Emprendedores

Haz que todos escuchen tu voz

La Escuela Mexicana de Gastronomía encontró en la promoción culinaria del país, la estrategia perfecta para conquistar el mercado.
Haz que todos escuchen tu voz
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tanto estudiar para terminar en la cocina” fue lo que le dijo una tía a Yuri de Gortari el 28 de febrero de 1990, justo cuando inauguró, junto con su socio y amigo Edmundo Escamilla, el restaurante La Bombilla. Se trata de un lugar especializado en comida prehispánica, virreinal y del siglo XIX, ubicado en la colonia Roma, en el Distrito Federal.

Yuri estudió Letras Españolas y Edmundo se graduó en Ciencias Políticas. Sin embargo, desde siempre fueron amantes de la cultura mexicana y, de manera particular, de la comida prehispánica. La Bombilla fue el umbral de un largo camino de 20 años, en el que ambos estudiaron incansablemente la historia de México a través de sus platillos.

Para hacer rentable su modelo de negocios, empezaron a ofrecer cursos y pláticas acerca de diferentes pasajes históricos –antes de la llegada de los españoles– y platillos típicos. También incluyeron explicaciones sobre cómo los ingredientes traídos del Viejo Continente y los llevados allá transformaron la dieta durante la colonización.

Sin proponérselo de manera formal, los socios arrancaron un proyecto cultural, social y gastronómico, en el que la búsqueda de la auténtica comida mexicana se convirtió en su razón de ser. A partir del año 2000, todas estas actividades las integraron en una sola sede, la Escuela de Gastronomía Mexicana.

Y así como empezaron a dar pláticas a las que llamaron “Charlas con degustación”, también se iniciaron en el negocio de los banquetes y en los recorridos gastronómicos a mercados públicos. Entre ellos destacan el de San Juan, el de la Colonia Guerrero, la Merced, Xochimilco y Abelardo L. Rodríguez, en la Ciudad de México.

En otras palabras, los socios empezaron a diversificar su oferta sin perder el foco en la misión original: promover la historia a través de la comida. Aunque en ocasiones Yuri y Edmundo destinaron parte de su tiempo a dar clases de sus respectivas carreras profesionales, con la única intención de mantener vivo su sueño.

Si bien ambos se sentaban a planear los temas de las pláticas con degustación y a definir cuáles serían los recorridos a mercados del mes, los roles estaban bien definidos: Edmundo llevaba la administración y Yuri se encargaba de cocinar. De esta manera, se puede resumir su planeación estratégica y de negocios. Entonces, ¿cómo lograron trascender a través de cursos que han dado en Europa y América Latina, y recibir reconocimientos en México y otros países?

“Cuando crees en lo que haces, entonces la gente también cree en lo que haces”, asegura Edmundo. En este caso, la recomendación boca en boca –conocida como marketing viral, pues se transmite como si fuera un virus– ha sido fundamental.

Esto debido a que, en particular, gran parte del éxito de los restaurantes y servicios de alimentos es el resultado de las opiniones generadas por los comensales, quienes realmente viven la experiencia.

Los mercadólogos aseguran que este tipo de mercadotecnia rebasa las fronteras y puede llegar a diferentes nichos, alcanzando a personas que no imaginas. Claro, aunque parece sencillo, lo cierto es que sí requiere de una planeación del mensaje y de los medios necesarios para transmitirlo.

El cliente, tu mejor publicidad
En una ocasión, un grupo de expertos del Colegio de México se puso en contacto con los emprendedores, pues el proyecto llamó su atención. Uno de los investigadores conocía a un reportero de la publicación Tiempo Libre, quien entrevistó a Yuri y Edmundo.

Más tarde, la gente de The News hizo lo mismo. Por otro lado, su participación en la radio se dio de igual forma, ya que uno de sus clientes les comentó que tenía un contacto en Radio Educación. Actualmente tienen un espacio en la Hora Nacional.

Así ganaron presencia en medios. “Durante los primeros años de operación, nunca pagamos por publicidad. La fórmula es que nos especializamos en un tema que nadie más tocaba. Claro, hay estudiosos de los alimentos propios de la época prehispánica y del mestizaje; pero son expertos que difícilmente llevarían sus cocimientos a la cocina”, asegura Yuri.

Otro factor clave es que han trabajado de la mano de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Esto a través de invitaciones hechas por parte de la dependencia para hacer degustaciones de comida mexicana en otros países. Los emprendedores no cobran honorarios por dar este servicio. Más bien aprovechan los viajes para ponerse en contacto con las distintas escuelas gastronómicas que visitan y piden una cita para dar a conocer su idea.

“La actual canciller, Patricia Espinosa, nos conoció cuando era embajadora de México en Austria en 2002, y le encantó nuestro trabajo. Ella también nos ha recomendado ampliamente”, explica Edmundo. Gracias a estas actividades, los emprendedores se pueden jactar de haber dado charlas en Austria, España, Estados Unidos, Grecia, Hungría, Italia, Paraguay, Perú, República Checa y Venezuela. En muchos de estos lugares, en altas escuelas de gastronomía, obteniendo premios a nivel internacional.

La recomendación boca en boca también hizo que en 2002 el Museo Nacional de Historia se pusiera en contacto con ellos para dar una charla con degustación. En aquella ocasión, el tema fue sobre Los Sabores de la Historia de México, teniendo como marco el Castillo de Chapultepec.

2010, año para festejar
Para Yuri y Edmundo no hay algo nuevo en este año de festejos por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. Y la razón es sencilla: desde hace dos décadas han trabajado en difundir e inculcar las riquezas de la comida y la historia. Constantemente investigan más sobre ingredientes y su utilización, mismos que dan a conocer a sus clientes a través de los platillos que sirven y las pláticas que dan en sus degustaciones.

Los empresarios vieron más allá y desde 2008 empezaron a celebrar los eventos de 2010. ¿Cómo lo hicieron? Mediante la organización de ciclos de conferencias en los que tocan temas de la evolución de México en la cultura, a lo largo de los 200 años de vida independiente. Además, seis ya están acordadas con el Museo Nacional de Historia, institución con la que trabajan desde hace ocho años.

Vale la pena aclarar que no siempre son las mismas pláticas. Luego de 20 años de constantes charlas, la renovación sigue siendo regla de oro. Por ejemplo, en unos meses arrancarán con el tema “De la revolución a los electrodomésticos”. Aquí cocinarán con elementos antiguos y pondrán al descubierto cómo estos artefactos transformaron la elaboración de la comida.

“Este año lo vamos a celebrar con la conciencia del gran valor que tenemos y del peso de la cultura y la gastronomía”, sentencia Yuri de Gortari.

Herramientas efectivas y gratuitas
Pon en práctica los secretos de mercadotecnia que han llevado a la Escuela de Gastronomía Mexicana al reconocimiento internacional.

• Sé tu propio promotor. Yuri y Edmundo aprovechan toda ocasión y evento para hablar con pasión de su proyecto cultural y gastronómico.

• Reinvéntate todos los días. Para las charlas, los emprendedores incluyen temas novedosos o que estén asociados a ciertas temporadas.

• Crea una base de datos. Hoy cuentan con 8,000 contactos, que han integrado desde que iniciaron su empresa.

• Aprovecha la Web. Desde crear una página de Internet con toda la información de tu negocio hasta enviar correos para dar a conocer tu oferta y promociones.

• Busca socios, no clientes. No siempre se trata de vender, sino de crear lazos que, a largo plazo, beneficiarán a ambas partes.



www.SoyEntrepreneur.com