My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Marketing

Pepsi utiliza el neuromarketing para relanzar su línea de botanas

La estrategia busca hacer más atractivos sus productos para las mujeres, enfatizando un estilo de vida sano y sin culpas.
Pepsi utiliza el neuromarketing para relanzar su línea de botanas
Crédito: Depositphotos.com
2 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Frito-Lay, la división de snacks de Pepsi, anunció que va a renovar toda su línea de productos con un solo objetivo: hacerlos más atractivos a las mujeres. La estrategia incluye nuevos envases, nuevos sabores

y nueva campaña de publicidad para las versiones al horno de Lay's, Fritos, Ruffles y Cheetos, que son algunas de las marcas más populares de la compañía.

Lo sorprendente, sin embargo, radica en la técnica utilizada para decidir este cambio. Se trata del neuromarketing, una disciplina que rescata elementos de la neurociencia y la aplica al marketing para predecir la

conducta de los consumidores.

La investigación que dio origen a esta nueva estrategia fue conducida por la agencia Juniper Park y entrega resultados sorprendes sobre las actitudes de compra del sexo femenino. Por ejemplo, el informe

sostiene que las mujeres picotean más que los hombres, pero no precisamente los productos de Frito-Lay. Sólo el 14% pica entre horas alimentos salados. El 25% toma productos dulces y el 61% se decanta por bebidas, frutas y verduras.

De esta forma, Juniper Park concluyó que el centro de las comunicaciones de la mente de las mujeres está más desarrollado que el de los hombres, por lo que están más capacitadas para procesar anuncios de más complejidad y con más piezas de información. El hipocampo, el centro de memoria y emocional, era proporcionalmente mayor en las mujeres, según el estudio, por lo que las mujeres podrían buscar personajes con los que identificarse.

Uno de los puntos más importantes del estudio era el factor de culpa. Frito-Lay y Juniper Park preguntaron a 100 mujeres que escribieran un diario durante dos semanas. Según sus comentarios, se sentían

bastante culpables por picar entre horas, no ver suficiente a los hijos o no pasar tiempo con sus maridos.

¿Quieres enamorar a la generación Z y a los young millennials? Hazlo con audio digital