Plan de Negocios

Claves para realizar un plan de negocios convincente

Antes de lanzarte al desarrollo de un emprendimiento, realiza un análisis ordenado y lógico de tu idea de negocio estableciendo objetivos, riesgos y resultados.
Claves para realizar un plan de negocios convincente
Crédito: Depositphotos.com

Si bien la idea de un negocio suele surgir de manera espontánea, es importante que, antes de lanzarte ciegamente al desarrollo de un nuevo emprendimiento, hagas un análisis ordenado y lógico del negocio, sus riesgos y posibles resultados.

Tomarse el tiempo para analizar el negocio y pautar los pasos a seguir permitirá tomar las decisiones con una mayor seguridad. Esto no nos garantizará el éxito del negocio, pero al menos, nos preparará para afrontar las incertidumbres del mismo.

El plan de negocios será útil en varios sentidos. Esta valiosa herramienta te permitirá definir y enfocar tu objetivo haciendo uso de la información y análisis adecuados.

Así, podrás utilizar el plan para solicitar opiniones y consejos a otras personas, incluidos aquellos que se desenvuelven en el campo comercial que le interesa, quienes te podrán brindar un consejo inestimable.

Con demasiada frecuencia, hay empresarios que cometen el error de estructurarlo "¡A mi manera!", como ellos dicen. El problema radica en que al hacerlo de este modo olvidan lo más importante: que además de servirte como referencia de análisis, es una herramienta de venta frente a un prestamista o posible socio inversor. Nunca debes olvidar que la esencia de todo plan de negocio es mostrárselo a aquel que nos va a conceder un aporte económico para iniciar o mejorar tu empresa. Entonces, lo principal es informar y, sobre todo, convencer a quien lo lee.

Para realizar un plan de negocios que consiga esa misión, existen 4 claves que no debes pasar por alto:

1. Conciso y preciso. Posiblemente, la persona a la que enviarás tu plan de negocios tenga sobre la mesa muchos más planes del mismo tipo esperando ser leídos y aprobados. Por lo tanto, el tuyo debe ser muy conciso y preciso, aunque con los conceptos básicos del negocio definidos claramente. No digo que hagas un plan de negocio basándote en esquemas, pero tampoco cometas el error de desarrollar algo parecido al "nuevo testamento".

Un truco muy recomendable es que una vez acabado el plan de negocio, vuelvas a leerlo, subrayes lo importante y lo reduzcas en un 50%. De lo que te quede, la mitad es lo que tiene valor y el resto puedes borrarlo.

2. Real y factible. Ser y parecer real es la piedra filosofal de un buen plan de negocios. Para conseguir aquello, debes reunir todos los datos posibles sobre la factibilidad del negocio a corto y largo plazo, así como los puntos estratégicos sobre los que va a girar la viabilidad del mismo y entenderlos desde un punto de vista tangible.

Analízalo desde esta óptica: ¿Si el dinero fuese tuyo se lo darías al que te presenta este plan de negocio? Si realmente te logra convencer, entonces vas muy bien.

3. Convincente y útil. Como dijimos desde un principio, el fin de todo plan es lograr convencer. Teniendo muy claro esto, intenta no dejar cabos sueltos para que sirva, tanto para la obtención de créditos y ayudas iniciales como para posibles negocios con otras empresas. Una clave muy sencilla y lógica, es demostrar que tu negocio le será muy útil.

4. Simple y entendible. Lo peor para convencer es que ni siquiera te logren entender. Nunca seas en extremo complejo. Recuerda que debe informar claramente. Para ello, utiliza un lenguaje simple al explicar los problemas. Elabóralo de modo que sea fácil de leer y comprender.

Para seguir mejorando el inicio de tu emprendimiento, revisa estos artículos relacionados:

- Cómo abrir una plaza comercial

- El plan de negocios

- Cómo elegir una marca que venda tu proyecto


 

www.SoyEntrepeneur.com