Marketing

Publicidad efectiva para Pymes

Si estás decidido a invertir para promocionar tu marca, necesitas un mensaje atractivo, los medios adecuados y anuncios efectivos.
Publicidad efectiva para Pymes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
Si estás decidido a invertir para promocionar tu marca, necesitas un mensaje atractivo, los medios adecuados y anuncios efectivos.

Cuando el dueño o directivo de una empresa ve caer las ventas, una de las primeras medidas que suele tomar es recortar el presupuesto de mercadotecnia y publicidad. Pero cuidado, porque posicionar o promover una marca, producto o servicio exige desarrollar estrategias de largo plazo. Y, sobre todo, hacerlo de manera efectiva, para asegurar que la inversión rinda frutos.

Los expertos coinciden: en materia de publicidad, no hay fórmulas mágicas. Pero si desarrollas un mensaje atractivo y anuncios que causen un buen impacto, eliges los medios adecuados y trabajas de manera constante, obtendrás los resultados esperados.

¿Por dónde empezar? Lo primero es hacer una investigación de mercado sobre tu mercado objetivo o target, para conocer el perfil de tu consumidor potencial, sus necesidades y aspiraciones. Sólo así podrás estar seguro de las ventajas de tu producto o servicio y de-finir qué vas a transmitir con un mensaje publicitario.

Ten en cuenta que la publicidad tiene dos tipos de audiencia: la primaria y la secundaria. Por ejemplo, si vas a vender carteras tu anuncio no sólo debe enfocarse en hombres, sino en otras personas que pueden comprar el producto para regalarlo, como las esposas o novias.

Además, considera que hoy en día la publicidad no sólo se dirige a los consumidores, sino también al medio o al canal de venta, "quien también puede ser tu cliente", explica Yuri Alvarado, presidente de la agencia de publicidad Alvarado Molina.

"El retail (o canal de venta) ha tomado fuerza, si no lo convences de que puedes hacer cosas para hacer crecer su negocio, te quedas igual", agrega.

Mensajes personalizados
Una vez delimitada tu audiencia, tendrás que precisar el lenguaje que usarás. Recuerda que no puedes hablarle igual a un niño, a un joven, a un adulto, a un ama de casa o a un canal de distribución.

También tendrás que definir el contenido de tu mensaje, o sea, qué es lo que quieres transmitir. La fuente de esa información está en la promesa básica de tu producto o servicio, es decir, en su valor diferenciador o principal atributo.

Luego será el turno de seleccionar el medio donde colocar tu anuncio. Aquí debes decidir con base en la llegada y el impacto que la publicación tenga en tu audiencia, y no solamente en el precio. No olvides que más que comprar un espacio, estarás adquiriendo un momento para que tus clientes potenciales te conozcan.

En el caso de anuncios para medios impresos, el siguiente punto es trabajar en el diseño del anuncio. Un error común es saturarlo con mucha información, pero ¡cuidado! Cuando la publicidad está muy cargada de texto e imágenes la gente suele no prestarle atención.

La recomendación, dice Ricardo Fernández Valiñas, especialista en mercadotecnia y director de Fernández Valiñas Consultores, es presentar un mensaje breve y conciso. Y no olvides mostrar el producto. Es común hablar mucho de las bondades de determinado artículo o servicio pero se olvidan de exhibirlo.

Algunos creativos pueden llegar a jugar con el producto y no mostrarlo, sin embargo, la sugerencia es sólo tomar esta opción si tu marca ya es reconocida o está bien posicionada. Si eres una Pyme o lanzarás un producto nuevo evita esta práctica.

Toma en cuenta que una campaña publicitaria tiene tres fines. El primero es informar, el segundo persuadir y el tercero recordar.

Entonces, si tu producto o servicio es nuevo en el mercado, deberás hacer una campaña informativa en la que des a conocer los beneficios y cualidades de lo que quieres vender, y sobre todo trabajar para posicionar la marca.

Por ejemplo, comenta el especialista, si lanzas el nuevo detergente "Mago de Oz", tendrás que explicar que hace que toda tu ropa amarilla brille y quede bien limpia. Sin olvidar nunca mencionar la marca.

En un segundo nivel, una campaña publicitaria intentará persuadir a los consumidores, destacar los beneficios de tu producto y hacer que te compren.

En un tercer nivel encontramos a las empresas bien posicionadas, quienes realizan campañas o anuncios enfocados a la "recordación" o "mantenimiento". Sólo compañías como Coca Cola o Pepsi pueden usar este tipo de estrategias.

