Recursos Humanos

¿A qué trabajadores hay que prejubilar y en qué momento?.

Dos expertos presentan sus soluciones frente a la problemática de reducir personal por aspectos relacionados con la edad.
¿A qué trabajadores hay que prejubilar y en qué momento?.
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Minimizar los riesgos

por Xavier Comas*

En todo proyecto de transformación empresarial, generalmente consecuencia de la introducción de nuevas tecnologías en los procesos productivos y de gestión, se persigue una mejora de la competitividad a través de la innovación y, al mismo tiempo, mediante el aumento de la productividad.

Es en este contexto cuando tienen lugar las prejubilaciones, porque la empresa necesita reducir la plantilla a la vez que incorporar ciertas actitudes, habilidades y aptitudes que parte de sus trabajadores, no tiene por cuestiones de formación o adaptabilidad, ambos aspectos muy correlacionados con la edad.

Sin embargo, la tendencia actual de rejuvenecer las plantillas mediante prejubilaciones masivas, fundamentadas muchas veces en el criterio único de la edad, puede repercutir seriamente en los beneficios que la experiencia aporta a toda organización. Y más importante aún, en sus valores y su reputación ante la sociedad, y muy concretamente ante el resto de empleados.

Por ello, dichos procesos deben ser transparentes, debidamente justificados y analizando la situación particular de cada trabajador, para minimizar el impacto en la persona, así como en la reputación y la responsabilidad corporativa.

*Director Asociado de Commo y Miembro del Forum Millora Continua

Claridad ante todo

por Miquel Arnau*

Hay que prejubilar a todo trabajador que haya perdido la ilusión en el trabajo. En condiciones normales no debería de prejubilarse nadie.

Sin embargo, hay casos que trabajadores con un historial intachable, desean jubilarse antes de tiempo. En estos casos hay que dar las máximas facilidades, en atención a su larga dedicación a la empresa y porque no a la seguridad social.

En casos de bajada del trabajo (crisis como la actual) hay que estudiar caso por caso, procurando:

a) Que sea lo menos gravoso posible (para unos y para otros).

b) Buscar arreglos con personas próxima a la jubilación y que estén bien predispuestas.

c) Exponer con claridad la situación para poder llegar a acuerdos mutuos.

d) Si a pesar de todo hay que prejubilar a más gente, debe mirarse el bien de la empresa haciendo lo que haga falta. Esto también seré una buena cosa para los que puedan conservar su puesto de trabajo. De no hacerlo así, se corre el peligro de que la empresa no pueda aguantar y tenga que cerrar, en cuyo caso todos quedarían sin trabajo, siendo ello mucho peor.

*Gerente de Isidro Arnau i Avendiy Miembro del Forum Millora Continua

Fuente: Noticias.com