es si todo ello realmente contribuirá a elevar la competitividad de la economía regional, ya que no sólo basta con estar cada vez más conectado, si no que hay que usar y aplicar las TIC correctamente.

Desde este punto de vista, y a juicio del profesor, hay un desafío pendiente por parte de los proveedores de la industria, en términos de convertirse en "socios" de sus firmas clientes, para incorporar adecuadamente las TIC en las actividades de los profesionales y aportar a la productividad e innovación de la compañía. "Si bien hay intentos de llegar a este punto, la mayoría de los jugadores de la industria están más enfocados en vender hardware y software para automatizar procesos, que en proveer soluciones que agreguen valor al negocio de las empresas regionales", advierte Canessa.

Jorge Gatica concluye que en la medida que ingresen al negocio de las compañías regionales nuevos empleados, clientes y proveedores adictos a la hiperconectividad y a la movilidad, se generarán presiones para innovar en las operaciones internas de la firma, especialmente en lo vinculado con las interfaces, con distintas comunidades y grupos de interés.

Fuente: http://wharton.universia.net/index.cfm?fa=viewArticle&id=1533&language=spanish