Manuel Techera, vicepresidente creativo JWT México y presidente del Círculo creativo de México, insiste que para una marca nueva lo importante es darse a conocer y dejar bien claro de qué se trata, mientras que las ya conocidas o de renombre enamorarán a sus clientes desde el punto de vista emocional.

El directivo explica, por ejemplo, que una playera Nike puede ser similar a una Adidas, sin embargo, se diferencia no por el producto o su calidad, sino por el mensaje que le hace llegar a su consumidor.

Recuerda que más allá de lo que es la marca, es más importante lo que se percibe de ella. "Siempre se dice que las marcas están constituidas en un 50% por lo que son y en un 50% por lo que se piensa que son", insiste Techera.

El experto reconoce que las pequeñas empresas o emprendedores tienen mucha necesidad de contar su historia. Sin embargo, afirma que la clave para hacer un anuncio exitoso es decir pocas cosas.

La gente no tiene ni tiempo ni la cultura de leer, explica. Además, un anuncio no es para decir todo, sino para llamar la atención. Es el lugar para que la gente se interese y llame por teléfono.

"No puedes agarrar todas las naranjas a la vez, si lo intentas todas se te caerán. Si quieres poner todo, la gente no podrá recordar nada. Además visualmente se verá feo", dice el vicepresidente creativo JWT México. Al final, lo importante es saber qué atributo derivado del producto es adecuado para cada medio.

Responsabilidades
Pero ¿quién debe ser el encargado de elaborar el anuncio para tu negocio? Trabajar con una agencia especializada puede asegurarte los mejores resultados y aprovechar tu inversión al máximo.

Claro, un recién egresado o un familiar que es diseñador puede resultar lo más barato para realizar un anuncio. No obstante, dice Alvarado, puede no tener la suficiente experiencia para hacer un trabajo realmente profesional.

Además, ten en cuenta que para el diseño de un anuncio publicitario es fundamental tener bien claro los atributos y diferenciadores de tu marca. Eso es lo que necesita saber tu agencia, y no cuáles son tus objetivos de ventas o crecimiento.

Recuerda que un anuncio debe reflejar lo que representa tu negocio. Si tu empresa es cálida tu anuncio deberá ser así. Si por ejemplo eres un laboratorio, intenta que el anuncio sea de tipo tecnológico.

De hecho, a veces se publican piezas publicitarias que no reflejan en absoluto la esencia de una empresa. A veces, esto se debe a que los dueños o directivos de una empresa no han sabido transmitir sus necesidades y bondades de su marca al equipo creativo encargado del anuncio.

Además, uno de los grandes problemas de las empresas de nueva creación o de menor tamaño es que no acaban de creer en la publicidad, considera Alvarado.

"Las Pymes aún no conocen o no entienden la publicidad. Van a visitar a las agencias sin saber lo que quieren, van a ver si encuentran una idea y además se desesperan muy rápido. Deben comprender que se trata de un tema de constancia, hay que sembrar y cultivar, y sobre todo hay que tener una claridad estratégica de lo que quieres hacer", insiste el experto. 

El presupuesto
Un anuncio realizado con un bajo presupuesto no tiene por qué ser de mal gusto. Los expertos opinan que si no tienes suficiente dinero para hacerlo a color, es mejor optar por una publicación en blanco y negro.

Decidirte por un anuncio en blanco y negro sólo por un tema de costos es la peor equivocación que puedes cometer, explica Fernández.

Hay ciertos colores que se relacionan con determinadas sensaciones y productos, por ejemplo, el naranja con la comida y el azul con la salud e higiene.

En cualquier caso, lo que siempre debes cuidar es la ubicación visual de tu logo. En el caso de una revista, siempre debe ir en el ángulo inferior derecho del anuncio, porque visualmente lo primero que se ve es ese sitio.

Finalmente, recuerda que un buen anuncio puede traerte clientes, pero no te hará mega exitoso. El buen resultado de tus ventas dependerá de otros factores como la atención al consumidor, el precio o la calidad de tus productos.

Por ejemplo, la correcta transmisión de tu mensaje puede mandar 100 clientes a tu panadería, pero si los atiendes mal, lo más seguro es que no vuelvan. Y lo mismo pasará si tu precio es malo o la calidad es baja. 

 

www.SoyEntrepreneur.com