Tecnología

Aprovecha tus listas de correo

Descubre cómo armar una estrategia de comunicación eficiente con tu red de contactos e involúcralos más con tu negocio. ¡Tu bolsillo te lo agradecerá!
Aprovecha tus listas de correo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Está claro que actualmente -y desde hace al menos una década- el correo electrónico es un elemento fundamental de la comunicación no sólo para mantenerte en contacto con tus amigos y familiares, sino también con tus clientes, proveedores y socios de negocios.

Asimismo, es un hecho que a través de esta herramienta puedes conquistar nuevos consumidores y retener a aquellos que ya te compran. Y, por qué no, estar más de cerca y motivar a tu equipo de trabajo. Incluso si tienes un negocio en el que no se utiliza tanto el Internet, por ejemplo, una ferretería, el correo electrónico puede ayudarte a generar nuevos negocios.

Ahora bien, ¿cómo sacarle el mayor provecho? No sólo se trata de enviar cualquier cosa sin un objetivo definido; entre otros puntos, hay que integrar una base de direcciones de prospectos, clientes y proveedores, definir los temas a tratar y redactar correctamente el contenido.

Estas 10 lecciones clave te servirán de guía para aprovechar al máximo tus listas de correo. ¡Ponlas en práctica ya!

1. La autopromoción es buena, pero debe ocupar un segundo plano en relación con la información real y la asesoría que ofrezcas en el contenido de los correos electrónicos que mandes. Por lo tanto, limita la cantidad de contenido autopromocional a máximo un 20% de los datos que envíes.

Haz la prueba: si mantienes tu contenido rico en temas interesantes, la gente querrá leerlos y lo pensará dos veces antes de borrar un correo con tu remitente. Esto no significa que no incluyas promociones especiales, rebajas de temporada, ciertos logros o próximos eventos relacionados con tu negocio.

2. La mejor frecuencia para enviar un correo es semanalmente. Pero si no puedes, entonces una semana sí y otra no es la alternativa. También considera que más de una vez a la semana resulta molesto, mientras que con menos frecuencia tiende a provocar que se pierda la conexión.

Si es posible, manda tus mails el mismo día de la semana, por ejemplo, todos los lunes. De esta manera, serán más consistentes y los destinatarios los tendrán más en cuenta.

3. La brevedad cuenta. Restringe la extensión de tus correos electrónicos a menos de mil palabras. Lo óptimo es alrededor de 600 palabras, pues las personas normalmente tienen un rango de atención corto.

4. El contenido tiene que ser original. No sólo cortes y pegues un texto o imagen que hayas encontrado en cualquier sitio. Aunque se vale usar una liga o link que contenga información que sirva como argumento para sustentar tu punto de vista y comentarios al respecto.

5. No abuses de las ligas; una o dos por correo electrónico está bien. Cualquier cantidad que exceda esta cifra resulta molesta y no sirve para probar nada a nadie... excepto que hiciste una investigación profunda en Internet.

6. La buena redacción es esencial. Pide que alguien edite tus correos electrónicos y revise la ortografía, la sintaxis y la gramática. Otro punto importante es asegurarte de que las ligas incluidas realmente conduzcan hacia las páginas que quieres que el destinatario lea.

7. Revisa cuidadosamente los datos antes de su publicación. Pide a tu editor que analice tus declaraciones de los hechos y que se cerciore de que todo esté correcto. Recuerda que nada diluye más tu autoridad en la materia que las imprecisiones en los hechos.

8. Forma una comunidad “en línea”. Si decidiste ir más allá e iniciar una empresa editorial en Internet, primero asegúrate de que tienes una idea clara sobre cuál es tu comunidad. Esto incluye definir el perfil de los lectores, las fuentes de información que utilizarás, así como el personal y los mecanismos necesarios para difundir el contenido publicado.

Un consejo más: tener claro quién es el destinatario del correo electrónico te permitirá hacer mensajes más efectivos.

9. La notificación es importante. Usa el correo electrónico como una forma de notificar a los integrantes de tu lista acerca de las novedades con las que cuentas en tu catálogo de productos o servicios, qué está a la venta o qué recomiendas para esta temporada, etc. Probablemente éste sea el mejor uso que le puedas dar a tu lista, pero con frecuencia se pasa por alto.

No olvides que la gente aprecia obtener noticias tuyas de primera mano, lo cual es a menudo la manera más efectiva de construir una comunidad.

10. Haz un archivo. Considera la posibilidad de almacenar todos tus correos electrónicos, ya sea en tu página de Internet o blog. De esta manera, siempre estarán disponibles para todos los usuarios.

El autor es asesor independiente de redes de Internet, bloguero, podcastero y conferencista profesional en temas de tecnología.



www.SoyEntrepreneur.com